miércoles, mayo 25, 2022
InicioOcioLos looks de los 80 que me han marcado para siempre

Los looks de los 80 que me han marcado para siempre

Hoy toca un post un tanto abuela cebolleta porque resulta que este año ya voy a cumplir 40 años, lo que significa que comencé mi adolescencia en los años 80 y eso es algo que te deja marcado para siempre (por eso se me va tanto la pinza, estoy segura).

Madonna, Michael Jackson, Europe, Duran Duran, Spandau Ballet y compañía eran los que marcaban tendencia en aquel momento y yo intentaba seguir los dictados de la moda dentro de mis limitadas posibilidades de preadolescente sin dinero.

La década de los 80 siempre será recordada por ser “la mayor horterada que jamás ha existido” y de hecho todas las personas de mi generación escondemos nuestras fotos porque morimos de vergüenza al recordar lo que la moda hizo con nuestro pelo (y con nuestra ropa y nuestros zapatos…).

Hay algunos looks que me marcaron para siempre y aunque ahora me hacen tener pesadillas, en aquel momento eran lo más in del momento:

El chándal de colores

chandal_80

Pero ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué nos hicieron esto los diseñadores de moda? Además, cuanto mayor era la mezcla de colores mucho mejor. Ahora lo miro y me duelen los ojos, pero en aquel momento esto era lo más.

¡Y ese material tan incómodo! (táctel creo que se llama) que en invierno no calentaba nada pero en verano te asabas de calor. Además, daba mucho miedo encenderse un cigarro con un chándal de estos cerca porque el material era altamente inflamable.

El Acid

Acid-80

El Acid era un circulito de colores fluorescentes con carita y estaba por todas partes: camisetas, chapas, vasos, carteras, mochilas, etc. era un agobio porque si no tenías algo con Acid no eras nadie y me costó mucho convencer a mi madre para que me comprara una chapita porque (obviamente) no entendía la gracia del monigote.

Ahora parece que se está poniendo de moda otra vez así que voy a tener que ir a buscar en el trastero de mis padres para ver si me queda alguna camiseta guardada 😉

La moda de Eva Nasarre

Moda_Eva_Nasarre

¿Recuerdas a Eva Nasarre? si tienes menos de 35 años es probable que no la conozcas pero si eres de mi quinta estoy segura de que no la has olvidado.

Ella tenía un programa en la televisión en el que hacía tablas de ejercicios para mantenernos en forma y sus maillots, sus calentadores y su lycra eran tendencia en aquella época.

Si no sabes quién es Eva Nasarre aquí tienes una muestra de su programa ¡fue todo un éxito en su época!

El pelo cardado

pelo_cardado

En los 80 el pelo cuanto más cardado y con más volumen mucho mejor. No importa que te hicieras un montón de enredos y que pareciera encrespado y sin brillo porque lo único importante era que pareciera que tenías un cabezón impresionante. Y para que durara todo el día había que usar toda la laca del mundo, pero en aquella época no importaba porque nadie sabía nada de la capa de ozono (¡cuánto daño hizo en el medio ambiente esta costumbre!).

Las hombreras

Moda_años80

En los 80 todo se llevaba grande: los pelos, los zapatos y los hombros. Lo más guay era tener unos hombros gigantes que hicieran parecer que todos teníamos cuerpo de triángulo, así que todas las chaquetas llevaban hombreras incorporadas.

Y si la ropa que tenías no era “tan moderna” no pasaba nada porque todas las teenagers de la época teníamos unas hombreras con velcro de quita y pon, que eran incomodísimas por cierto, pero que te hacían estar a la moda, que era lo realmente importante.

¿Qué te parece la moda de los 80? tú lo viviste o te libraste de la época hortera por excelencia?

Fotografías: El comercio, Yo fui a EGB,

Pilar Martínez
Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

10 COMENTARIOS

  1. El otro día mi madre me saco una bolsa con varios “maillots ” tipo Eva Nasarre de mis primeros año como Monitora de danza… Uyyyyy!!

  2. Juas juas! A mi me pillo.de.chiquitina y los chandals de colorines y vaqueros con c al entadores…(vaqueros.con calentadores !!!! A. Quien se le ocurren!) Pues eso q en una niña no q daba tan extravagante jejej.

  3. Yo también viví eso… qué horror las hombreras y sí, las de velcro eran horribles porque se iban soltando, si ibas con manga corta se te salían por la manga!
    A los cardados no llegué y los chándal de tactel los odié ya entonces, tenía uno que me ponía cuando era imprescindible y era colorido pero discreto para lo que se veía por ahí. Pero de ahí me viene mi nula afición (llámalo reticencia, llámalo negativa innegociable) de vestir con ropa deportiva si no es para hacer deporte…

    • Yo tampoco sufrí el pelo cardado porque me pilló pequeña…pero el chándal de táctel ¡madre mía! ¡qué cosa más hortera!! tuve dos o tres a cual de todos más feo jajaja
      y las hombreras por supuesto que las llevé…
      No enseño mis fotos porque muero de vergüenza XD

  4. JAJAJ, el velcro de las hombreras que se despegaba siempre!! yo me las acababa enchanchado con el tirante del sujetadar jajajaj

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión