domingo, mayo 29, 2022
InicioLifeStyle20 libros perfectos para regalar porque sí

20 libros perfectos para regalar porque sí

Y da igual el momento porque siempre es un buen momento para regalar un libro y nosotras somos de regalar libros, esto es así. Os traemos novedades editoriales que salieron al mercado desde finales del año pasado hasta hace sólo unos días y que conste que sólo os traemos algunas de las novedades editoriales, sólo las que más nos han llamado la atención porque a pesar de la crisis se siguen publicando decenas de libros cada mes.

Se publican más libros interesantes de los que nos da tiempo a leernos en una vida, hay que asumirlo, esto es así por eso nos parecen tan prácticas estas recopilaciones, la verdad.

“Querido Pablo”, de María Jaén

La protagonista de esta historia es una mujer nacida en una familia de artistas que abandonó su pasión por la música y su propio país para vivir junto a uno de los genios de la música de todos los tiempos, Pablo Casals. Sí, se trata de una novela basada en hechos reales que reconstruye una época trágica de nuestra historia y de las vidas de los personajes y que muestra como su protagonista reivindica con pasión su lugar en el mundo.

El propio Pablo Casals rompía su promesa de no volver a Cataluña mientras viviera Franco, para poder enterrar a Francesca Vidal, la mujer con la que compartió los años más duros de sus vidas. Una historia de amor de esas que tienden a removernos por dentro, seguro.

“El medallón de fuego” de Carla Montero

Vuelven los protagonistas de su primer éxito editorial en la búsqueda por Europa de una antigua reliquia. Una experta en arte, una llamada inesperada de un antiguo colaborador, un asesinato de un magnate y un tesoro, el buen rato de lectura está prácticamente garantizado con este coctel argumental.

“La otra orilla”, de Elena Moya

Ferviente viajera, aficionada al fútbol como jugadora y como espectadora, Elena alterna su trabajo como periodista financiera en el norte de Londres con la escritura de historias como esta, la de un pequeño pueblo en el delta del Ebro dividido desde la Guerra Civil española. Historias de amor que no son tales inicialmente, traiciones, rencillas antiguas, empresas que crecen mediante el esfuerzo y a pesar de la traición, pobreza, riqueza, drogadicción y la amistad que aparece en el momento más oportuno y más inesperado al mismo tiempo. Una historia de las que atrapan sin pedir permiso.

“Secretos a voces” de Chandler Baker

La autora vive con su familia en Texas donde trabaja como abogada y además es autora de cinco libros juveniles. Esta es su primera novela para adultos, un rompedor thriller feminista según la crítica norteamericana sobre lo que implica ser mujer hoy en el mundo laboral. Una historia ingeniosa y lúcida con personajes y situaciones con los que es fácil que muchas lectoras nos sintamos identificadas sin demasiado esfuerzo.

“Leningrado. La tragedia de la ciudad asediada”, de Anna Reid

Decimos muchas veces que como sociedad no aprendemos, que caemos en los mismos errores una y otra vez. Este libro viene a recordarnos que es así y que nos queda mucho por aprender. La tragedia de una ciudad asediada durante los años 1941 a 1944 que se convierte en la historia de uno de los momentos más dramáticos del siglo XX y mira que ha habido momentos entre los que elegir.

En esta ocasión, la autora narra cómo los nazis tomaron la decisión de matar de hambre a los habitantes de Leningrado, da voz a los muertos y al mismo tiempo y quizás igual de importante, aborda toda una serie de preguntas que a día de hoy siguen sin respuesta aunque inevitablemente nos llevan a otras ciudades que pueden estar sufriendo la misma crueldad fascista por parte de otros dictadores.

“Sueño de una noche de teatro”, de Mónica Gutiérrez

Es considerada por muchos como la autora de referencia en el feelgood español y las cifras de ventas y de traducciones de sus novelas confirman esta valoración. En esta historia de una excéntrica compañía de teatro barcelonesa parece que el día del estreno todo va a ir de mal en peor pero claro, el amor, la amistad y la magia tienen su papel en la función y en la propia historia.

“El cielo sobre el tejado” de Nathacha Appanah

La autora ha construido una novela llena de sensibilidad y sutileza, según los críticos de su país. Una brillante novela sobre el amor y el desamor que bucea entre asuntos cruciales en nuestra sociedad, desde los vínculos familiares que nos atan al peso de las sombras del pasado que nos pueden llegar a asfixiar. Un relato emotivo, dulce, doloroso y tierno al mismo tiempo mediante una literatura que se acerca a la poesía en sus formas y en sus ritmos, algo que la hace incluso más adictiva y que demuestra que dulzura no es sinónimo de debilidad.

“La loca”, de Cristina Fallarás

Con este libro se reinvidica la figura femenina de Juana, la hija de Isabel La Católica, a la que se le ha despreciado históricamente a través del discurso histórico y machista del patriarcado. Con este libro la autora recrea la vida de una mujer que fue reina de Castilla durante cincuenta años y al mismo tiempo, los pasaba encerrada y apartada de cualquier vestigio de poder, primero por orden de su padre y después de su propio hijo.

Cristina Fallarás desarrolla un paralelismo entre una mujer contemporánea que debe enfrentarse como mujer pero también como madre a situaciones de violencia bajo el pretexto de la locura.

“Exodus. Mi viaje poco ortodoxo a Berlín”, de Deborah Feldman

Si has visto la serie Unorthodox, conoces la historia de Deborah Feldman. Unas memorias aclamadas por la crítica y por los lectores que se adaptó a serie televisiva y sorprendió a varios millones de personas al descubrirla en la pantalla. Esta sería la segunda parte de esas desgarradoras memorias, ahora ya abandonado el fundamentalismo religioso judío en el que vivía atrapada, secuestrada, ahora en su huida ha llegado a Europa dispuesta a averiguar cómo vivió su abuela durante el Holocausto.

Se trata de una historia inspiradora de autorrealización, de una mujer que se busca a sí misma realmente y se autoexamina de una forma crítica y sincera.

“Harrow. La Novena”, de Tamsyn Muir

Finalista al Premio Hugo 2021 a la mejor novela, este es el segundo volumen de la trilogía que arrancaba con “Giodeon. La Novena”, con la que la autora ganaba en 2020 el Premio Locus. Continúa el rompecabezas, el misterio, los asesinatos, la magia y el caos. Nada es lo que parece, hay que compartir una guerra perdida de antemano para lo que Harrow tendrá que aliarse con quien menos espera y con quien menos desea.

“Las que faltaban. Una historia del mundo diferente”, de Cristina Oñoro Otero

Es triste pero es así, se trata de ver la historia del mundo desde un punto de partida muy diferente. Con el mismo rigor, la misma emoción e incluso igual de divertido pero viéndolo en clave femenina a partir de esas mujeres que estaban junto a los hombres que sí salen en los libros de historia.

La autora construye de este modo una nueva épica elegante y brillante al mismo tiempo, cargada de sentido del humor y que consigue deslegitimizar esas narraciones patriarcales sobre la humanidad cargadas de discursos misóginos. Algunas de las mujeres que recorren las páginas de este libro no son conocidas de forma individual, no tienen nombre y si embargo han sido vitales para la humanidad, basta con mencionar a uno de esos colectivos, el de las comadronas griegas, por poner sólo un pequeño pero vital ejemplo.

“Terror de estado”, de Hillary Rodham Clinton

Ha sido la primera mujer en la historia de su país en convertirse en candidata presidencial y la 67ª Secretaria de Estado. Abogada, primera dama y senadora de los Estados Unidos. Esposa, madre, abuela y autora de siete libros llega ahora a las librerías con una nueva historia llena de política, conspiraciones, peligros bélicos inminentes y ficciones que perfectamente nos pueden llevar a la historia más reciente de su país y por ende, de nuestro mundo. A veces la línea que separa la realidad de la ficción es extremadamente fina y más aún cuando alguien ha estado viviendo y modificando una realidad que afectándonos a millones de personas sólo conocen unos pocos elegidos.

“La canción del cambio”, de Amanda Gorman

Una niña entona una canción con una letra que habla de esperanza, de solidaridad, de tolerancia y también de coraje. Una canción que ella va cantando mientras camina aparentemente sin rumbo por una ciudad. Una canción que va atrayendo a los vecinos con los que se cruza que los va haciendo más valientes, más solidarios, los une, los anima a transformar su entorno, su comunidad, su mundo.

Amanda Gorman es poeta, es activista y se ha convertido en un símbolo en defensa de la igualdad, la resistencia, el optimismo y la rebeldía, lo que la ha llevado a participar en la investidura presidencia de Joe Biden y a convertirse en la Primera Poeta Juvenil Laureada Nacional de Estados Unidos.

“Malas mujeres”, de María Hesse

Se publicaba a finales del año pasado pero tristemente está de total actualidad porque aún quedan muchos pasos que dar en el camino por la igualdad real. La autora se pregunta sobre “las otras mujeres” las que hacen de mala, las madrastras, las vengativas, las femmes fatales. Busca entre figuras históricas y mujeres de ficción con su propio estilo, para hablar de luces y sombras, de amor, de amigas, de libertad, de imposiciones y de feminismo, como es lógico. Un libro cargado de humor y de inteligencia sobre esas mujeres que han sido el rostro del mal desde que la humanidad decidió caminar erguida, más o menos.

“Brujas. La locura de Europa en la Edad Moderna”, de Adela Muñoz Páez

Lo podremos llamar de muchas maneras pero realmente fue una guerra contra las mujeres toda esa caza de brujas que se produjo durante el Renacimiento, a comienzos de la Edad Moderna y que provocó que en Europa se persiguiera a centenares de miles de personas, la mayoría de ellas mujeres y de las que se asesinó a 70.000 según los datos que se tienen.

La autora es una de las más brillantes ensayistas actuales y en este libro ofrece respuestas a los comportamientos de colectivos como la Iglesia que convirtió a las mujeres en chivos expiatorios para una sociedad a la que se le educaba en la misoginia más feroz.

“Hasta el coño”, de Vanessa G. Medina

Vanessa G. Medina es la creadora del proyecto feminista “Hasta el Coño” y este es el primer libro que edita este proyecto que propone una lucha contra el patriarcado con el arma del humor. “Hasta el coño” se ha transformado con cada una de sus publicaciones en redes, en un grito reivindicativo y no sólo por las más de 130.000 seguidoras de estas publicaciones.

El libro tiene datos sobre el feminismo, reflexiones breves y espacios para que las propias lectoras puedan exorcizar sus propias reflexiones, pensamientos, sensaciones o ideas.

“¡Ay, campaneras!”, de Lidia García

Un libro para pasear por las historias que escondían esas canciones pobladas de transgresiones femeninas, que hablaban de diferencias sociales y de ansias de libertad, canciones que se escapaban del discurso oficial de la dictadura y que convivían con una cultura popular que ayudaba a respirar a unas mujeres que resistían a veces cantando esas mismas letras.

Un libro que nos cerca a los entresijos del mundo de las cupletistas que era el mismo de las costureras y las cantantes de copla como Concha Piquer, Raquel Meyer o Sara Montiel. La banda sonora de la vida de muchas de nuestras abuelas que nos descubre que por ejemplo, Charles Chaplin robó la música de un cuplé para una de sus películas más conocidas o que Friederich Nietche reconoció públicamente que “lo más fuerte” que había oído en su vida había sido una zarzuela de Federico Chueca.

“Una ofensa mortal”, de Louise Penny

La autora sigue disfrutando y haciendo disfrutar a sus lectoras con sus historias policiacas con todos los ingredientes propios del género, su punto de misterio, algún crimen en algún momento de la narración, su toque de corrupción, un poco de brutalidad donde no debería y sospechas infundadas o no sobre inocentes que quien sabe si lo son. El caso es que esta es su novela más premiada y seguro que en nuestro país tendrá el mismo éxito que la ha convertido en un fenómeno internacional.

“El mundillo literario”, de Posy Simmonds

Sus lectoras ya han dictado sentencia: es deliciosa, divertida, esclarecedora, hilarante y dibuja un mundillo con el detalle de alguien que lo conoce hasta el último milímetro. Con la primavera llegaba esta novela a las librerías en la que la autora habla con la precisión quirúrgica de un escarpelo de aquellos que hacen de la literatura su vida, de sus debilidades, sus vicios y sus grandes heroicidades por conseguir sobrevivir sin ser arrollados por los inmensos gigantes del sector.

“La historia de Aria”, de Nazanine Hozar

La revolución iraní contada por la pluma de una mujer y a partir de la historia de otra mujer, desde el momento de su propio nacimiento, su llegada a la vida. Un momento histórico narrado desde el centro del caos, desde que se produce su estallido. Distintas mujeres formarán parte de la historia de esta recién nacida en plena ebullición de la revolución, un levantamiento que nace con la intención de cambiar para siempre el destino de un país y de su población.

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión