Los peores y los mejores: libros leídos en 2019

0

Sí, después de las series y las películas teníamos que hablaros de nuestros libros, esos que nos acompañaron en 2019 con menor o mayor fortuna que seguro que de todo tuvimos en nuestra redacción.

Lo mejor de lo que hemos leído este año pasado y lo peor os lo contamos aquí mismo, por si andáis buscando lectura que echaros a los ojos estos días y aún no os habéis decidido.

Eso sí, estos son nuestros gustos, personales y subjetivos que pueden coincidir con los vuestros o lo mismo ni se aproximan.

Los de Sara

Ya con motivo del Día del Libro os recomendé uno de los libros que más me gustaron de este pasado año 2019 y creo que sigue estando en mi top: se trata de Una Educación de Tara Westover. Como no quiero repetirme he querido elegir un libro que partió de una serie de hilos en Twitter de Cristina Doménech y que seguí antes de ser publicado por la editorial Plan B. Se trata de Señoras que se empotraron hace mucho y es un libro maravilloso sobre lesbianas victorianas que existieron de verdad. Sus historias son fantásticas y está todo documentado. Os lo recomiendo fuerte.

En el lado contrario, Alegría, de Manuel Vilas. Lo cogí con ganas, pero me pareció un tormento aburridísimo. Como pro, Manuel Vilas escribe muy bien y parece un señor interesante de conocer porque efectivamente tiene muchas cosas que contar. Pero este libro es deprimente hasta la náusea y fui incapaz de encontrarle la alegría en ningún sitio.

Los de Pilar

Durante toooooodo el año pasado me ha acompañado el «Manual para señoras de la limpieza» de Lucía Berlín y no hay manera de que lo termine. De hecho estoy escribiendo esto y aún me falta terminar las que espero sean las últimas páginas de este libro que se me ha hecho bola casi desde el minuto uno.

libros

He aprendido a dejar los libros a medias si no me entraban por el ojo en un punto razonable y no sufrir de cargo de conciencia por ello pero este he decidido que me lo termino por lo mucho y lo bien que me han hablado de él personas a las que respeto y con un criterio en el que confío, pero no hay manera.

Por otro lado y gracias a los hados, han sido varios los libros que me han dejado con muy buen sabor de boca este año. He disfrutado como una niña con Un océano al final del camino, de Neil Gaiman , he viajado a la Inglaterra de los años veinte con Margaret Powell y recorrido el Japón feudal con David B. Gil. La novela negra la he disfrutado como siempre con Lorenzo Silva, la más «buenrollista» me la ha descubierto Mónica Gutiérrez Armero y una parte de la historia de España la he conocido con Ildefonso Falcones. La verdad es que ha sido un año lleno de bueno libros.

Los de María

La verdad es que este año no he leído demasiado, bueno, demasiada novela más bien, porque libros de organización tipo La Magia del Orden o 21 días para tener tu casa en orden si que he leído unos cuantos.

Pero si tengo que seleccionar alguno, entre mis favoritos sigue estando Lucinda Riley con su saga Las Siete Hermanas. Este año he leído la quinta entrega La hermana Luna y me ha gustado mucho, además, gran parte de la historia se desarrolla en España, en Granada concretamente lo que lo hace más cercano.

En cuanto al que menos me ha gustado es un poco más complicado, pero me decanto por El Baile de las luciérnagas. En realidad, es un libro genial, lo cogí con muchas ganas y me enganchó mucho, pero de repente dio un giro dramático que no era lo que más me apetecía leer y lo dejé, así que no puedo decir que sea malo, de hecho, si no te importa leer dramas te lo recomendaría porque está muy bien escrito.