Como se valora la familia tras la maternidad

13

Naces, creces en una familia, te independizas, formas tu propia familia, y vuelves a la inicial para desarrollar la tuya. ¿Os pasa?

Nunca te vas realmente de tu familia, pero es cierto que tras convertirnos en madres ves todo con otros ojos.


Con quince años ves a tus padres como unos pesados.

familia-quinceañero

En plena edad del pavo no soportas muchas cosas. Ahora en cambio entiendes todo. Entiendes esas frases de “ay cuando tengas hijos te darás cuenta”, esas llamadas de “¿Cuándo vuelves? tenías que estar YA en casa”, y todo el repertorio, porque te das cuenta de que siempre te vas a preocupar por tus hijos tengan la edad que tengan.

Valoras más la figura de tus padres.

valorar-familia

Recuerdas los sacrificios que han hecho por ti, los esfuerzos por llevarte a las clases que tu querías, a los partidos… Esfuerzo económico, de horarios, de organización… Dejando de lado sus aficiones y tiempo libre.

Necesitas su ayuda.

familia-manos

Si, la familia es un pilar importante para formar tu familia. Te dan apoyo moral, aportan manos, tuppers, a veces si se pasan de dar consejos, pero lo hacen para ayudar.

Y de nuevo los valoras más, ahora como abuelos, por esos sacrificios que hacen por venir a echarte una mano, te traen el pan, o cuidar a tus hijos cuando trabajas o quieres ir a cenar solos con tu marido.

Vacaciones.

familia-vacaciones

Cuando viajabas con tus padres a veces de aburrías, dejaste de viajar con ellos para irte con amigos, y ahora viajas en familia de nuevo, con la tura y te das cuenta de lo que ellos necesitaban en las vacaciones: lo mismo que tú ahora, descansar un poco, no limpiar, no cocinar… Además si vas a la playa, las vacaciones ya te darás cuenta de que no son para nada como lo eran sin hijos!

Aprendes de sus errores.

familia-abuelos

Ellos te educaron como mejor supieron hacerlo, y suele ser bastante bien, así que copias las cosas que te gustaron que tus padres hacían contigo (leer, ver las estrellas, ayudarte con los deberes, animarte aunque haya ocurrido algo malo…). Y también intentas evitar otras cosas que no te gustaban, gritos, discusiones. Pero…¿quién no ha pegado un grito en algún momento? Yo lo intento evitar, pero de verdad que hay días imposibles.

Como veis mi visión de mi familia, la de origen, ha cambiado. Son un gran pilar de apoyo y un buen ejemplo a seguir.

¿También cambió tu visión de la familia tras la maternidad?

Imágenes: Bodyandsoul.com y Pixabay

Comparte
Artículo anterior¡Aprende a escucharte!
Artículo siguienteEl viajar es un placer, que nos suele suceder

Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las “Bimadres ” . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!

13 COMENTARIOS

  1. Parece que sólo queréis a los padres para que os cuiden a los niños cuando trabajais y queréis salir y os hagan la comida y así aguantais que se metan en vuestras vidas e influyan en vuestros hijos. Se puede tener hijos con los padres lejos, y puedes cuidarlos tu! No pasa nada!! A la gente que conozco que las madres o suegras no las ayudan porque quieren hacer su vida (que estan en su derecho) son unas brujas malvadas

  2. Tienes la razón, toda la razón y nada más que la razón! Es alucinante lo ciega que estaba como hija y solo ahora me doy cuenta. Con los gemelos sin la familia me habría tirado del puente en más de una ocasión. Solo tienen seis meses y ya les hablo como mi madre!! Ay ay ay, espero no verme diciendo todo su repertorio de frases 😛

  3. Sin duda entiendes las cosas de otra manera, tu punto de vista cambia y desde que eres madre eres capaz de ponerte en su piel. Para mi mi familia, la de origen y la que hemos formado con el Papá Cascarrabias, son un pilar fundamental en mi vida.

  4. Para mí, sin duda alguna, la maternidad me ha acercado a mis padres.
    Esa famosa frase “un día lo entenderás” por fin adquiere sentido. Porque es cierto que al fin entiendes muchas cosas que creías entender entonces.
    Miro a mi hija y siento amor por mi madre. No me pidas que lo razone. 🙂

  5. Mi niña tiene menos de 20 días y ya valoro mucho todas esas cosas. Desde luego la visión de la familia inicial cambia al formar la propia.
    Saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre