Cinco consejos para escoger colegio para tus hijos

0

Cuando llegan estos meses cercanos a las fechas en las que hay que echar la solicitud para los colegios vemos que a los padres que se encuentran en esta tesitura les cambia la cara. Escoger colegio para los niños no es ninguna tontería: al revés, es el sitio donde van a pasar un montón de horas al día (más de las que deberían, de hecho) y es importante que nos guste la filosofía del centro, que nos resulte cómodo, etc. El susto en el cuerpo y los desvelos son perfectamente comprensibles.

En algunos casos tenemos clarísimo dónde queremos llevar a nuestros hijos, pero hay personas que no lo tienen tanto. Como por aquí ya nos hemos visto en esa tesitura, os damos unos cuantos consejos que nos sirvieron para tratar de ayudaros con el trance.consejos para escoger colegio

Ordena tus prioridades

Antes de nada, antes de ponernos a visitar colegios como pollos descabezados, deberíamos sentarnos los implicados para poner en negro sobre blanco cuáles son nuestras prioridades. Quizás las de los dos miembros de la pareja (de haberlos) son las mismas, pero lo mismo no. Hacer una lista de las cosas que nos importan no es ninguna tontería: está bien verbalizar las cosas que vamos a buscar en un colegio. Hay personas que priman que sea un colegio público, otras para quienes es importante que sigan un determinado método (colegios Montessori, Waldorf, por proyectos, que sea una escuela más o menos tradicional…), que sea un colegio grande o pequeño, o que esté cerca de casa.

Ordenar las prioridades es interesante porque lo más probable es que el colegio por el que nos decantemos no lo tenga todo ¿preferimos que esté un poco más lejos a cambio de que no tengan deberes? ¿Es fundamental la distancia? ¿Queremos a toda costa que dé/que no dé religión? Es mejor saber en abstracto cuáles son nuestras elecciones ANTES de buscar.

niños saliendo del cole

Visítalos y haz todo tipo de preguntas

La gente tiende a contar la feria como le va: dos personas pueden hablar maravillas o echar pestes del mismo sitio tranquilamente. Haz caso a lo que te digan, pero relativizándolo. Tal vez si todo el mundo opina lo mismo es que es así, pero hay muchísimas cosas que son tremendamente subjetivas.

Mi consejo es que aproveches la posibilidad de visitar el colegio (a veces es unos días muy concretos, pregunta antes de nada) para formarte tu propia opinión. Pregunta todo lo que se te ocurra sin preocuparte de lo que opinen: no es una decisión que se deba tomar a la ligera y es mejor saber a qué atenerse cuando las cosas tienen todavía remedio. No pasa nada por ser el padre preguntón. Pregunta por las cosas que te interesan; si hay deberes, cuál es la posición del colegio respecto a temas que te preocupan (si los gemelos van juntos o separados en clase, por ejemplo), cuestiones filosóficas y prácticas. Yo tengo claro que si no quieren hablar de un tema, malo. Nadie debería ofenderse por que te tomes en serio la futura educación de tus hijos. 

logistica madre llevando niños colegio

Logística

Créeme: a menudo me siento una madre taxista. La logística no es ninguna tontería. Entérate de los horarios del colegio, de las posibilidades de extraescolares, de si hay aulas para madrugadores, etc. Piénsalo respecto a tu situación actual pero también piensa en si sería factible en el caso de que cambiaras de trabajo. No te digo que planifiques tu vida en torno a esta posibilidad, pero sí los horarios de apertura del centro porsiaca.

¿Cómo es el comedor? ¿Cómo es la comida de los niños? ¿Hay autobús? ¿Cuánto me cuesta ir andando? ¿Si voy en coche tengo sitio donde aparcar o parar? Al final este tipo de cuestiones son las que acaban siendo más relevantes en tu día a día (y si no que me lo digan a mí, que me mudo ahora más cerca del colegio por lo mismo)

clase de colegio

Haz números

Está claro que un colegio público va a costar menos que uno privado o incluso en la práctica que uno concertado (la aportación voluntaria es eso, VOLUNTARIA como nos recalcan en el colegio, aunque yo la pago bien a gusto porque sé para qué se emplea y DECIDO pagarla). Aún así, escojamos lo que escojamos es más que probable que tengamos algunos gastos añadidos como son el comedor, el aula de madrugadores, las extraescolares… estos precios además pueden variar un montón, así que es mejor que no nos pille por sorpresa.

plan b

Ten un plan B

Y sí, el plan B es completamente imprescindible. Una vez que tenemos todos los colegios ordenados y hemos decidido al que queremos llevar a nuestro hijo tenemos que plantearnos qué puede pasar si no entra en esta primera opción. ¡Y hay que ser prácticos! ¿De qué nos sirve poner un colegio en segunda opción si sabemos que en los últimos diez años siempre ha ido a sorteo y la posibilidad de entrar ahí es remota salvo que lo pongamos en primera posición? Se trata de hacer una quiniela en la que podamos ganar.

Entre nuestras opciones siempre debería haber una factible: un colegio que sepamos que no se llena de primeras y que puedan asignarnos. En Zaragoza, por ejemplo, tú pones seis opciones y si no ha podido entrar en la primera comenzarán por la segunda y hacia abajo. Si ninguna de tus opciones tiene plazas te asignarán una ellos y es más que posible que no te guste. ¡¡¡Así que asegúrate que ALGO de lo que propongas sea viable!!!

Si estás en este proceso ¡ánimo! Sabemos que es algo que conlleva mucho estrés pero ¡hay que pasarlo!

Fotos: Shutterstock

Comparte
Artículo anteriorManualidades de Pascua
Artículo siguiente14 señores espectaculares más allá de la edad
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre