domingo, mayo 22, 2022
InicioMaternidad9 cosas que echas de menos cuando estes embarazada

9 cosas que echas de menos cuando estes embarazada

Si estás embarazada o lo has estado alguna vez, seguro que toda esta retahíla de cosas que echas de menos cuando estás embarazada te resultarán familiares. ¡Os cuento lo que yo más estoy echando de menos!

Dormir “bien”

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Mujer durmiendo vía Shutterstock

A ver qué ya sé que cuando te conviertes en madre lo de dormir bien pasa a un segundo plano, si dijese lo contrario mentiría. Y por eso creo firmemente que lo de no dormir bien durante el embarazo es un mero entrenamiento para prepararnos.

En el primer trimestre te duermes literalmente por las esquinas, todo te sabe a poco y vives falta de sueño. Si además no es tu primer embarazo y tu anterior hijos o hijos aún son pequeños ya ni os cuento. En el segundo trimestre normalmente remontas un poco aunque es verdad que muchas mujeres siguen teniendo muchísimo sueño también durante este periodo. Y luego, en el tercer trimestre del embarazo, llega la hecatombe. Las excursiones nocturnas al baño, el tetris de cojines para intentar estar algo más cómoda en la cama, el volumen de tu tripa que aumenta y aumenta sin parar, las “adorables” pataditas de tu peque que te despiertan en mitad de la noche… Vamos que todo se pone a tu favor para que duermas a la mil maravillas, ¿verdad? Un prueba más de la naturaleza, que es sabia, ¡os lo digo yo!

Y para ser más exactos, ¡dormir boca abajo!

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Mujer durmiendo vía Shutterstock

Y si a lo de no dormir bien le sumas que antes de quedarte embarazada tu postura favorita para dormir es boca abajo, ¡estás perdida! Esa será otra de las cosas que echas de menos cuando está embarazada. Yo, personalmente, lo echo muchísimo de menos. Todavía recuerdo a la perfección la primera noche en el hospital tras dar a luz a mi primera hija cuando por fin pude dormir en mi postura favorita. Fue un verdadero gustazo.

Comer fuera de casa sin miedo y sin pensartelo mil veces antes

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Restaurante vía Shutterstock

En la actualidad cuando te quedas embarazada te dan un buen listado de cosas que no debes de comer durante el embarazo y aunque a priori parece que esto no limita demasiado, es un poco rollo cuando decides comer o cenar fuera de casa, la verdad. De las ensaladas te olvidas literalmente. Muchos platos llevan queso y si no tienes la seguridad de que son quesos pasteurizados es mejor no comerlos. El pescado crudo tampoco puedes probarlo y, así, un suma y sigue. Total que te tiras tres horas hasta que decides que pedir. ¿A vosotras no os pasa?

Comer jamón y otras delicatessen que ahora te apetecen más que nunca

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Jamón serrano vía Shutterstock

Una de las cosas más populares es lo mucho que se echa de menos es comer jamón serrano durante el embarazo. Esta la verdad yo la suplo comprando jamón rico envasado al vacio y congelando. Me niego a pasar nueves meses sin catar algo que me encanta, la verdad. Y lo mismo estoy haciendo este embarazo con la carne roja y el salmón ahumado, por ejemplo. Porque basta que no puedas comer algo, para que te apetezca a todas horas. ¿A vosotras también os pasa?

Pintarte las uñas de los pies

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Uñas de los pies vía Shutterstock

Otras de las cosas que echas de menos cuando estás embarazada es algo tan simple como poder pintarte las uñas de los pies. Una es algo presumida y en verano le gusta lucir los pies bonitos pero ya es casi imposible que pintarme las uñas de los pies yo misma. Toca soltar dinerito si, este verano, quiero lucir mis pies más bonitos.

Depilarte sin accidentes y en condiciones

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Depilación vía Shutterstock

A mi personalmente se me ralentiza mucho el crecimiento del vello corporal durante el embarazo pero eso no quita para que tenga que depilarme con frecuencia aunque sea cada más tiempo. A las piernas con la barriga entre medias llego con dificultad, pero llego, pero ya con las inglés ni me atrevo. Total que toca volver a soltar dinerito si quieres ir estar digna. ¡No queda otra! Eso, o le encargas la misión a tu pareja. ¡Yo no me atrevo!

Mi agilidad

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Tortuga vía Shutterstock

Según vamos sumando semanas, otras de las cosas que echas de menos cuando estás embarazada es tu agilidad, por poca que tengas como yo, la pierdes casi por completo. Yo no me considero una persona especialmente ágil, lo normal vamos, pero te conviertes en tortuga lentamente y por momentos según va creciendo tu barriga. Necesitas una grúa para levantarte, diseñar una estrategia cada mañana para levantarte de la cama cual croqueta y tiempo extra y poner tus cinco sentidos para hacer determinadas cosas que antes ni pensabas cuando las hacías. ¿O no es verdad?

Mis riquísimos mojitos

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Mojito vía Shutterstock

Nunca bebo alcohol, nada, pero mis mojitos los echo mucho de menos y es que aunque está feo que yo lo diga, ¡están riquísimos! Si no me creeis mirad lo que dicen de ellos mis compis.  Es el único capricho alcohólico que me doy de vez en cuando y embarazada no hay caprichos de este tipo que valgan. Este verano toca esperar, al menos por el momento, aunque luego con la lactancia materna creo que este verano mejor me olvido de ellos…

Mantener relaciones sexuales “con normalidad”

cosas que echas de menos cuando estás embarazada
Relaciones sexuales vía Shutterstock

Ya sé que este tema es un poco tabú pero el tema de mantener relaciones sexuales estando embarazada se complica, y seriamente. No hablo de poner en práctica posturas raras o muy extravagantes pero es que la tripa molesta e incomoda y corta el rollo que da gusto, para que nos vamos a engañar.

Siempre me ha hecho mucha gracia cuando en la recta final de los embarazos todo el mundo te recomienda mantener relaciones sexuales para provocar el parto. Ni que fuera facil ponerte al lío con un tripón de cuarenta semanas. Si no se te sube el gemelo, se te monta el gluteo, o literalmente no te quedan fuerzas. ¡Vamos una verdadera odisea!

¿Te sientes identificada con algunas de estas cosas que echas de menos cuando estás embarazada? ¿Se te ocurre alguna cosa más? ¿Me ayudas a encontrar la décima? ¡Cuéntame y desahógate!

Imagen de portada: Mujer embarazada vía Shutterstock

Natalia Martín
Natalia Martín
Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión