domingo, mayo 22, 2022
InicioMujer ActualAlexandria Ocasio-Cortez: Mi nueva heroína

Alexandria Ocasio-Cortez: Mi nueva heroína

La política es eso que nos afecta a todos aunque algunos digan que no entienden de ella. Por eso, desde que entró en el Congreso de los Estados Unidos Alexandria Ocasio-Cortez se convirtió en mi nueva heroína, la capa y el antifaz ni falta que le hacen y os cuento por qué.

Nos quejamos de los políticos españoles y tenemos muchas razones para hacerlo, pero ojito con los políticos norteamericanos, empezando por su indefinible e indenfendible presidente.

Hasta que, vestida de blanco como las otras 61 mujeres del partido demócrata, entró Alexandria al Congreso para jurar su cargo protestando de este modo por los comentarios machistas del presidente de los Estados Unidos y el panorama cambió radicalmente porque entre otras cosas: eso es hacer una entrada con estilo.

Democratic members of Congress, including Rep. Alexandria Ocasio-Cortez, D-N.Y., center, arrive before President Donald Trump delivers his State of the Union address to a joint session of Congress on Capitol Hill in Washington, Tuesday, Feb. 5, 2019. (AP Photo/J. Scott Applewhite)

Pero, además, Alexandria no sólo iba vestida de blanco como respuesta a los comentarios machistas de Donald. Ella llevaba varios pines reivindicativos, llevaba los labios pintados por algo y unos aros en las orejas también para dejar claro que los pequeños detalles cuentan y mucho.

Demostrando con todos esos pequeños detalles que si se quiere se puede tener en mente a mucha gente y muchos colectivos que necesitan de apoyo por parte de la administración, que se puede trabajar en lo concreto para mejorar a nivel global y por eso ella es mi nueva heroína.

Alexandria Ocasio-Cortez nació en 1989, en el Bronx (NY). Es activista y política, es congresista por Nueva York por el partido demócrata, es miembro de la organización Socialistas Democráticos de América y está vinculada a numerosas plataformas políticas progresistas de su país.

Alexandria es la mujer más joven que entra como congresista en la historia de los Estados Unidos. Se graduó en 2007, ganó el premio en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería con un proyecto sobre el efecto de los antioxidantes en el ciclo de la vida y, por ello, la Unión Astronómica Internacional le dio su nombre a un pequeño asteroide en su honor.

Ver esta publicación en Instagram

A year ago I was waitressing in a restaurant while organizing my community. In a time and place where we had been burned by so many politicians, and had grown deservedly cynical of the sad, familiar cycle of campaign promises and governance excuses, I was asking them, just once, to believe. . It was really hard, because how do you make that case? How to ask someone whose trust has been violated over and over to believe you? To believe in the movement for justice and economic dignity? . You show up. You give unconditionally. You show up when no one is looking and the cameras are off. You offer support when it’s risky, but necessary. You do it over and over again, without a need for recognition or expectation that you are “owed” something for doing the right thing. You just… engage in the act of loving your community. . Never in my wildest dreams did I think that those late nights on the 6 & 7 trains would lead to this. All this attention gives me a lot of anxiety (my staff fought to get me to agree to this cover, as I was arguing against it), and still doesn’t feel quite real, which maybe is why I remain comfortable taking risks, which maybe is a good thing. . I believe in an America where all things are possible. Where a basic, dignified life isn’t a dream, but a norm. . That’s why I got up then, and it’s why I get up now. Because my story shouldn’t be a rare one. Because our collective potential as a nation can be unlocked when we’re not so consumed with worry about how we’re going to secure our most basic needs, like a doctor’s visit or an affordable place to live.

Una publicación compartida de Alexandria Ocasio-Cortez (@ocasio2018) el

Tiene un cerebro envidiable como el de otras muchas mujeres a las que se las ha ninguneado a lo largo de la historia y ella lo ha dejado ya claro en algunos de sus discursos y sus intervenciones, que se han hecho virales, y las han visto miles de personas en su país y en el resto del mundo, por eso ella es mi nueva heroína.

Se graduó cum laude en la Universidad de Boston en 2011 en relaciones internacionales y economía y, a pesar de ello, o quizás por todo esto, ha sido el foco de las críticas de los más conservadores desde que entró por la puerta del Congreso a ocupar legítimamente su escaño como congresista.

Tiene muy claro que sus orígenes son de clase obrera y lo ha mencionado en distintas entrevistas reconociendo que esto está directamente relacionado con muchas de sus posiciones políticas, como es lógico.

Defiende la sanidad universal, aboga por acabar con la privatización de las cárceles norteamericanas y reivindica que el acceso a la educación universitaria sea gratuito, es favorable a las políticas de control de armas y critica la política exterior de su país con Israel ¡palabras mayores todo ello!

Además, ha tenido tiempo para impulsar un Green New Deal medioambiental que poco a poco va teniendo más repercusión y más fuerza en su país y fuera de él.

Es única para tener a todos los ultras, los radicales de derechas y los más conservadores de los republicanos odiándola mucho y muy fuerte y, por supuesto, que por eso también es mi nueva heroína.

Tras terminar la universidad estuvo trabajando en un bar en Manhattan y en una taquería de la zona de camarera. Su padre había fallecido y su madre limpiaba casas y conducía un autobús para sacar entre todos a su familia adelante.

Alexandria creó una pequeña empresa editorial (Brook Avenue Press) y se especializó en literatura infantil.

En las elecciones primarias del partido demócrata de 2016 Alexandria fue la organizadora de la campaña presidencial de Berni Sanders y en esa campaña decidió que quizás sí podría hacer más cosas por los demás si era ella la que se presentaba. Así lo hizo y arrasó en Nueva York.

A todo esto, hay que sumarle el hecho de que es muy diestra para gestionar ella misma sus redes sociales y tiene un enorme poder de convocatoria entre sus miles de seguidores y por eso también a los republicanos les pone muy de los nervios ¡qué curioso cuando ellos tienen al presidente con mayor incontinencia tuitera del planeta!

Alexandria tiene muy claro de dónde y por qué vienen los incesantes ataques que le dedican y lo ha dejado bien clarito en más de una entrevista.

“han visto a una mujer de color, latina nada menos, de clase trabajadora y origen humilde conseguir un despacho en el congreso”

Sabe de dónde viene, sabe dónde quiere ir y sabe que el camino no va a ser fácil, pero no está dispuesta a desistir y lo que es más peligroso para todos sus detractores, está posibilitando un movimiento social de más mujeres, de mujeres latinas o no, personas de clase trabajadora y origen humilde que están hartos, cansados y enfadados y quieren un cambio de verdad.

¿He dicho quieren? Perdón, quería decir queremos y sí, por todo eso, Alexandria Ocasio-Cortez es mi nueva heroína por delante de Capitana Marvel, Elastic Woman o Madonna y por méritos propios ¿no os parece?

Pilar Fonseca
Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión