lunes, junio 27, 2022
InicioLifeStyleNintendo Labo: donde los juguetes de cartón toman vida

Nintendo Labo: donde los juguetes de cartón toman vida

 LaLos juguetes de cartón también pueden tener vida. Cuando me hablaron de ello pensé que todo sería marketing. Otros que tiran de exageración, pensé. Pero Nintendo Labo me dejó completamente sorprendida. Por no hablar de lo bien que nos lo pasamos jugando con sus nuevas propuestas.

Nintendo Labo 9

Sinceramente la nueva Nintendo Labo para Nintendo Switch nos gustó tanto que incluso ha cambiado los planes que teníamos en nuestra lista de deseos. Queremos jubilar nuestra vieja Nintendo Wii y pedir a los Reyes Magos una Switch con la que seguir pasando divertidas tardes en familia y con amigos. Pero la espera se está haciendo difícil. La peque está tan emocionada desde que le dejaron probar sus juegos que no hay día que no repita que la quiere conseguir inmediatamente.

¿Qué hay de magia en Nintendo Labo?

Nintendo Labo 4

Lo que propone Nintendo con Labo es crear tus propios juguetes a través de las plantillas que vienen en los packs o, incluso, que puedas inventarlos tú mismo. Todo un sueño hecho realidad porque, ¿cuántas veces has visto a tus hijos disfrutar con una simple caja? Ahora la experiencia que ellos imaginan cuando convierten un embalaje en un coche de carreras o una casa se puede hacer realidad.

El primer paso es construir tus juguetes siguiendo los troqueles que vienen. Es importante que una vez hechos no tires porque con ellos podrás hacer tantos juguetes como quieras y repetirlos una y otra vez.

Nintendo Labo 2

Labo ha salido al mercado con dos packs distintos. Con Toy-Con 01 tienes la posibilidad de crear cinco juguetes diferentes: un antenauta, una casita, la caña de pescar, un piano y una moto. Los troqueles lo ponen todo bastante sencillo. Para que te hagas una idea nosotros lo probamos con niños de 9 años y construyeron el antenauta en unos minutos, Más trabajo (tendrás que dedicarle varias horas) lleva el pack Toy-Con 02, un robot que te permitirá entrar dentro de un videojuego y destruir toda una ciudad (estupendo para cuando has tenido un mal día en el trabajo).

Paso dos: personalizar y jugar

Nintendo Labo 6

Ya tenemos los juguetes y el siguiente paso es personalizarlos como quieras. Pinta con lápices, rotuladores, acuarelas, pon divertidas pegatinas… Creatividad al poder. Y cuando acabas ¡a disfrutar del juego!

Si quieres empezar por el más sencillo prueba el antenauta, un pequeño robot fácil de construir que puedes manejar con tu mando e incluso con los ojos cerrados porque dispone de sensores que permiten guiarlo en la oscuridad. Nosotras probamos a encontrar un objeto bajo una gran caja de cartón y el resultado fue muy divertido. También puedes competir con otros robots en carreras o luchar para ver quién es el más fuerte.

Nintendo Labo 1

En la casita, el dedicado a los más pequeños, puedes jugar con diferentes opciones y personajes que aparecen en tu Nintendo Switch. La caña (es idem, no te lo puedes perder) tienes un divertido juego de pesca donde hay que demostrar tu habilidad y conseguir que pique el pez más grande. El piano es un juego donde la magia se muestra en todo su esplendor. Te invita a crear tus propias partituras y, para ser aún más original y disfrutar de más posibilidades, puedes personalizar los sonidos con sus diferentes accesorios. Por último en el Toy-Con 01 también cuentas con una moto. No te asustes, no tienes que construirla al completo, con el manillar es suficiente. Tómalo y prepárate para competir en los mejores circuitos de dos ruedas. La sensación nada tiene que ver con otros juegos de carreras porque el hecho de conducir tú mismo hace mucho más real la experiencia.

Conviértete en robot

Nintendo Labo 7

Sí, no pienses que se trata de una exageración. Toy-Con 02 está compuesto por una mochila de cartón que te convierte en un robot. Llevarlo puesto no te merma los movimientos porque es ligero, recuerda que solo es cartón y un sistema de cuerdecitas. Este, por su complejidad a la hora de reproducir tus movimientos es el que más te puede costar crear. Aquí, aún más que en el resto, es importante seguir las instrucciones al pie de la letra y no adelantar pasos o tratar de hacerlo por nuestra cuenta. Si sigues las instrucciones, tal y como te indican, te aseguras que tu creación funcionará perfectamente.

Una vez listo ponte la mochila y une las pulseras a manos y pies para que reproduzca tus movimientos. Todo listo para meterse (literalmente) en un videojuego en el que como objetivo tenes la destrucción de la ciudad. Para conseguirlo lanza puñetazos, dispara láser, cambia de dirección y, con el dominio de la partida, podrás convertirte en coche e incluso volar.

Más que un juguete

Nintendo Labo 5

Con Nintendo Labo los niños (y los no tan niños) no solo se divertirán jugando. Además, tiene un componente muy importante en la educación de los peques y es que les permite de un modo muy sencillo empezar a programar sus propios juguetes. Hasta a mi me pareció fácil hacerlo. El sistema de programación se realiza a través de conectores de entrada y salida a los que se les dan órdenes para que actúen de cierta forma cuando manejas el mando de tu Nintendo Switch.

Millones de posibilidades para los futuro inventores que tenéis en casa. Es tan sencillo como que, si se cansan de sus juguetes habituales, creen su propia experiencia de juego.

Nosotros solo podemos decir que somos fans de Nintendo Labo porque les hace crear, jugar y aprender de la forma más divertida.

Imágenes: Nintendo Labo

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.