El sexo como ejercicio físico

0

Hoy toca ponerse seria y tomarse las cosas con un poquito más de rigor que tanto cachondeo no es bueno, hoy toca que os pongáis en serio a hacer deporte y que además practiquéis el deporte que más y mejor os hará ralentizar el paso del tiempo. Hoy hablamos de sexo y nos ponemos al tema ¡que ya toca!

sexo

No se me vengan arriba pensando en que esto lo hago porque soy una desvergonzada, nada más lejos de mi intención. Con la mente pura e inmaculada les vengo a mostrar lo necesario que es el sexo en sus vidas y más con estos calores, más allá del goce o el vicio o como quiera que ustedes le llamen el asunto del retoce entre las sábanas o donde pille…

Ya hace algún tiempo mi compañera de redacción María, con la intención más sana y generosa que puedan imaginar, vino a esta web a hablarles de que menos cremitas antiagging y más fornicio era lo que recomendaban los especialistas en gerontología para mantenernos lozanos y sanos y evitar que los años no dejen una huella más imborrable de lo que deberían.

No un polvete de vez en cuando, no… las cosas hay que hacerlas bien y tomárselas en serio.

Por lo visto la media estaba en practicarlos tres veces por semana por lo menos para que se nos ponga un cutis lustroso y una piel elástica y turgente allá donde deba serlo.

Mejor se me leen el post de María que no tiene desperdicio.

Ejercicio con este calor

sexo

Pues ahí está la cuestión, que con estos calores en los que estamos viviendo lo de echarse a correr por el asfalto tiene el mismo efecto que jugar a la ruleta rusa. La lipotimia está acechando a la vuelta de la esquina, el golpe de calor, la deshidratación, el jamacuco… no, no apetece correr por la calle.

Con el aire acondicionado puesto y buscando las horas en las que el sol nos apriete menos podemos cambiar el running por otro ejercicio cardiovascular de lo más saludable según los expertos, llamémosle el “folling” por seguir con la broma esta de nombrarlo todo en pseudoinglés.

Hablamos de una actividad física (eso es innegable) en la que según algunas investigaciones, los hombres queman en torno a las 101 calorías y nosotras cerca de las 70, hasta en esto tienen ellos más suerte aunque aquí habría que valorar cuanto tiempo y entusiasmo le aplica cada uno al asunto del deporte en pareja del que estamos hablando porque a veces las diferencias son enormes y entonces ese gasto energético puede que no sea tan real, ya me entienden.

sexo

Se trata de una actividad física entretenida, que en condiciones “normales” no tiene un impacto negativo para nuestras articulaciones, que hace trabajar el corazón (en el sentido más físico del concepto) y que activa músculos que apenas sí trabajamos en nuestra vida diaria.

Después de todas estas razones contrastadas por expertos, no me digáis que no es mucho más apetecible el “folling” que el spinning ¿qué no?

Además, como dicen las puertas de algunos poéticos urinarios: “Follad más y joder menos” algo que muchos y muchas deberían aplicarse con urgencia por el bien de la humanidad, así en general.