miércoles, mayo 25, 2022
InicioMujer ActualGreta Thunberg es mi nueva heroína

Greta Thunberg es mi nueva heroína

Septiembre es un mes que tenemos relacionado directamente con el colegio, en nuestra memoria cuando éramos nosotras las que regresábamos y ahora en la actualidad de nuestros hijos que son los que empiezan esta etapa durante este mes. Por eso era inevitable que mi nueva heroína estuviera en edad de ir al colegio, de asistir a clase de aprender, como le pasa a Greta Thunberg que además de aprender se propuso enseñarnos a todos nuestra negligencia, nuestra hipocresía y nuestros errores en lo que a respeto y cuidado al planeta se refiere.

Greta nació a principios de enero en Estocolmo, Suecia, en el año 2003, en una familia muy relacionada con el mundo del arte y el espectáculo.

Su padre y el padre de su padre han sido conocidos actores entre la población sueca y su madre es una cantante que llegó a representar a su país en el festival de Eurovisión en el año 2009.

https://www.facebook.com/CNNee/photos/a.132943482643/10157602366697644/

Quizás por eso, por tener unos puntos de vistas algo distintos a los del grueso de la población, los padres de Greta apoyaron las protestas de su hija reivindicando una mayor responsabilidad por parte de todos, sobre todo de los gobiernos, en temas medio ambientales. No sé, sinceramente, como me habría tomado yo la actitud de Greta si hubiera sido hija mía pero reconozco que me alegro infinito de que ellos hayan hecho lo que han hecho para y con su hija.

Greta empezó a sorprenderse y a analizar lo que estaba pasando en el planeta desde su lógica infantil cuando tenía ocho años y tres años después, cumplidos los once, sufrió una depresión en la que dejó de hablar y de comer.

Sus padres reconocen que apoyaron primero su inquietud y su deseo de cambiar poco a poco su estilo de vida para reducir su propia huella de carbono. Después, con el devenir de los diagnósticos y los acontecimientos es cuando vieron que su activismo político le ayudaba a superar importantes problemas de salud.

¿Por qué? Por cómo se sentía al pensar en lo que hacemos, en lo que hacía su propia familia, en nuestro día a día destruyendo nuestro entorno, nuestro presente y el futuro de nuestros hijos, de su propia generación. Ni más ni menos.

La verdad es que es para caer en depresión pero no sólo una niña de once años sino media humanidad como mínimo.

Se le diagnosticó síndrome de Asperger, trastorno obsesivo compulsivo y mutismo selectivo.

Ese mutismo le impide hablar cuando está convencida de que es innecesario hacerlo. Ese mutismo lo rompió en uno de sus primeros discursos en el que exigía acciones reales para combatir el calentamiento global.

Es en 2018, cuando Greta ha cumplido los quince años, cuando decide no acudir a su escuela hasta que pasaran las elecciones generales que ese año se celebraban en Suecia. Un año en el que el país había sufrido una fuerte ola de calor y un buen número de incendios forestales.

Pasaron las elecciones y Greta, aunque estuviera ella sola, decidió mantener su protesta en la puerta del parlamento sueco cada viernes.

¿Una niña, en la calle, sentada con una pancarta, ella sola, en la puerta del parlamento sueco? Sí, ese era el panorama que tenía Greta Thunberg en 2018. Hasta que llegó diciembre, el mes en el que por primera vez fueron más de 20.000 los estudiantes que realizaron manifestaciones espontáneas en más de 270 ciudades de todo el mundo.

Si eso no es se una heroína ya me diréis que lo es.

En 2019 la respetada revista Time decidió que era “la líder de la próxima generación” y la llevó a una de sus portadas.

A partir de ahí, la historia y la protesta de Greta Thunberg es de sobra conocida, comentada, criticada y aplaudida a partes iguales. Muchas veces olvidando que a día de hoy Greta tiene 17 años, que los errores que haya podido cometer hasta ahora, si es que los ha cometido, están más que justificados.

Una adolescente de 17 años con una vida por delante que decide dejar en pausa durante un tiempo para tratar de sacudir las conciencias de adultos y gobernantes de todo el mundo, es una heroína, lo mire por donde lo mire.

Me encantaría que muchos nos contagiaramos de su espíritu reivindicativo, de su actitud rebelde con los gobernantes, de su conciencia social y medio ambiental, de su lógica aplastante porque por todo eso Greta Thunberg es mi nueva heroína y lo será durante mucho, mucho tiempo.

Me encantaría que nos diéramos cuenta de una puñetera vez que no tenemos recursos para seguir viviendo como lo estamos haciendo, que el hambre de la mitad de la población mundial sostiene la obesidad de la otra mitad, que estamos destruyendo los recursos naturales, que nos estamos cargando el plaeta, que estamos firmando nuestra sentencia de muerte y lo peor, la de nuestros hijos.

Me encantaría, por eso Greta Thunberg es mi nueva heroína y no entiendo aún como no es la vuestra.

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.