Objetivo: dejar de ser una pathetic runner

24

corredora

Desde hace un un año o dos tengo como objetivo dejar de ser una pathetic runner. He tenido temporadas en las que he conseguido mejorar mi forma física y coger una rutina para correr, pero la verdad es que me dura poco tiempo.

Lo tengo algo complicado porque cuando iba al colegio y hacía educación física, normalmente aprobaba con nota cualquier disciplina deportiva excepto las carreras de fondo.

Si me decían que corriendo 30 minutos tenía un cinco pelao y corriendo 32 minutos iba a conseguir un 6, yo corría 29 minutos y medio y luchaba por escaquearme de los 30 segundos restantes y aprobar justito.

Yo soy más de potencia en velocidad y elasticidad. El fondo físico no es lo mío.

Sin embargo, a pesar de mis dificultades para aguantar sin ahogarme, pienso que salir a correr es el deporte perfecto para mí porque:

  • No tengo que ir al gimnasio
  • En total pierdo menos de una hora (en comparación con el gimnasio que siempre tardo más)
  • Puedo salir en cualquier sitio (si me voy de viaje también puedo hacerlo)
  • No necesito tener un horario fijo. Si tengo media hora, puedo salir a correr
  • Es un deporte que puedo practicar con mis hijas y a ellas les encanta (ahora son ellas las que me lo piden)
  • Está de moda lo que significa que hay dos pasillos enteros en el Decathlon con material ¡dos pasillos!
  • Es un deporte perfecto para mejorar tu capacidad pulmonar, tus huesos y tu circulación (y de paso adelgazar)

Y además reconozco que aunque sufro cantidad, cuando termino de correr me siento genial.

Y es una cosa que me da rabia porque cuando consigo por fin coger una rutina y salir a correr con regularidad veo que avanzo muy rápido, me siento mucho mejor y tengo más ganas de seguir corriendo.

Así que he decidido que esta primavera voy a conseguir pasar de aquí:

Corredor_cansado

A aquí:

corredora_ok

¿Qué voy a hacer para conseguirlo?

La teoría la tengo bastante clara. Cada vez que consigo dejar de sentirme como un pato mareado es porque he seguido estos pasos que te voy a contar.

Comprometerme conmigo misma

Si no me comprometo conmigo misma no lo voy a conseguir, eso lo tengo clarísimo.

Así que este post me sirve como compromiso público conmigo y con todos los que lo estén leyendo 😉

Tener mi música lista

Me ha pasado varias veces que salgo a correr y me dejo el móvil, o los auriculares no funcionan bien…o lo que es peor, mis canciones de correr están mezcladas con audio-chistes de los que me mandan mis primos por el wasap.

Ya se que los puristas dicen que lo mejor es correr en silencio, escuchando tu respiración y tus pies golpeando el suelo…pero lo siento mucho, a mi no me motiva nada.

Yo sin mi música no aguanto ni cinco minutos corriendo.

Yo necesito música fuertecilla además, que me de fuerza en los momentos difíciles.

¿Mis imprescindibles? Linkin Park, Metallica, System of a down, Queen y Pink.

Apuntarme a carreras populares

Casi todos los domingos hay alguna carrera popular en la que se puede participar y no hace falta tener mucho nivel para hacerlo. Es la suerte de que el running esté de moda, que todo el mundo se apunta al carro.

En las carreras hay de todo, corredores principiantes y con mucha experiencia.

Lo que importa no es ganar, sino pasar un buen rato y terminar la carrera.

Apuntarse a una carrera te obliga a tomarte más en serio los entrenamientos.

Implicar a mis hijas

Lo tengo comprobado. Cuando meto a mis hijas en el ajo, todos estamos mucho más motivados para salir a correr.

Además, es mucho más fácil para mi organizarme para salir con ellas, que tener que buscar a alguien que se quede con mis hijas para que yo pueda salir sola.

Cuando sales con tus hijos no puedes correr muchas distancias, ni tampoco ir muy rápido, pero el pasar un rato juntos y pasarlo bien, compensa todo.

Superar el primer mes

El primer mes siempre es el peor.

  • Estás fatal de forma y te entran ganas de llorar cada vez que sales a correr
  • Como no estás acostumbrado a reservar un rato para correr siempre surge algo que te empuja a postponerlo
  • La pereza es horrible

Pero si superas el primer mes empiezas a ver cómo mejoras, te apetece salir a correr y cada vez te sientes mejor.

¿Y después qué?

Pues intentaré mantener mi motivación en lo más alto para no volver a dejarlo otra vez y conseguir de una vez por todas dejar de ser una pathetic runner.

¿Crees que lo conseguiré?
Comparte
Artículo anteriorOscars 2015 o la somnolencia
Artículo siguienteUrban Biker. ¿Una moda o una necesidad?

Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna.
Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de “otras cosas” que también me interesan ;)

24 COMENTARIOS

  1. Yo también me he propuesto empezar a correr pero de momento no he salido ni un día…me apunto los pasos que dices a ver si con eso me voy animando, voy a empezar por la música jejeje. ya te contaré si lo consigo 😉

  2. Me pillas que acabo de llegar de una carrerita… Y mientras te leía iba asintiendo con la cabeza, jajaja…
    El primer mes es el peor, sí, pero lo peor es echarle ganas y que virus propios y ajenos te impidan salir… Así he estado yo dos meses. Lo bueno es que he vuelto a cogerlo con ganas.
    Y es cierto lo que dices, que cuesta mucho (yo a los 5 minutos ya estoy pensando en darme la vuelta), pero al final recompensa.
    ¡Y yo también lo prefiero al gimnasio! Más barato, más flexible y, para mí, mucho mejor porque voy yo sola y nadie me ve más de 3 segundos hacer el pato mareado, jajajaja…
    Besotes

    • Totalmente de acuerdo Arusca!
      aunque vaya haciendo el cuadro por la calle, al menos sólo me pueden ver durante unos minutos no durante una hora de clase de body combat 😉

      Es cierto que en invierno los virus a veces fastidian todos los planes, pero vale la pena hacer un esfuercito ¿no??

      Bueno!!! a ver si para el verano ya somos unas corredoras natas!
      Un besazo!

  3. La verdad es que a veces cuesta hacer determinadas cosas, a mi no me gusta correr, pero lo hago, y por que??? pues porque no necesito un gimnasio, y lo adapto a mis horarios, que siendo madre trabajadora como otras tantas parece que una no llega nunca a tener tiempo para nada.

    Así que mientras mi señor esposo está frito como un oso en la cama, y mi hijo ronca como una morsa, a las 6 de la mañana me levantó a pegarme una carrerita, pero como he estado un par de meses floja he vuelto ahora a retomarlas con sudor y lágrimas jaja

  4. Me he sentido tan identificada, que ahora mismo comparto el post.
    Yo tengo más de un año siendo una pathetic runner jaja! Por razones muy parecidas, pero este año me he propuesto correr de verdad y pasar, como tú dices, de una foto a la otra, así que me apunto.
    Un abrazo desde el otro lado del charco!

    • Hola Mirtha,
      a mi lo que más me cuesta es incorporar el running a mi vida normal, al menos al principio.
      Una vez ya tienes la rutina, todo cuesta mucho menos.
      Genial que te animes conmigo!!! en grupo todo es mejor!
      Un besazo

  5. A mí me encanta salir a correr. Intento seguir yendo al gimnasio, pero para hacerlo le robo el tiempo a mi hora de comer, así que ahora, como tengo el gimnasio al lado del trabajo, lo utilizo algún día como vestuario y salgo a correr. No hago mucho, 30 minutos por ahora, pero me sienta estupendamente. Os animo y os apoyo, yo saldré con vosotras una vez a la semana, y en cuanto haga bueno, Whisky (mi perro) nos acompañará algún fin de semana.

    • Ohhhh me encantaría tener perro para poder salir con él!!
      Pero creo que mi gato no me acompañaría en mis carreritas jaja

      Muy buena idea esa de usar el gimnasio de vestuario. Yo conozco gente que se apunta a esos gimnasios low cost y hace lo mismo, así por 20 euros al mes, pueden ducharse y cambiarse después de correr y seguir trabajando.

      Un besazo y a correr!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre