Generación Cero: adiós al cáncer de mama

1

Generación Cero es un proyecto de GEICAM y la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), con la colaboración de Pfizer, que persigue dos objetivos claros: el primero, que el cáncer de mama sea considerado una prioridad sanitaria; el segundo, potenciar el apoyo a la investigación. Escuchar el anuncio de que caminamos hacia la primera generación sin cáncer de mama me emocionó. No pensaba que ese momento pudiera estar tan cercano por más que el marketing rosa me haga poner una sonrisa en la cara siempre que lo veo. Cuando la siguiente frase que escuché fue que avanzamos hacia la cronificación de la enfermedad me quedé estupefacta. ¿De verdad era posible aquello que nos estaban contando?

generacion-cero_bienvenidos

El proyecto fue presentado el 3 de noviembre en Madrid, con Mara Torres como maestra de ceremonias, por el doctor Agustí Barnadas, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Sant Pau y vicepresidente del Grupo GEICAM de investigación contra el cáncer de mama; la doctora Ana Lluch, jefa del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia y miembro de GEICAM; y Antonia Gimón, integrante de la Junta Directiva de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA)

Generacion-Cero_rueda-prensa

Financiación fue una de las palabras más repetidas. El cáncer de mama es una enfermedad cambiante, diferente en cada enferma (y enfermo porque, aunque pocos, también hay hombres que padecen cáncer de mama) y es por eso que los investigadores demandan de la industria un tratamiento casi personalizado. Por ello se reclama una ley de Mecenazgo en investigación que permita que esa necesaria financiación pueda provenir tanto desde el ámbito público como desde el privado. Podría parecer que con todos los movimientos que hay en la actualidad encaminados a conseguir fondos para la investigación debería haber dinero suficiente, pero no es así. En palabras del doctor Barnadas, en la actualidad, desarrollar un fármaco y probarlo puede suponer millones de euros, porque el proceso puede durar entre 8 y 10 años. Millones. Eso es mucho dinero. Al oírlos comprendí que el horizonte en el que hay que trabajar es muy vasto e incluye aspectos que probablemente jamás se nos pasen por la cabeza, tales como programas informáticos que interpreten los resultados de las pruebas médicas. Además, hay que promover el consenso entre profesionales sanitarios para identificar necesidades no cubiertas, porque se conseguirá más trabajando unidos que con la ambición personal de cada investigador

Generación-Cero_1

Escuchar a Antonia Gimón, afectada por la enfermedad, me puso la piel de gallina. Contaba que hasta hace poco ante el diagnóstico de cáncer de mama las pacientes paraban sus vidas pero que ahora empiezan a ver que pueden planificar un futuro. También que cuando ellas entran en un ensayo clínico lo hacen con la certeza de que tienen la obligación moral de presentarse porque otras lo hicieron antes por ellas. La doctora Lluch remarcaba la gran generosidad y entendimiento que requiere este gesto. Como se recoge en el vídeo de presentación de Generación Cero (que podéis ver al final de este artículo) “pensar en un mundo sin la amenaza del cáncer de mama sería el mejor regalo que le podríamos dejar a nuestras hijas”.

Generacion-Cero_gracias

Escuchar los testimonios y opiniones de los asistentes me permitió profundizar en conceptos como el marketing rosa (aquellos productos que sacan una línea rosa cuyos fondos se destinan a la investigación del cáncer de mama) o la Carrera de la Mujer y las polémicas que a raíz de ella se han suscitado. Es importante que haya transparencia en las cuentas de todos esas iniciativas pero, sobre todo, es importante que el dinero llegue. Por eso también hay que legislar y dar a conocer las necesidades, no vale con organizar un evento al año cuando hay tanto en lo que avanzar. Otro de los temas que se comentó fue el aumento de los casos de cáncer de mama descubiertos durante el embarazo, post parto o lactancia, de los que ya nos habló nuestra compañera Pilar Martínez en el día Internacional contra el cáncer de mama, y de cómo hay que avanzar en el diagnóstico precoz  también en esos casos.

Estamos ante el inicio de algo grande. Ojalá pueda contaros dentro de poco que la Generación Cero ha llegado.

Imágenes: Let B. Díaz y Generación Cero

Comparte
Artículo anteriorGrandes Retos de la Alimentación
Artículo siguienteDivorciarte cuando todavía lo amas

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre