jueves, diciembre 9, 2021
InicioOcioMartes y 13, supersticiones curiosas

Martes y 13, supersticiones curiosas

Lo reconozco, soy una persona muy supersticiosa, o lo era porque desde que vivo en el barrio con más gatos negros por metro cuadrado os aseguro que he tenido que relajarme bastante con este tema ya que raro es el día en el que no me cruzo con uno… Pero si hay una superstición a la que le tengo pánico, con la que no puedo y que suelo tener muy presente es el martes y 13. Con mi segundo hijo me programaron el parto para un martes y 13 y estaba histérica no, lo siguiente… por más que la gente me decía que solo daba mala suerte casarse o embarcarse, nadie me quitaba el miedo del cuerpo.

martes y 13 supersticiones

Esta es una de las supersticiones más conocidas en el mundo, aunque en algunos países se teme más al viernes 13, pero hay otras que no son tan conocidas y que son muy curiosas… ¡Advertencia! Si eres una persona supersticiosa, no sigas leyendo, no quiero ser la culpable de que dejes de hacer muchas cosas…

Da muy mala suerte…

bolso en el suelo

Poner el bolso en el suelo

Se cree que si apoyas un bolso en el suelo se te irá el dinero, no sé si se refiere al que llevas en ese momento en la cartera (lo cual en mi caso no sería gran pérdida ya que suelo ir pelada) o a todo el que tienes (un tema algo más serio). Sea como sea yo no suelo dejarlo nunca en el suelo, más vale prevenir…

Abrir el paraguas bajo techo

Se cree que abrir un paraguas en casa, en un recinto cerrado e incluso, en el porche, desencadenará la mala suerte. Incluso se creía que si alguien lo abría sobre su cabeza moría antes de un año.

tijeras supersticiones

Dejar las tijeras abiertas

Las tijeras deben permanecer cerradas mientras que no se usen porque atraen a la mala suerte. De hecho, si se cae al suelo y queda con las puntas abiertas apuntando hacia ti, recógelo y echa sal por encima del hombro izquierdo para ahuyentar los malos espíritus.

Barrer los pies de una soltera o viuda

Según esta superstición si se barren los pies de una mujer soltera o viuda no se casará, pero os diré que a mi me los barrieron alguna vez y finalmente, me case ;-). En torno a las bodas y los casamientos hay muchas tradiciones y supersticiones.

Poner la cama con los pies hacia la puerta

Esto es algo que se cree por el dicho popular de que «los muertos salen siempre de la casa con los pies por delante». Hoy con el Feng Shui también hay muchas creencias referentes a la colocación de los muebles en casa para atraer la mala o la buena suerte.

Poner un sombrero sobre la cama

Esta es muy curiosa, en España e Italia, poner un sombrero encima de la cama es presagio de que algo malo va a ocurrir. Aunque también tiene otro significado: que se te quedará la mente en blanco.

Escobas supersticiones

Llevar una escoba vieja al cambiarte de casa

Se cree que el llevar una escoba usada a la nueva casa atraerá a ella las desgracias del hogar anterior. Ahora bien, si eras muy feliz en el anterior, quién sabe, igual te lleves contigo esa felicidad…

Supersticiones de buena suerte

Pero también hay supersticiones que dan buena suerte, por ejemplo:

Colgar una herradura detrás de la puerta

Que la herradura da buena suerte es una creencia que viene de los griegos, al colocarla detrás de la puerta estamos protegiendo nuestro hogar del mal.

cactus para decorar

Poner cactus en la ventana

Una creencia popular aseguraba que esta planta aleja el mal de la casa. Su gran capacidad para absorber la humedad del ambiente lo convierte en un poderoso protector contra los espíritus malignos, que necesitan la humedad para desarrollarse.

Taparse la boca al bostezar

Esto más que buena suerte es para protegernos, hay un dicho popular que dice «por puerta abierta, el Diablo se cuela» por lo que al taparnos la boca nos estamos protegiendo.

Apagar las velas de un soplido

Para dejar atrás los años cumplidos y pasar a los siguientes se deben apagar todas las velas. Ahora, además de esa creencia, también solemos pedir un deseo y se dice que si se apagan todas las velas de una vez, el deseo se cumplirá. Es curioso que fuera en la Baja Edad Media alemana donde surgió la idea de poner en las tartas tantas velas como años cumplían los niños, más una.

trebol 4 hojas

Encontrar un trébol de cuatro hojas

Una superstición bastante conocida también. Según la leyenda, cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevo un trébol de cuatro hojas; por eso, desde entonces, se cree que da suerte.

Supersticiones del mundo

Si las nuestras son curiosas, en otros países tienen algunas que te dejarán con la boca abierta:

Terror al número 4

Igual que en España no nos gusta el 13, en China le tienen pavor al número 4 ya que se pronuncia muy similar a la palabra «muerte». Por eso, muchos hoteles y edificios públicos evitan poner los pisos números 4, 14 o 24.

Atrapa el rojo

Esta es una superstición griega y es muy curiosa. Cuando dos personas dicen la misma cosa a la vez, ambas deben decir en voz alta “Piase Kokkino”, que significa “atrapa el rojo”, y buscar y tocar el color rojo para evitar pelearse. Algo similar a nuestro conocido «Chispas»…

ensalada supersticiones

No comer lechuga si se quiere tener hijos

En el siglo XIX los hombres ingleses evitaban comer lechuga si querían formar una familia ya que el Diccionario Oxford de Supersticiones sugiere que la lechuga era perjudicial para procrear porque era una planta «estéril». Es otro de los mitos que hay sobre fertilidad y embarazos.

Llevar una bellota para ser joven

Esta es sin duda una de mis supersticiones favoritas, en la antigua Bretaña las mujeres llevaban bellotas en sus bolsillos para ser siempre jóvenes. Se creía que el árbol del roble proporcionaba la longevidad y protección contra enfermedades debido a su larga vida.

Estoy segura de que hay muchas supersticiones más. ¿Eres supersticiosa?, ¿a qué superstición le tienes más respeto?

Imágenes: Pixabay y propias.

Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. Yo soy muy supersticiosa y me sabía muchas de estas,yo lo paso mal con todas pero la gente de alrededor piensa que estoy loca

  2. jaja madre mía! soy 0 supersticiosa: tengo un gato negro, dejo las tijeras abiertas muchísimas veces, me he mudado unas cuentas veces y siempre me llevo mis cosas (incluida mi escoba) ¡ah! y suelo dejar el bolso en el suelo XD

  3. Lo reconozco, soy una persona nada supersticiosa. Mi hija nació en martes y 13 (octubre de 2009, ¿coincidimos?) y a mi padre lo operaron en martes y 13 (otro diferente). En ambos casos dije lo mismo «martes y 13 ni te cases ni te embarques, nacer/que te operen no afecta».

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo