Consejos para elegir las gafas perfectas

Llevo utilizando gafas desde los 3 años y cada vez que tengo que renovarlas llega el dilema ¿qué gafas escojo?, ¿qué forma favorece más a mi rostro?, ¿es mejor optar por algún color vivo o algo menos llamativo? Si tienes que utilizar lentes para ver estoy segura de que me entiendes perfectamente, al final, las gafas son un complemento más pero uno que llevamos a diario y que no se suele cambiar con tanta frecuencia como un fular, un bolso o incluso unas gafas de sol

Hay dos factores que se deben tener siempre en cuenta: La forma que tiene tu cara y tus gustos, ya que estos dos marcarán principalmente la elección. Vamos a ver algunos consejos para elegir las gafas adecuadas sin volvernos locas en el intento y qué factores debemos tener en cuenta. 

Elegir gafas responsables con el medio ambiente 

Nos encontramos en un momento en el que muchas personas comienzan a replantearse la política del consumismo que reinaba hasta hace poco, por eso, también a la hora de escoger unas gafas es recomendable optar por marcas que tienen esto en cuenta como, por ejemplo, Miller and Marc

Es importante elegir unas gafas que puedan ser restauradas y no haya que cambiarlas a la primera de cambio; gafas hechas teniendo en cuenta altos estándares de calidad, que se vea que la propia marca promueve la durabilidad del producto; elígelas para que duren mucho tiempo, es decir, ten en cuenta que el diseño sea atemporal para que no sientas la necesidad de cambiarlas porque están pasadas de moda; y finalmente, confía en una marca que recicle y reutilice las gafas cuando ya no te sirvan. 

La forma de la cara 

Como comentaba, es básico tener en cuenta el tipo de cara que tenemos a la hora de seleccionar la montura de las gafas. Si se tiene una cara redonda lo ideal es optar por monturas rectangulares, si se elige una gafa redonda, el efecto visual será hacer nuestra cara más redonda aún. 

Algo similar ocurre con las personas que tienen la cara cuadrada, en este caso deben evitar las monturas cuadradas o con ángulos muy marcados y decantarse por las que tienen una forma redondeada, no es necesario que sean totalmente redondas. 

Las personas que tienen la cara alargada lo tienen complicado porque es muy fácil que las gafas les queden grandes. Para estos usuarios no importa tanto la forma de la gafa como que sea más alta y menos ancha. No tiene que ser ni excesivamente pequeña (algo que suelen buscar las personas con este tipo de cara), ni por supuesto, muy grandes. 

Más fácil lo tienen las personas con la cara ovalada, en este caso prácticamente cualquier forma de montura les queda bien. En lo que si tienen que prestar atención es en el tamaño. 

El tamaño de la nariz 

Al igual que la forma de la cara, la nariz también cobra importancia a la hora de elegir las gafas correctas. Las personas que tienen una nariz pequeña deben optar por gafas no muy grandes para que no parezca que no tienen nariz, todo lo contrario que las que la tienen grande. En este caso, una montura grande con el puente fino será la mejor manera de disimular el tamaño de la nariz. 

Los que llevamos toda la vida comprando gafas solemos tener bastante identificado el tipo de monturas que mejor nos quedan. Sin embargo, las personas que empiezan a tener problemas de presbicia y se encuentran, de repente, con que necesitan unas gafas están más perdidos. 

En estos casos es interesante buscar una promoción en lentes progresivas y, a partir de ahí, ver qué tipo de gafas les sientan y tener también algunos factores en cuenta a la hora de seleccionar el color de la montura. 

El color de las gafas 

Finalmente, para elegir el color hay que tener en cuenta el tipo de piel que se tiene, por ejemplo, para la piel morena quedan muy bien los mostazas o dorados, mientras que, para la piel clara, los tonos fríos quedan mejor. 

También influye el color de los ojos. Para los verdes los tonos dorados o violetas son ideales, los azules pueden optar por tonos tierra, verde oliva o grises y a los marrones les quedan bien los azules, verdes o granates, por ejemplo. 

El pelo es importante también a la hora de seleccionar el color de la montura. Los azules, verde oscuro o marrón chocolate pueden ser una buena elección para las personas rubias, las castañas pueden optar por colores vivos como el rojo o el lavanda y, a las personas pelirrojas les queda bien, entre otros colores, el blando y el negro. 

Si llevas poco tiempo utilizando gafas esperamos que este artículo te haya sido de ayuda. Si no, nos cuentas ¿en qué te sueles fijar a la hora de escoger la montura de tus lentes?

Maria Jardón

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.