Uso del móvil en la clase ¿si o no?

0

Que hoy en día el móvil es como una extensión de nuestra mano, por desgracia, es una realidad. Somos muchos los que, sin darnos cuenta, tenemos una importante adicción al teléfono. Lo primero que hacemos por la mañana es cogerlo (para apagar el despertador o para revisar los whatsapps) y lo último que hacemos al acostarnos es mirarlo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha querido poner freno a esto “desintoxicando” a los jóvenes y desde este mes de septiembre los estudiantes franceses tienen prohibido el uso del teléfono móvil en las clases.

No es de extrañar que el debate de si es bueno o no el uso del smartphone en el aula se haya extendido hasta nuestro país. Los padres y profesores que defienden su uso aseguran que es una herramienta más de aprendizaje y conectividad, mientras que los que no son partidarios opinan que fomenta la adicción a las pantallas.

¿Debe prohibirse?

Si debe prohibirse o no es una decisión difícil, es complicado ponerse de acuerdo y definir si realmente tiene más ventajas o inconvenientes. Otra cosa que no ayuda es que según el Instituto Nacional de Estadística (INE), uno de cada cuatro niños menores de 10 años tiene teléfono, a los 12 ya son tres de cada cuatro y a los 14 años, el 90% de los jóvenes cuenta con su propio móvil.

Los teléfonos son parte del día a día de nuestros hijos desde una edad muy temprana. Hoy en día ya no sorprende ver como un bebé de 18 meses maneja la pantalla con agilidad ¿Cómo vamos a hacerles comprender entonces que no pueden utilizarlo durante las 7 u 8 horas de colegio?

Vamos a intentar analizar las ventajas e inconvenientes de su uso.

Ventajas del uso del M-Learning

El uso del teléfono móvil en clase ha empezado a conocerse como M-Learning y los expertos aseguran que bien utilizado, el teléfono móvil puede ser una buena herramienta de apoyo en clase.

Apps para los profesores: hay profesores que se sirven de Apps para potenciar el aprendizaje de los alumnos. A través de ellas pueden mandarles los deberes, proponerles problemas, hacer concursos entre los estudiantes, resolver dudas… Es una buena forma de trabajar incluso cuando se está fuera del aula.

teléfono móvil comunicación

Mejora la comunicación entre compañeros: además del uso didáctico que hemos comentado, no debemos olvidar que la función principal de los móviles es la comunicación, por eso no es de extrañar que el M- Learning facilite la participación y las habilidades comunicativas de los estudiantes.

Favorece la comunicación con los padres: las aplicaciones pueden favorecer la relación entre los profesores y los padres. Estos últimos podrán consultar las notas de sus hijos, pedir tutorías con el profesor, conocer los trabajos que están realizando sus hijos o comentarles cualquier duda. 

Inconvenientes del uso del smartphone en clase

En cuanto a los puntos negativos, son más conocidos por todos y sin duda, el principal y más temido es el ciberbullying para el cual el teléfono es una herramienta básica y, que los alumnos la tengan a mano en el colegio, lo hace más peligroso. Pero esta no es la única desventaja.

Ciberacoso: como comentaba este es sin duda el inconveniente más grave del uso de los móviles en los niños. El móvil ha hecho que el acoso escolar pueda traspasar las fronteras, incluso, de la habitación del menor, el lugar donde más seguro se debería sentir. Es cierto que el ciberbullying no es un problema sólo del uso del teléfono en la escuela, hay que intentar prevenirlo desde casa, pero sí es un sitio bastante peligroso donde se puede poner en práctica.

Móvil en clase

Fomenta la adicción: los detractores de la presencia de los teléfonos en el colegio aseguran que ayuda a fomentar la adicción que tienen los jóvenes de hoy en día a las pantallas. Tener un espacio al día sin pantallas puede ser muy beneficioso para ellos.

Distrae a los menores: esto es evidente, tener un teléfono en clase facilitará que se distraigan, ya sea hablando entre ellos, con algún amigo o buscando cualquier cosa en la red.

Es difícil saber que es lo correcto, lo que está claro es que las voces de los expertos se alzan más en el sentido de educar a los niños y jóvenes en un uso correcto del móvil para lo que el aula es un sitio perfecto. Se decantan incluso más en convertirlo en una herramienta para el aprendizaje que en prohibirlo.

¿Cuál es tu opinión?

Imágenes: Pixabay.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.