jueves, mayo 19, 2022
InicioLifeStyleCómo conseguir tu propósito de Año Nuevo y ser más organizada

Cómo conseguir tu propósito de Año Nuevo y ser más organizada

Acabamos de estrenar año y como siempre, somos muchas las que nos ponemos propósitos para tratar de mejorar en esas áreas de nuestra vida en las que sentimos que cojeamos. Algunas optan por cuidar la salud y se ponen propósitos como dejar de fumar, hacer deporte de manera constante o comer de manera más saludable; otras apuestan por propósitos como dedicar más tiempo a su familia, leer más o tener más tiempo para uno mismo; y finalmente, también son muchas las que se marcan como objetivo ser más organizadas, ya sea en la parte personal o en la laboral.

Si este es tu caso y, te has propuesto esto en más de una ocasión pero no lo consigues, aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán a cumplir tu propósito de año nuevo y ser más organizada.

Cómo conseguir tus propósitos de Año nuevo

  • Lo primero que debes hacer es ponerte un propósito realista y concreto, cuanto más lo especifiques mejor. Una cosa es decir “voy a ser más organizada” y otra “voy a tener mi casa ordenada”, “voy a poner mi trabajo al día”, “Voy a dejar todo preparado para el día siguiente”… cómo podéis ver no es lo mismo y, con la segunda opción es mucho más fácil centrarte en tu objetivo y no perderte por las ramas.
  • Escríbelos: esto es básico para conseguirlo, si lo tienes escrito y lo ves, es mucho más fácil que lo visualices, que te comprometas con ello y por lo tanto, que lo lleves a cabo.
  • Busca aliados: es mucho más fácil conseguir una meta si animas a alguien a que la consiga contigo. En el caso de la organización, el aliado perfecto será tu pareja o incluso tus hijos. Una buena idea es contarles a todos que sois un equipo y que tenéis que conseguir tener la casa más organizada, después, entre todos comentar los puntos que tenéis que llevar a cabo para conseguirlo.
  • Mide los logros en corto plazo: aunque tu propósito sea ser más organizada durante todo el año, es bueno que vayas midiendo los logros que consigues si no cada día, sí cada semana y felicitarte por ello. Este simple hecho te impulsará a seguir esforzándote y te dará ánimos.
  • Ten claros los beneficios que conseguirás si logras llevar a cabo tu objetivo. Es importante que los visualices y los tengas siempre presentes, esto te ayudará mucho en los momentos en los que más te cueste realizar lo necesario para seguir avanzando hacia el resultado deseado.

Consejos para ser más organizada

Una vez que hemos visto la manera de conseguir llevar a cabo tus propósitos de año nuevo, vamos a centrarnos en algunos consejos para lograr ser más organizada.

desorden

1.Reduce antes de ordenar

Esto es algo que se ha puesto muy de moda desde que se dio a conocer el método Konmarie, sin embargo, es de una lógica aplastante. Si tienes un armario abarrotado, por mucho que lo organices seguirá estando igual, lo lógico es que quites cosas para que puedas meter lo que realmente necesites y verlo todo. Coge los libros, la ropa, los utensilios de cocina, etc. que no utilices y deshazte de ellos, cuantas menos cosas tengas, más fácil te resultará ordenarlas y, lo que es más importante: mantenerlas así.

2. Haz una lista de tareas

Tener las cosas apuntadas te ayudará a hacerlas. Puede escribirlas en una aplicación, en tu agenda o donde quieras, pero escríbelo. Además, es importante que te marques 2 o 3 para hacer cada día, de esta manera irás avanzando casi sin darte cuenta y cogiendo una rutina.

3. Ten un cajón de sastre

Si todo tiene su sitio no cuesta nada colocarlo diariamente pero seamos realistas, es complicado que todo lo tenga. Por eso, es importante tener un cajón o un armario donde poder meter todo lo que no sepas dónde meter cada día para mantener la casa en orden. Eso sí, es imprescindible que una vez la semana ese armario se recoja y se coloque todo lo que hay dentro, si no, pronto se quedará pequeño y dejará de cumplir ru objetivo.

Esto mismo es bueno hacerlo con las cartas o papeles del día a día, tener una bandeja de entrada o algo donde dejarlas y una vez a la semana, gestionarlas.

4. Hazlo en el momento

Si quieres ser organizada lo último que tienes que hacer es procrastinar. Si en el momento que te quitas la ropa la llevas a lavar o la colocas en su sitio tardas un minuto, si la dejas sobre una silla pensando “mañana la coloco” se irá haciendo una montaña y cuando te pongas a colocarla tardarás como mínimo un cuarto de hora.

Lo mismo ocurre con los platos, cuesta mucho menos limpiarlos en el momento que si los dejas en el fregadero y se seca la comida. Si quieres ser organizada, hacer las cosas en el momento será tu mejor opción.

5. Establece rutinas diarias

Establece una rutina por las mañanas, otra cuando acabas de comer, o en esos momentos que hagas a diario e impliquen organización. Quizá una de las más importantes es la rutina nocturna, es decir, cómo dejar todo preparado para el día siguiente. Deja la ropa preparada, la mesa del desayuno puesta, la merienda de los niños lista… todo lo que puedas adelantar será de gran ayuda cuando te levantes medio dormida. Te ayudará a empezar el día mucho más relajada y, por lo tanto, de mejor humor.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a ser un poco más organizada y una vez vayas consiguiendo esto, tener en orden tu casa y tu vida será solo cuestión de tiempo. Si este es uno de tus propósitos para 2020 te animo a que lo cojas con ganas, estoy segura de que lo conseguirás.

Maria Jardón
Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo