martes, octubre 26, 2021
InicioLifeStyleCómo rebajar algunas calorías de tu dieta sin apenas esfuerzo

Cómo rebajar algunas calorías de tu dieta sin apenas esfuerzo

Evidentemente, si quieres perder peso, sobre todo si son muchos los kilos de los que te quieres librar, lo mejor es que acudas a un especialista. Para afrontar un reto así debes contar con la supervisión de un profesional. Pero si de lo que se trata es de decir adiós a ese par de kilitos que te has puesto encima tras el verano, o sencillamente rebajar la ingesta de calorías, voy a compartir contigo algunos tips culinarios con los que seguro te son de ayuda.

Aceite

El aceite de oliva es un auténtico manjar, además de un producto bastante saludable… pero siempre que seamos moderados en su uso. Para ingerir menos cantidad puedes hacer lo siguiente:

  • Moderar la cantidad que echamos en las ensaladas y la mejor forma de hacerlo es comprando un difusor culinario, de esos que te permiten pulverizar el aceite sobre la ensalada.
  • Como puedes imaginar, mejor comer las cosas a la plancha que fritas. Pero incluso en el primero de los casos, limita la cantidad de aceite con ese mismo difusor.
  • Otra buena forma de alejarnos de los fritos es cocinar más al horno, por ejemplo, las pechugas empanadas. También es una buena idea sustituir las patatas fritas por otras cortadas en rodajas y hechas en el horno tras pincelarlas con aceite y algunas especias. Otras preparaciones como el wok o el papillote también te ayudarán en ese propósito de cocinar con una menor cantidad de aceite. 

Carbohidratos

Mis espaguetis de calabacín

He de confesaros que los carbohidratos me pirran, así, como concepto. Bueno, siendo rigurosos lo que me pirra es la pasta y el pan. A veces me doy un buen homenaje, pero cuando tengo ganas de pasta y no quiero «pasarme» tengo varios trucos:

  • Utilizar pasta de trigo integral, que se elabora igual que la blanca, pero a partir del grano completo. Tiene  más vitaminas, minerales y fibra elevado que en la pasta convencional. En general, es una máxima que intento seguir también con el pan. Pero ¡ojo! integral de verdad, no harinas enriquecidas con salvado o una parte de trigo o centeno integral para dar el pego.
  • Hacer espaguetis de calabacín o lasaña de calabacín. La primera de las recetas no tiene ciencia más que hacerte con uno de esos utensilios de cocina que hace tiras de cualquier verdura. Después la salteo en la sartén, con una gota de aceite y le añado un poco de tomate, taquitos de jamón… lo que le echaría a cualquier otro plato de pasta. La única complicación es cogerle el punto de cocinado en función de si te gustan más hechos o «al dente». La lasaña de calabacín también es un plato megafácil. Con el pelador de patatas hago laminillas de calabacín que sustituyen a las tradicionales de pasta.
  • Bechamel de Maicena: Es justamente lo que su nombre indica. Empleas los mismos ingredientes -yo sustituyo también la mantequilla por aceite de oliva- pero en vez de harina pongo Maicena, que necesita mucha menos cantidad para que espese. No es la cosa más rica del mundo pero, como tampoco la como a cucharadas, sino como complemento de otros platos, el sabor es más que aceptable. 
  • Ojo con las salsas: Porque muchas veces, el problema de comer pasta ya no es solo los carbohidratos de la pasta en sí, sino con el tipo de salsas que lo acompañamos, como la carbonara, que son hipercalóricas. Por ejemplo, una buena pasta rellena, fresca, aunque tenga más calorías que unos espaguetis, por ejemplo, podemos acompañarla solo con un chorrito de aceite y unas virutas de queso -¡ojo! he dicho virutas, no vale rebozarla en queso, que nos conocemos-.
  • Experimenta: Últimamente me gusta experimentar con diversos tipos de granos: bulgur y cuscús, sobre todo. Desde el punto de vista de calorías no es que salga ganando, pero son pastas que, no se por qué, me llama más comerlas con ensaladas o con verduras y ahí está la clave, en cambiar las proporciones: en vez de hacer pasta con… hago verdura con pasta.
  • Suelo limitar el consumo de hidratos después de las seis de la tarde.

Desayuno

Renunciar a unas buenas tostadas de «pan del país» con pavo es una de las cosas que más me cuesta en el mundo. Así que voy alternando. No las he eliminado del todo, pero un día como tostadas, otro fruta, otros lácteos -¡ah! siempre desnatados-…

Muchas veces los desayunos se nos van de las manos en lo que a calorías se refiere, principalmente, por falta de tiempo. Ya hemos hablado en otras ocasiones que las prisas son el mayor enemigo de una dieta equilibrada. Total, que como vamos mal de tiempo, arrasamos con lo primero que encontramos en la despensa para desayunar. Y, desgraciadamente, ese tentempié rápido suele ser procesado y una bomba calórica. Galletas, cereales, zumos embotellados… ¿os suena? Renunciar a ellos pasa por dedicar un poquito más de tiempo a preparar el desayuno, así que toca madrugar más, organizarnos mejor… para introducir elaboraciones más sanas: huevos revueltos, fiambres bajos en grasa, tostadas integrales, fruta… Y, puestos a «guarrear», mejor optar por un bizcocho casero que por un donuts.

Yo visito muchas páginas de comida sana, no porque sea una «talibana» de la alimentación, sino porque siempre cojo ideas de platos que en circunstancias normales no se me ocurriría cocinar, por ejemplo, para el desayuno. Os dejo el link a la de Paola Procell, de la que ya os hablamos aquí alguna vez. 

Reuniones sociales

No se vosotros, pero a mí me cuesta contenerme cuando toca comer o cenar con los amigos. Al final, las celebraciones o una simple cena con invitados se convierten casi en un pretexto para comer rico y demás. Así que cuando me toca hacer a mí de anfitriona intento currármelo un poco y equilibrar el menú alternando productos tradicionales en estas reuniones informales -pizzas, snacks, bollería, patés, embutidos- con otros más «sanos» -ensaladas, cremas, revueltos, platos vegetarianos más elaborados…-

María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease