Tu también puedes dejar de fumar

5

Que sí, que no me lo estoy inventando, que yo también pensaba que nunca podría dejarlo pero no lo dudes tú también puedes dejar de fumar. Si eres fumadora y quieres dejarlo, probablemente estarás leyendo esto y pensando que te voy a dar la clave para que conseguir acabar con ese hábito tan dañino sea algo sencillo, pues lo siento pero no es así. No tengo ninguna fórmula mágica ni pócima secreta, la única clave para dejarlo eres TÚ MISMA.

Fui fumadora durante más de 10 años, quizás pienses que no es mucho, pero te aseguro que estaba muy enganchada. Fumaba como mínimo una cajetilla al día y las noches que salía de fiesta esta cantidad prácticamente se doblaba.

Al poco tiempo de empezar a fumar (como todas empecé haciendo el tonto con amigas) tenía claro que no era algo bueno y que tendría que dejarlo. Lo intente muchas veces, todos los años era uno de mis propósitos de año nuevo (junto con adelgazar, hacer deporte… ) y el resultado siempre era el mismo, no duraba ni una semana…

dejar de fumar

Probé varias técnicas: con chicles (sólo conseguí inflarme como una pelota), diciéndoselo a todo el mundo de mi alrededor para que me diera vergüenza recaer y fumar delante de ellos (me di cuenta de que no me importaba tanto lo que pensaran los demás y que fumar me gustaba demasiado), me leí el libro de “Es fácil dejar de fumar, si sabes como” (el libro me caló bastante pero tampoco lo conseguí con él). Y nada de lo que probaba daba resultado.

Es irónico porque al final lo logré de la manera más sencilla, casi sin proponérmelo y es que sinceramente, no creo que fuera mérito mío sino que era el momento perfecto.

¿Cómo conseguí dejar de fumar?

Como ya he dicho a cada uno le funciona una cosa, pero voy a contarte mi experiencia por si te sirve de ayuda.

Como todos los años me propuse dejar de fumar con la llegada del año nuevo y, como siempre, me lo tomé a broma así que el 1 de enero encendí tan contenta un cigarro. La diferencia ese año fue que empezaba la normativa que prohibía fumar en los lugares de trabajo (donde yo fumaba bastante) y me daba bastante pereza salir a la calle en pleno invierno madrileño a fumar. Quizá eso hizo que a pesar de que seguí fumando sin problema, la idea de dejarlo no se me iba de la cabeza.

dejar de fumar2

El 14 de enero volvía a casa con mi chico, asqueada de todo lo que había fumado y vi que me quedaban dos cigarros. A pesar de que a ninguno nos apetecía nada, le propuse que nos los fumáramos y así al día siguiente no tendríamos un cigarro cuando nos apeteciera. Él que siempre ha sido gorrón fumador social no daba un duro por mi y por eso aceptó el reto.

Al día siguiente pensé “Sé que voy a volver a fumar, pero a ver si aguanto un día”; a la semana “Sé que voy a volver a fumar pero, a ver si aguanto dos semanas”… y así llevo ya más de 9 años y medio.

No digo que esto te vaya a funcionar a ti, pero en mi caso ha sido básico el pensar que algún día volveré a fumar. En un principio lo necesitaba para animarme a ver cuanto aguantaba pero sin tener la aprensión de “oh, no voy a volver a fumar NUNCA”. Ahora, sigo pensando que volveré a fumar pero, no porque lo necesite, si no porque he visto a mucha gente que ha vuelto a caer después de muchísimos años y no quiero confiarme.

En resumen, lo único importante para conseguir dejar de fumar es que sea tu momento y estar totalmente motivada. El método es lo de menos, conozco gente que lo ha dejado con chicles, otros gracias al libro, otros a la hipnosis…a cada uno le funciona una cosa, pero tienes que creértelo y no derrumbarte si vuelves a caer. Que no lo hayas conseguido otras veces no quiere decir que no lo vayas a conseguir ahora.

¿Has conseguido dejarlo?, ¿Te lo has propuesto alguna vez? Anímate a contarnos tu experiencia, puede que ayudes a alguien con ella para lograrlo.

Fotografia: Pixabay

Comparte
Artículo anteriorLos maromos que me han descubierto este verano
Artículo siguienteLa teta de Julieta

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

5 COMENTARIOS

  1. Hola María!!!
    Gracias por contarnos tu historia…yo, dentro de una hora habré cumplido 10 días sin fumar!!! (Eso sí en esta hora no caigo, porque la mente es traicionera), en estos días he tenido bastante fuerza de voluntad, pero el tercer día, me encontraba genial, y en cuestión de 5 minutos mi mente había dado tal vuelta a la tortilla, que fumar no me parecía tan malo, y que ya lo intentaría más adelante…me duró como diez minutos ese cambio, por suerte, mi cabeza dio la vuelta de nuevo y me encontraba genial por no haber caído. Desde entonces me meto atracones de Doritos, kilos, frutos…espetec (se podría decir que me lo fumo enterito casi)… Y me lavo los dientes frecuentemente, porque la sensación de la boca fresquita, me quita bastante las ganas de fumar.
    Enhorabuena María por haberlo conseguido. Ahora lo voy a intentar yo. Puedo decir que en estos diez días me he encontrado mejor físicamente, y eso me anima.
    Me encantaría ser fumadora social, admiro a los que lo son, porque hay una frase perfecta que lo define:
    “Fumar es un placer, no lo conviertas en un vicio”.

  2. Dentro de dos meses más o menos hará 10 años que deje de fumar, después de 15 años haciéndolo. Como fue? Un día dije no fumo más y hasta hoy. Al principio lo pasé mal, porque realmente no quería dejarlo, comía chupachups, engordé 5 kg que no he conseguido quitarme y aquí estoy. Cuando estoy muy estresada sueño que fumo, y alguna vez me he planteado volver, pero solo pensar en lo que cuesta el tabaco ahora, se me quitan las ganas

    • Enhorabuena María! 10 años es muchísimo! Dicen que el que ha sido fumador lo será para toda la vida, pero como tu dices, lo que cuestan las cajetillas ahora, los kilos que hemos ganado (que merezcan la pena…) y lo orgullosas que nos sentimos de haberlo dejado nos dificultarán un poco el volver ¿no?
      Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotras

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre