domingo, mayo 29, 2022
InicioLifeStyleHierbas aromáticas para cultivar en casa

Hierbas aromáticas para cultivar en casa

En pequeñas macetas, en un jardín vertical, en la ventana de la cocina, prácticamente cualquier sitio es perfecto para que crezcan estas plantas que requieren escasos cuidados y además de traer un olor estupendo, son portadoras de sabores deliciosos para añadir a muchos cocinados. Hoy toca dar un repaso a esas hierbas aromáticas para cultivar en casa que están esperando que nos lancemos a hacerles un hueco.

Las hierbas aromáticas para cultivar de forma casera, se llevan usando en la cocina mundial desde hace siglos y se pueden encontrar decenas de variedades en casi todos los supermercados de cualquier barrio o ciudad. Están en todos los recetarios de cocina, pero el uso que se les da en cada país es muy distinto y se nota en el paladar. Algunos cocineros las emplean con más generosidad para marcar de manera más clara el sabor de los platos, mientras que en otros platos o preparaciones se usa para dar un gusto más sutil.

La cocina asiática por ejemplo, las utiliza en abundancia, prácticamente en cualquier comida hasta conseguir unos sabores muy marcados, de hecho, a veces se emplean las hierbas aromáticas para conservar o incluso para secar determinados alimentos.

Las cocinas europeas las añaden más con la intención de aromatizar el plato, de estimular el sentido del olfato cuando se degusta esa preparación, sin anular el sabor del resto de alimentos que forman parte de la receta.

La gastronomía de América va a depender sobre todo de la forma de cocinar y de las costumbres de cada país, en ocasiones se queda por debajo de otros sabores pero en otros platos, son más predominantes.

El caso es que en mayor o menor medida son una constante en nuestras comidas así que mucha gente ya se ha planteado el por qué  no tenerlas frescas en casa todo el año. Por qué no plantarlas para poder consumirlas con todo su aroma y sus beneficios cuando más apetezca hacerlo, por qué no hacer un hueco en la ventana de la cocina para esas hierbas aromáticas para cultivar y cocinar casi cada día.

Las hierbas aromáticas para cultivar en casa no son nada complicadas de plantar y cuidar y son muy agradecidas porque en macetas proporcionan deliciosos aromas a la estancia en la que viven, muchas de ellas además son repelentes naturales frente a moscas y mosquitos y después, cuando se corta una pequeña parte para usarlas en la preparación de algún plato, el aroma y el gusto siempre se mejoran. Tenerlas vivas, frescas en casa son todo beneficios.

Cada una tiene unas necesidades específicas pero en general necesitan un sustrato universal en el que crecer, una maceta que drene perfectamente el agua que la planta no necesite y una orientación donde la luz sea una constante por eso es tan adecuado tenerlas en pequeñas macetas en algún rincón de la cocina cercano a alguna ventana o fuente de luz porque, normalmente, la cocina es uno de los sitios de la casa donde más suele abundar la luz natural.

Hierbas aromáticas para cultivar: por cual empezar

Una vez que te has decidido a buscar hierbas aromáticas para cultivar en casa tienes que localizar el sitio perfecto y el recipiente adecuado, lo mejor es empezar por las plantas aromáticas más comunes. Las que podemos encontrar en cualquier vivero o floristería y las que después van a dar más juego en preparaciones culinarias o incluso en bebidas.

De las más comunes para plantar en la cocina o en el balcón tenemos el romero, la citronela, la hierbabuena y el tomillo limón.

El romero es una de las plantas tradicionales que más se encuentran en el campo. Es una especie muy versátil en la cocina y muy fácil de cultivar en maceta. Se suele utilizar para resaltar el sabor de guisos, carnes, tortillas, pastas, pizzas o tostadas, eso sí, no hay que pasarse porque tiene un sabor muy fuerte.

La citronella es una de las plantas más buscadas por su capacidad de evitar que entren mosquitos allá donde se encuentra plantada. Lo mejor es colocarla en el alféizar de la ventana para aromatizar todo el espacio y como barrera de estos incómodos insectos.

La hierbabuena es un clásico en el mundo de las plantas aromáticas, sólo con pulverizar con agua sus hojas libera un delicioso y refrescante aroma pero además, se utiliza tanto en guisos y cocinados, como en bebidas frías y calientes. Es de las más versátiles y también de las más fáciles de cultivar.

El tomillo limón genera un olor muy agradable a su alrededor, es de las plantas que mejores y más agradables aromas proporciona y de los que más se utiliza en la preparación de numerosos platos.

Las hierbas aromáticas para cultivar sin mucho espacio ni presupuesto son plantas muy agradecidas. Teniendo luz y agua son felices y no demandan demasiada atención en sus cuidados.

Otras hierbas aromáticas para cultivar en casa también interesantes

Los aficionados a la cocina francesa se decantarán más por el cebollino, el perifollo, el estragón y el perejil, porque juntas son las llamadas “finas hierbas” tan presentes en numerosas preparaciones de la gastronomía gala.

La lavanda, la salvia o la hierba luisa, son plantas sencillas de cultivar que aportan un olor muy agradable si se pulverizan sus hojas con agua. Son un ambientador natural perfecto para tener en casa y además son acompañamientos de salsas, cocciones y bebidas, tanto frías como calientes.

El perejil es quizás una de las más conocidas por la mayoría de las personas que cocinan pero también el orégano o la albahaca son muy apreciadas por los amantes de la cocina italiana por lo que cultivarlas en una maceta en la cocina puede ser una idea deliciosa.

Cada vez son más las personas que se animan a cultivar hortalizas en su casa, algunas incluso localizan espacios cerca en los que organizar un huerto casero, hay colectivos que lo plantean como una forma de socializar distinta a la convencional y quizás, empezar por unas macetas con hierbas aromáticas puede que sea el primer paso para una nueva afición.

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión