miércoles, junio 29, 2022
InicioLifeStyleLa rutina facial que previene el envejecimiento prematuro de tu piel

La rutina facial que previene el envejecimiento prematuro de tu piel

Que el tiempo pasa inexorablemente es una evidencia y que deja huella también, lo malo es cuando el tiempo no ha pasado o al menos no tanto y las huellas en la piel muestran un envejecimiento no justificado, un envejecimiento prematuro. De eso quería yo hablaros hoy aquí, en este post de una rutina facial sencilla y eficaz para evitar el envejecimiento prematuro de la piel precisamente. Una rutina que se centra en reforzar la red de colágeno de la propia piel por fuera y también por dentro, es decir, con cremas específicas y con complementos alimenticios para trabajar y para cuidarnos desde todos los frentes.

Cuando arrancamos con una rutina facial, lo normal es que nos centremos en una parte del rostro o en un tratamiento específico, pero así lo que hacemos es dejar algunas zonas importantes sin tratar o algo igual de importante, olvidarnos del tratamiento continuado con componentes que nutra en profundidad para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

El colágeno es la proteína natural del cuerpo que nos permite mantener una piel tersa desde el interior. El colágeno construye una red interna, una especie de malla que soporta los cambios de la piel, que fortalece sus tejidos y que evita que se marquen los primeros surcos de expresión.

La efectividad del colágeno está relacionada directamente con la hidrólisis, pero la producción natural de colágeno decae a partir de los 25 años y aquí se empiezan a hacer visibles los primeros signos del paso del tiempo.

Es fundamental cuidar la dieta, pero también cuidarse por fuera, los cuidados tópicos también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Las cremas son el producto favorito por la mayoría de usuarias y usuarios por la comodidad de su formato, por la versatilidad y la variedad de productos que hay actualmente en el mercado y que se adaptan a las distintas necesidades que presenta la piel.

Las texturas se han aligerado y algunas se aprecian como una ligera caricia que rellena las primeras líneas de expresión de la piel mientras la cuida y ayuda a mantener su firmeza y elasticidad.

Es crucial no abandonar ninguna zona, como pasa habitualmente con los ojos y los labios que se suelen convertir en los grandes olvidados, los que no necesitan de tratamientos específicos y nada más lejos de la realidad. Tanto ojos como labios tienen sus propias necesidades que se deben cubrir con productos especialmente diseñados y formulados para esas pieles tan complicadas.

Evitar el envejecimiento prematuro de la piel: de dentro hacia fuera

Los cuidados externos son vitales como hemos visto pero los internos son también importantes porque el colágeno se regenera desde dentro, por lo que cada día más profesionales recomiendan complementos de colágeno ricos en vitaminas y elastina para ayudar a crear una estructura interna fuerte en la piel.

Sin olvidar siempre que si queremos cuidar el rostro, la piel, el cuerpo en general, debemos mantener la mejor alimentación que nos sea posible y no solo para evitar el envejecimiento prematuro de la piel que también, sino sobre todo para tener una calidad de vida, una salud que se refleja por supuesto en la piel y en todo nuestro organismo.

Las vitaminas son el perfecto complemento para un correcto funcionamiento fisiológico y no podemos subsistir sin ellas. Por ello, como nuestro organismo no puede fabricarlas, es importante tener en cuenta que debemos obtenerlas de forma externa, sobre todo mediante nuestra dieta habitual que debe estar basada en alimentos de origen vegetal, proteínas de calidad y una hidratación óptima para evitar que nuestra piel también pase sed.

Los expertos coinciden en que los beneficios del colágeno bebible van ligados a su propia formulación y por esto no todas las opciones del mercado aportan los mismos beneficios.

La pérdida de densidad y volumen en el rostro son los primeros signos del envejecimiento de la piel. Para prevenirlos, es fundamental haber seguido una rutina de cuidado, y, para revertirlos una vez han aparecido, la clave será aportar un extra que nos permita mantener los niveles naturales de los componentes que se tenían en la juventud.

Las líneas de expresión, las arrugas en determinadas zonas, las manchas cutáneas, la falta de elasticidad de la piel son muestras de que la producción de colágeno está cayendo por parte de nuestro organismo y esta proteína es la que tiene mayor presencia en el cuerpo humano por lo que cuando empieza a disminuir sus efectos se notan fácilmente.

Es verdad que en el mercado existen una enorme cantidad de complementos alimenticios que ayudan a combatir la pérdida de colágeno, no son todas igual de eficaces y siempre es imprescindible mantener unos hábitos de vida saludable para cuidar la salud desde dentro y al mismo tiempo evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.