jueves, mayo 19, 2022
InicioMujer Actual11 novelas negras que enganchan de verdad

11 novelas negras que enganchan de verdad

No, si a mí es que la novela negra no me gusta, me angustia más bien.

No, es que yo lo de los crímenes y eso me da muy mal rollo y casi que mejor leo otras historias.

No, verás… es que… Y los “es que” se me cayeron de la boca en cuanto me leí el primero.

11 libros de novela negra

Luego he ido intercalando con otras lecturas pero una vez que catas el veneno de la novela negra es muy difícil no recaer y que no merece la pena perderse estas historias que te agarran del corazón y del estómago al mismo tiempo.

Así que por eso mismo hoy os traigo nada menos que once títulos de novela negra que generan adicción, que os abrirán las puertas a una especie de secta de la que ya no querréis salir nunca.

Sí, me he puesto oscura pero es que no es para menos con lo que traigo entre los brazos…

La caricia de la bestia, Cristina C. Pombo

11 libros de novela negra

Con ella además tuvimos la suerte de hablar cuando salió a la luz esta novela en la que arrancas con un beso y terminas sin voz.

Una historia que se esconde en la umbría de los montes de una provincia que huele a luz y a fiesta como es Cádiz. Una caricia que te enfría la piel y que sin embargo te deja esperando la siguiente entrega.

El paciente, Juan Gómez Jurado

La claustrofobia puede tener muchas formas, no sólo un espacio físico sino también la escasa libertad de movimientos en un espacio de tiempo resulta claustrofóbico tal y como la plantea el autor en este libro.

Los personajes se defienden como pueden y sobre todo como les dejan. La maldad es tangible y sin embargo, a veces, se difumina entre las sombras de la culpa y la necesidad.

Las novelas de Juan son adictivas, cuando acabéis con “El Paciente” no dejéis de leer la última que ha publicado por el momento, “Cicatriz” y luego me contáis cuanto tardasteis en terminárosla.

El asesinato de Pitágoras, Marcos Chiclot

Leer es viajar en el tiempo y en el espacio y es una aventura como la que se vive en este recóndito lugar en el que la muerte parece que no tiene nombre aunque lleve marcado a fuego el de su víctima.

Poco importa lo que se pierda por el camino cuando la maldad, la envidia, la humillación, los celos y el ansia de poder han conseguido que te pierdas a ti mismo.

Asesinato en el Orient Express, Agatha Christie

11 libros de novela negra

Aprovechando el tirón del estreno de la película es una excusa perfecta para releer o descubrir el libro en el que se basa la historia.

La forma de diseccionar a los personajes a sus situaciones íntimas por qué son como son y qué les ha llevado hasta donde se encuentran es uno de esos regalos que nos hacía Agatha en cada uno de sus libros, en cada una de sus oscuras historias.

El silencio de la ciudad blanca, Eva García Sáenz de Urturi

Seguro que te suena “La saga de los longevos” la primera historia que publicaba Eva García Sáenz de Urturi allá por el año 2012.

Con esta nueva saga de novelas negras como el petróleo, se plantea historias que mezclan la mitología y las leyendas de su tierra natal, la arqueología, los errores del pasado, la psicología criminal y los secretos de familia. Un coctel peligroso donde los haya.

Los vigilantes del faro, Camila Läckberg

Hay historias que hieren cuando se leen y esta de Camila Läckberg puede que sea una de ellas porque habla del sufrimiento infantil y de cómo los adultos se pueden convertir en verdugos de la infancia con demasiada frecuencia y facilidad.

Los crímenes azules, Enrique Laso

En estos tiempos lo de vender más de 350.000 copias en todo el mundo es una hazaña que sólo consiguen unos pocos, Enrique Laso lo ha conseguido con esta historia y además, ha vendido los derechos de su adaptación al cine a la meca del séptimo arte y eso es porque la historia es de esas que crean adicción.

Dos cadáveres, dos jóvenes muertos en la orilla de un lago, secretos extraños y oscuros que todos conocen pero nadie desvela, un investigador recién llegado y una investigación de la que es complicado salir una vez se empieza a leer.

Acqua alta, Dona Leon

11 libros de novela negra

Hay una época en la que Venecia se mancha, se moja más de la cuenta, se vuelve arisca y no se deja pasear, es cuando hay Acqua Alta, ese momento en el que la marea inunda la ciudad.

Es en ese momento cuando el conocido comisario Brunetti tiene que enfrentarse a la mafia, a un asesinato y al tráfico internacional e ilegal de arte.

Una de las novelas de Dona Leon en la que Brunetti hace que vivas en primera persona una investigación policial a la antigua usanza.

Inhumano, Patricia Cornwell

En este caso no es un policía ni un hombre el que se encarga de investigar, Patricia Cornwell prefiere a una doctora y mujer para enfrentarse a una muerte tremendamente sospechosa que parece esconder más de lo que a nadie le gustaría.

Un crimen del pasado que aparece de pronto en el móvil de la médica forense Kay Scarpetta porque a veces el pasado se empeña en estar demasiado presente.

El día que se perdió la cordura, Javier Castillo

Han descrito el estilo de Javier Castillo como ágil y cargado de referencias literarias e imágenes que se graban en nuestra retina o en nuestra mente.

Así construye un thriller que ya han leído más de 100.000 lectores en todo el mundo.

La acción trepidante es indiscutible en esta novela que ha sido una grata sorpresa para los amantes del género más negro.

El guardián invisible, Dolores Redondo

11 libros de novela negra

Sin duda es la culpable del fenómeno literario en español más evidente de los últimos años.

Las tres entregas de su trilogía se han leído ya por varios cientos de miles de lectores en todo el mundo.

Hablamos de más de 30 editoriales las que están publicando las obras de Dolores Redondo y sin duda muchos habréis visto la película que se basa precisamente en este primer libro de la saga.

De los once libros que me proponía traeros para empezar este año cargados de novela negra resulta que me han salido la mayoría escritos por mujeres… no sé cómo interpretarlo ¿y vosotras? jejejejeje

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
Limonerías on