Es bueno utilizar sulfatos en el cabello, ¿sí o no?

El tema del uso de los sulfatos en el pelo es algo que lleva tiempo despertando mi curiosidad, incluso me ha hecho mirar etiquetas y evitar ciertos champús que llevaban toda la vida acompañándome, sin embargo, nunca le he prestado la atención necesaria. Es decir, ¿qué son los sulfatos?, ¿por qué pueden afectar a nuestra melena o, más concretamente, a nuestro cuero cabelludo? Vamos a ver si es bueno utilizar sulfatos en el cabello o no.

Entre la corriente del método curly, por ejemplo, se tiene la creencia de que son muy malos pero ¿realmente es para tanto? Pues por lo que he estado investigando no hay una respuesta sencilla, para tratar de hacernos una idea lo primero que tenemos que saber es qué son realmente y por qué se introducen en las fórmulas de los champús.

sulfatos pelo

¿Qué son los sulfatos?

Se trata de un ingrediente que suele encontrarse en gran cantidad de champús y concretamente, es una sal de ácido sulfúrico. El motivo del uso común de esta sustancia química son sus propiedades como agente limpiador ya que elimina la suciedad y las impurezas porque tienen un gran capacidad para retirar la acumulación de grasa.

Sin embargo, no todos los sulfatos son iguales. “El sodium lauryl sulfate (SLS) es el más agresivo e irritante para la piel por su alto poder de detergencia, suele estar en champús de baja calidad” explica Vicente Sancho, CEO de la firma cosmética capilar SAHB Génesis. Por otro lado está el sodium laureth sulfate (SLES) , “es más suave gracias al enlace tipo éter que tiene la molécula, suele estar en champús que tratan problemas cutáneos como cuero cabelludo sensible o dermatitis seborreica”, añade.

¿Qué efectos puede tener su uso?

A pesar de que han sido muy criticados, el uso de los sulfatos es seguro, por lo general, y no son tóxicos, por ello no resultarán nocivos si decides utilizarlos en tus lavados de cabeza. Eso sí, tienen una parte mala que es la que hace que cuenten con un importante grupo de detractores.

El principal problema es la capacidad que tienen para limpiar toda la suciedad residual del cabello y el cuero cabelludo, de hecho, dependiendo del porcentaje en que se encuentren en la fórmula y la mezcla con otros ingredientes podrán causar más o menos problemas como rojeces, irritación y sequedad extrema tanto en el cabello como en el cuero cabelludo. De hecho, hay cierto tipo de cabellos en los que es mejor evitarlos. “Cuando un cabello se lava en exceso o está muy procesado químicamente, su superficie se altera y se vuelve mucho más porosa, por lo que hay que prestar mucha atención a sus necesidades. Utilizar champús con sulfatos es perjudicial debido a su fragilidad y a que absorbe con mucha más facilidad cualquier producto que utilicemos”, explica Santos.

Es bueno utilizar sulfatos en el cabello, ¿sí o no? Share on X

Por otro lado, para cabellos grasos y decolorados también es mejor optar por champús Gluten Free “ya que el pH se encuentra alterado y no hay protección externa. Evita siempre los sulfatos si tu cabello es fino y teñido por mucho tiempo, aunque si está sano, tampoco tendrían por qué alterar el color si son de alta tolerancia (SLES)”, señala María García, responsable de experiencia de cliente en Dalire.

Estos son algunos de los motivos por los que cada vez más personas apuestan por champús naturales o champús sólidos que muchos no llevan sulfatos, aunque detrás de este punto también hay un motivo ecológico y no sólo de preocupación por si son buenos o malos los sulfatos.

Maria Jardón

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.