sábado, junio 25, 2022
InicioLifeStyleSi yo tuviera una escoba... me pondría en forma

Si yo tuviera una escoba… me pondría en forma

1,2,3, responda otra vez. Usos de una escoba:

1. Limpiar.
2. Sacar cosas de debajo de las camas o del sofá.
3. Volar como una bruja.
4. Micrófono improvisado si cuando estás limpiando suena en la radio tu canción favorita.
5. Ponerte en forma

Así es, podríamos ponernos en forma sin salir de casa, con una simple escoba. ¿Qué no te lo crees?

Hasta ahora mis compañeras han hablado de hacer running, de jugar a tenis, de como es el deporte tras la treintena… vamos que nos interesa esto de hacer ejercicio, estar sanas y mover el “body”.

Y es que todos, hombres y mujeres, tenemos una escoba en casa, algo tan básico y sencillo que tiene más usos que el de barrer y tener la casa sin pelusas. Hoy os quiero hablar de eso del uso de la escoba aplicado a hacer ejercicios que nos ayuden a mantenernos en forma, o a empezar a ponernos en forma de manera fácil y sin salir de casa.

Cómo nosotras somos mujeres y madres, estos ejercicios nos van genial para activar el cuerpo tras el parto. Son sencillos, no suponen gran esfuerzo porque no estamos usando un gran peso (mi escoba al menos no es de hierro) y nos activan varios grupos de músculos.

Ponte en forma con la escoba

enformaescoba

1. Gemelos. No estiréis las rodillas, dejadlas un poco flexionadas, y poneos de puntillas y bajad sin llegar a tocar el suelo.

2. Cuádriceps y glúteo. Las sentadillas bien hechas acaban “doliendo” hasta que empiezas a tonificar bien las piernas. Mantén la espalda recta y dobla las piernas hasta un ángulo de 90 grados. Para hacer bien el otro ejercicio para tonificar esta zona, hay que dar un paso al frente, conseguir dejar la pierna de delante con un ángulo de 90 grados, y la pierna de atrás no estirarla del todo en ningún momento.

3. Glúteo. Cuando empieces las repeticiones de este ejercicio tu pie no tiene que tocar el suelo hasta terminarlas, siempre ha de quedarse en el aire. Cuando os tumbéis, la pierna de abajo relajada y doblada y con el brazo o una almohada bajo la cabeza, fijaros que vuestro cuerpo de pies a cabeza sea una línea recta. Repetirlo 10 veces, y en la última aguantar unos segundos en el aire el pie cerca del suelo. Y cuando subáis y bajéis la pierna, hacerlo despacio.

4. Abdominales. En ambos ejercicios hay que mantener la espalda completamente pegada al suelo, fijaros que no pueda caber vuestra mano por la zona lumbar. El primer ejercicio consiste en tener la escoba sujeta con las rodillas, y acercar las rodillas al pecho. El segundo con los brazos siempre a la altura de la cabeza o un poco por detrás, doblaros y volver a estiraros, pero sin llegar a tumbaros del todo en el suelo hasta terminar las repeticiones.

5 y 6. Deltoides. El deltoides en uno de los músculos del hombro. En ambos ejercicios no hay que poner tenso ni estirado del todo el brazo siempre con una pequeña flexión, subir la escoba hasta la altura del hombro y bajar con movimientos lentos.

7. Pectorales. El primer ejercicio es el típico que se ve hacer a los musculosos en el gimnasio en el press banca. Con la escoba que pesa poco, poca fuerza tendremos que hacer, pero si no sueles hacer ejercicio solo el activar los músculos ya es suficiente. No dejes nunca caer los codos más atrás de tu espalda. El segundo ejercicio si tu escoba es larga no podrás hacerlo. Pero puedes directamente ejercer presión sobre tus propias manos con los codos a la altura de tus hombros.

Recomendaciones para hacer ejercicio en casa con la escoba

  • Respira al hacer los ejercicios. En el momento de hacer más esfuerzo es cuando hay que echar el aire.
  • Haz repeticiones de 10 en 10.
  • Alterna ejercicios del tronco superior y del tronco inferior.
  • No hagas movimientos bruscos, que sean tranquilos y rítmicos.

A ver si me aplico esto de hacer algo de ejercicio y encuentro tiempo para ello, que tras los dos embarazos mi trasero no es lo que era (y no era como el de JLO), la tripa ya no está firme, de las malas posiciones de sentarme al darle el pecho la espalda me molesta… Lo que sí tengo más fuerte que nunca son los brazos de llevar a los peques de aquí para allá.

¿Te animas a ponerte en forma sin salir de casa?

Artículo anteriorMujer y Madre busca trabajo
Artículo siguienteVivan las gordibuenas
Lydia
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

9 COMENTARIOS

  1. Este es el tipo de ejercicios que me recomendaría mi propio padre para que no descuidara las tareas de la casa. Debo reconocer que tras el parto ando perezosa en esto de retomar los buenos hábitos y a parte de salir a caminar cada día no hago nada más. ¡Necesito tiempo y más motivación! Por lo visto, todos los kilos que me sobran no me animan lo suficiente.

    • Yo ni a andar salgo. Que com los dos no salgo mucho sola por miedo a la revolución de uno u otro.. Creo q es más importante tener el cuerpo activo Y con algo de tono muscular que tener más o menos kilos. Bss!!

  2. Oye, pero que cosa más apañada, no??
    De momento me conformo con seguir la rutina de salir a andar que me ha dicho (obligado) el medico, pero cuando nazca el bollito si que me haré íntima de la escoba jejeje! Que ahora mismo empieza a pesarme la barriga ^^

    • jaajja si realmente pasar el día detrás de dos , yo creo que equivale a esto o más ejercicio !!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.