miércoles, diciembre 8, 2021
InicioOcioCine y series¿Por qué nos gusta que la protagonista de la serie sea una...

¿Por qué nos gusta que la protagonista de la serie sea una mujer?

Sí, nos gusta que la protagonista de la serie sea una mujer porque así, en general, suelen ser más interesantes en muchos sentidos que aquellas en las que el protagonista es un chico.

Sí, esto suena un poco radical y generalista, es verdad pero cuando que la protagonista la serie es una mujer suelen estar más trabajadas, suelen ser más originales y arriesgadas y suelen tener unos guiones más atractivos.

Ya, lo sé… me diréis que siempre hay excepciones y es verdad pero echemos un ojo así por encima a ver qué nos encontramos.

¿Os apetece?
Niña vestida de superwoman. ¿Por qué nos gusta que la protagonista de la serie sea una mujer?

Cada día hay más series en las distintas plataformas y cadenas y muchas de estas series tienen como protagonista una mujer o un grupo de mujeres aunque también es verdad que sigue sin haber paridad, sigue habiendo muchas más en las que los protagonistas (a veces casi en exclusiva y sin una razón que lo imponga) son hombres.

Sara os hablaba hace poco precisamente de algunas de esas series protagonizadas por mujeres que merecía mucho la pena disfrutar, hoy más que hablar de series, hablamos de por qué nos gustan las series en las que las mujeres son las protagonistas.

Cuando la protagonista de la serie es una mujer nos engancha

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque no necesitan ser salvadas a pesar de que estén bastante hechas polvo, a pesar de que sean un desastre en la cocina, a pesar de que lo de combinar las prendas de su armario no sea su fuerte o que su vida personal esté hecha pingajos.

Como le pasa a Jessica Campbell Jones, la protagonista femenina absoluta de la serie de Marvel titulada con su nombre, Jessica Jones (y de la que por cierto, algunos llevamos ya tiempo esperando la segunda temporada… ¡Hola Netflix! ).

Jessica Jones

Jessica bebe como un cosaco y da unos golpes del tamaño del Empire State, no es una mujer que necesite que nadie la salve más que de sí misma y eso es una de esas cosas que nos gusta en un personaje protagonista.

Sus contradicciones le hacen humana y algunas nos vemos muy reflejadas en ellas y en ella, porque siendo muy fuerte es tremendamente frágil al mismo tiempo.

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque no pierden el estilo aunque se rían de sí mismas sin ningún pudor.

Eso es lo que les pasa a Frankie y Grace, dos mujeres que descubren que tienen que reinventarse pasados los setenta años y que lo hacen lo mejor que saben cada una.

Juntas pero no revueltas y con toda la “mochila” que supone la edad, la familia y los prejuicios.

No hay más remedio que tirar hacia delante, la rendición ante las abrumadoras circunstancias no se contempla y la ironía, la mala leche (en pequeñas dosis), el cinismo, el sentido del humor y el amor propio son sus mejores y únicas armas. Como la vida misma.

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque muestran personas poliédricas como nos vemos nosotras mismas, como vemos en los personajes femeninos del bombazo del año, Sense8.

Cuatro protagonistas femeninas que son capaces de rectificar sus propios errores y a la vez incapaces de no dejarse llevar por determinadas circunstancias.

Personajes que crecen sin dejar nunca de necesitar apoyos, mujeres que nacen en cuerpos que no son el suyo, mujeres que superan adicciones, mujeres que sufren por culpa de la lealtad, mujeres que se respetan a sí mismas.

Mujeres que viven y están vivas… a pesar de hacerlo en una serie de ficción, quizás eso sea parte de su éxito, bueno eso y más cosas de las que ya hablaremos otro día.

Que la protagonista de la serie sea una mujer nos hace protagonistas a todas

Borgen

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque muestran que nos cuesta más llegar a cuotas de poder que a nuestros compañeros de viaje.

Como ocurre en Borgen, una serie en la que una mujer tiene que batirse el cobre para presidir un país y pagar todos los peajes que se le imponen en el camino.

Porque lo de la conciliación entre vida laboral y personal es complicado hasta en la ficción y aún más cuando quien tiene que conciliar es una mujer. Nos gusta ver que se puede porque sabemos que sí, se puede aunque a veces sea tan complicado que nos dejemos convencer de que es solo una ilusión.

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque nos enseñan cómo somos aunque a veces no nos guste reconocernos.

Eso nos pasa un poco con las protagonistas de Glow que pueden resultar algo repelentes al principio, sobre todo algunas de ellas, precisamente porque no son perfectas, porque son humanas.

Mujeres que aprovechan las oportunidades que les da la vida, a veces tragándose su orgullo a cucharadas soperas. Mujeres fuertes que se levantan las veces que sean necesarias porque se puede ser fuerte y no dejar de caer en la lona del ring o del día a día (ahí me puse pelín previsible, lo sé).

Daenerys Juego de tronos

Nos gustan las series protagonizadas por mujeres porque dejan claro que no nos diferenciamos nada de los hombres ni en la ficción ni en la vida real.

Como les pasa a las mujeres que protagonizan Juego de Tronos que ha llegado a la séptima temporada cargada de mujeres poderosas, honestas, traicioneras, mezquinas, honorables, racionales y vengativas.

Mujeres que se miden de tú a tú con personajes masculinos tan rastreros, honrados, vendidos, íntegros o sádicos como ellas, sin pudor y sin prejuicios.

Por todos estos pequeños detalles es por los que nos gustan las series protagonizadas por mujeres, porque estamos ahí, porque somos la mitad de la humanidad, con nuestras miserias y nuestras bondades, porque la ficción no consigue superar a la realidad salvo en la igualdad y en esas estamos para tratar de cambiarlo.

* Muchas de estas series las encuentras en plataformas como HBO y Netflix, por si te animas a verlas si es que no las has visto ya.

Fotos: oficiales de la series.

Artículo anteriorLo bueno y lo malo de tener au pair
Artículo siguienteGuerra a los piojos
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
<