lunes, diciembre 6, 2021
InicioLifeStyleCómo aprovechar los viajes en transporte público

Cómo aprovechar los viajes en transporte público

Seguro que a las que vivís en pequeñas ciudades os suena a chino esto de cómo aprovechar los viajes en transporte público pero para quienes, como yo, pasan buena parte del día atravesando la ciudad de punta a punta para ir y volver de trabajar es fundamental tener un entretenimiento que los haga más llevaderos. Os dejo algunas de mis ideas.

leer

Leer

Esta es de fondo de armario. Seamos francas: a todas nos pasa, en cuanto que comenzamos a ir al trabajo en coche dejamos de leer. Si además le sumamos la maternidad, apaga y vámonos. Si te has visto en la obligación de recuperar trayectos en metro o en autobús debido a la maltrecha economía, vuelve a leer. Si, como yo, vas cual árbol de navidad con la bolsa de la comida, los zapatos de tacón, la agenda y cosas varias colgadas, cómprate un e-reader. Para mí fue una gran inversión.

estudiarEstudiar

Una de las cosas que emprendemos las mujeres para darle una giro a nuestras vidas es la vuelta a los estudios. No hace falta que volvamos a la Universidad, podemos apuntarnos a los mil y un cursos online que existen en las más variopintas especialidades o meternos a fondo con los idiomas. Cualquier cosa vale para mejorar y esas dos o tres horas al día haciendo kilómetros pueden ayudar (y mucho) a aprobar los exámenes.

ponerte-redes-sociales

Ponerte al día con las redes sociales (si la cobertura lo permite)

Que sí, que ya sé que si lo haces a primera hora te perderás lo que pase a lo largo del día, pero es que si no les reservas un hueco y, lo más importante, lo acotas te acabarás perdiendo tu vida 1.0. Llevarás algo de desfase pero tu familia te lo agradecerá (y tú no tendrás tan mala conciencia).

organizar-agendaOrganizar la agenda

Mi compañera Sara dice que el tiempo invertido en planificar nunca es tiempo perdido y yo le doy la razón. Mi consejo es que para esta tarea te reserves el camino de regreso porque una vez leí que si dejas anotadas las tareas del día siguiente es más fácil conciliar el sueño. Vaciarás la cabeza como si del pensadero de Dumbledore se tratara y a otra cosa mariposa.

contestar-correosContestar correos atrasados (y vaciar la bandeja de entrada)

¡Viva los smartphones y las tabletas porque con ellos se acabo la dependencia de la mesa y el ordenador! Ya no hay excusas para que los correos se amontonen en la bandeja a coger polvo metafóricamente hablando. Revisa tus suscripciones y las notificaciones de tus redes sociales y desactiva las que no sean imprescindibles, así tendrás lo importante de verdad a la vista y te será más fácil localizar lo pendiente de responder. Y una vez respondido a la carpeta correspondiente o al archivo definitivo (lo que viene siendo la papelera).

maquillarteMaquillarte

No toda iba a ser tan serio en esta vida. Me gusta maquillarme pero me gusta más dormir y hay días en los que los 5 minutos más se cargan mi brochazo de después. Así que si tengo mucha prisa lo que hago es darme la base de maquillaje (no uso BB ni CC Cream si lo hiciera también me la pondría en el bus o metro) y el resto en el transporte. Consejo amigo: para el eyeliner aprovechad las paradas o los atascos si queréis que salga medianamente recta y sin apuñalaros un ojo.

dormirY por supuesto DORMIR

No hay nada más gratificante que recuperar un poquito de ese sueño que te falta en el transporte público. Al principio te dará miedo pasarte de parada pero pronto irás cogiendo destreza y acabarás por llegar al nivel experto: ese que abre los ojos justo cuando llega a su parada.

¿Me dais más ideas?

Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

9 COMENTARIOS

  1. Yo escucho música! En casa no me dejan si no es algo infantil, así que aprovecho cuando voy sola por la calle para escuchar lo que a mi me gusta. Pero eso es porque voy andando y es un rato largo, si fuera en transporte público preferiría leer.

    • Esa es muy buena porque, de hecho, es compatible con casi todas las demás. Lo de escuchar música también es un fondo de armario del aprovechamiento de tiempo, ¡bien visto!

  2. Desde que vivo en Ciudad Real no uso transporte público, es una ciudad pequeña y como vivo en un pueblo cercano, cuando llego al centro aparco el coche y voy a cualquier lado andando. Cuando vivía en Madrid si que usaba el transporte público, me ponía mis cascos y me ponía a leer algún libro. Recuerdo la época que leí el de ‘Sexo en Nueva York’ y la gente me miraba rarísimo y como si fuese una pervertida o algo jajajajaja Que inocente las señoras xD

  3. Creo que menos maquillarme lo he hecho todo en el transporte público.
    En mi época de universidad, me dejaba siempre la última leída antes del examen para el metro y me cundía cantidad.
    Buenas ideas compañera!

  4. Yo hago casi una hora en bus y siempre, siempre, tengo los cascos puestos para no oír ruido ajenos. Y digo ruidos porque hay gente que no habla. ¡grita!. Entonces, si hay mucho barullo y he tenido lío en el trabajo, me miro las redes sociales y me pongo al día. Si he tenido un buen día y me apetece desconectar de este mundo, siempre voy con el libro o el ipad. ah!! por la mañana en el metro, siempre lectura. Así no me duermo y me paso de parada!! 🙂 🙂

  5. Desde que leí este post dedico un ratito a ordenar los correos.Antes me dedicaba a jugar con el móvil 🙂
    La verdad, ¡qué gustazo da ver la bandeja de entrada limpia y ordenada!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo