Las bicicletas son para la primavera ¿estás preparada?

0

Llega la primavera y hoy vengo a hablaros de usar las bicicletas en familia. Me diréis que estamos en invierno y es verdad, pero es que no nos queda nada para que termine el invierno y llegue el mejor momento del año para salir en bici.

Bicicleta en familia

No, las bicicletas son muy poco para el verano, que nos morimos de calor. Las bicicletas son para la primavera, para salir de paseo en familia, para dar una vuelta con los amigos, para empezar incluso a aprender.

¿Te montas con nosotras?

Cada vez hay más carriles bici en las grandes ciudades y tenemos que alegrarnos por ello porque sin duda, para movernos por ciudad, la bicicleta es lo más práctico, lo más barato, lo más cómodo y por supuesto lo menos contaminante.

Por eso y porque en un futuro, la almendra central de ciudades como Madrid o Barcelona será territorio de las bicis, es más que recomendable aprender a montar cuanto antes, desde pequeños.

Un regalo no, una inversión

Bicicletas en familia

Teniendo en cuenta que un buen paseo en bici un día de primavera puede ser uno de los planes familiares más apetecibles que se nos pueden ocurrir, enseñar a montar en bici a nuestros hijos es una inversión en su salud y en su bienestar.

Bicis para niños tenéis de todos los colores y diseños. Últimamente vemos mucho las bicis sin pedales o bicicletas de equilibrio que por lo que dicen los expertos son ideales para desarrollar la coordinación y el equilibrio y facilitan mucho más que los tradicionales “ruedines” el paso a la bicicleta convencional, la de verdad.

Vamos que te evitas lo de dejarte los riñones como les pasaba a nuestros padres cuando empezaba el proceso de ir quitando los ruedines de la bici del niño. Ya sólo por eso casi que merece la pena ¿qué no?

Pero después, cuando ya se pueden mover en bici, esos planes de hacer una pequeña mochila y buscar una ruta para recorrerla con amigos o en familia, son de esos que se recuerdan siempre.

bicicletas en familia

Y para eso la primavera es una opción estupenda porque aún no hace el calor que te aplasta en verano pero el sol sí que puede calentar en las horas centrales del día.

Si nos levantamos más pronto y salimos a dar pedales aprovechando precisamente esas horas más soleadas para parar a comer, a descansar y a jugar un poco y después, cuando vuelve a refrescar volvemos a subir a la bicicleta para regresar a casa dando pedales, el plan es sencillamente magnífico.

En bici, bien preparados

bicicletas en familia

Eso sí, es importante ir bien preparado para que el paseo sea agradable y no se convierta en un castigo o incluso algo peor.

Imprescindibles en la bici:

  1. Un casco, sí o sí. La caída más tonta puede darnos una sorpresa desagradable
  2. Si la ruta va a ser larga, un culotte puede ser una ayuda para evitar dolores posteriores.
  3. Líquido, como mínimo una botella de agua por persona que podemos llevar o en el porta botellas de la bici si lo tiene o en una mochila pequeña que podemos llevar a la espalda
  4. Capas de ropa que nos podamos quitar y/o poner fácilmente, siempre es mejor llevar varias capas finas que llevar pocas pero muy gruesas. Es más sencillo para poder regular la temperatura corporal.
  5. Frutas secas y frutos secos, si la ruta es breve con un picoteo de este tipo nos sirve. Si la ruta es algo más larga y vamos a parar para comer los sándwiches son un aliado perfecto.
  6. Civismo, mucho, cuanto más mejor. El monte tiene que quedar incluso más limpio cuando nos vayamos que como estaba cuando llegamos. Si saliéramos todos con esa filosofía nuestro entorno sería muchísimo más feliz y nosotros también.
  7. Batería en el móvil, sí es un detalle importante porque nunca se sabe cuándo va a ser necesaria una llamada o dónde se esconde la foto más bonita del día.

Con todos estos mimbres y sabiendo montar en bici desde pequeños ¿quién se anima a preparar una ruta para cuando llegue la primavera?