Por qué no hacer terapia teniendo plantas en casa

Nada más sencillo ni más eficaz según los últimos estudios publicados. Las plantas en casa parece que tienen un efecto positivo en la salud mental de quienes las cuidan a lo largo del día, según han demostrado distintas investigaciones. Lo de hacer terapia teniendo plantas en casa y casi sin darnos cuenta está al alcance prácticamente de todo el mundo, independientemente de la edad o el tiempo del que se disponga, así que por lo menos, habrá que probar sus beneficios.

Desde International Journal of Environment Research and Public Health se ha revisado un total de 42 estudios en los que se encontraron evidencias claras de que estar en presencia de plantas en nuestro entorno habitual, en nuestra casa, conseguía mejorar el malestar físico y mental de las personas que se encargaban de sus cuidados.

La ciencia empieza a tener claro que el apego hacia las plantas tiene importantes beneficios en la salud de las personas, sobre todo en su salud mental.

Ya nos pareció una buena idea lo de entretenernos cuidando alguna planta cuando tuvimos que estar confinados en casa sin poder salir por culpa del COVID19 pero resulta que no solo conseguimos entretenernos, es que además estábamos haciendo terapia teniendo plantas en casa y nosotras sin saberlo.

En los estudios analizados se comparó la actividad de los participantes en habitaciones y estancias con plantas y sin plantas. Aquellos que tenían actividades en habitaciones con plantas mostraron unos niveles más bajos de estrés fisiológico, tenían mejores resultados en las tareas cognitivas más relacionadas con el enfoque de la atención o el recuerdo de la memoria e incluso, presentaban una mayor tolerancia al dolor que aquellos participantes que tenían actividades en habitaciones o entornos sin plantas a su alrededor.

En muchos pacientes se ha constatado que la sencilla actividad de cuidar las plantas de una casa, reduce los síntomas de ansiedad e incluso de depresión en algunos de los casos. 

La ciencia empieza a tener claro que el apego hacia las plantas tiene importantes beneficios en la salud de las personas, sobre todo en su salud mental. Clic para tuitear

La jardinería aunque sea la más sencilla y aunque sea solo de unas cuantas plantas de interior que no nos lleve demasiado tiempo de nuestra rutina habitual, ha demostrado que puede aportar importantes beneficios emocionales, desde la resiliencia mental a la conexión social pasando incluso por ser de gran ayuda para curar traumas del pasado.

Además, la presencia estética de las plantas en un hogar también tiene una importancia que merece ser tenida en cuenta según se ha demostrado en distintas investigaciones que sugieren que las personas responden de forma positiva ante plantas verdes, de distintas tonalidades y exhuberantes. La belleza de las plantas es un bálsamo para la tranquilidad, para meditar, para pensar tranquilamente y abandonar algunas veces esos círculos viciosos en los que enredamos nuestros pensamientos.

Es un buen momento para empezar con esta afición con la que es muy sencillo hacer terapia teniendo plantas en casa y beneficiarse de todos los aspectos positivos para nuestra salud que vamos a recibir casi sin darnos ni cuenta. 

Hacer terapia teniendo plantas en casa no es nada complicado

Las herramientas que se requieren son sencillas y se pueden encontrar en numerosos establecimientos especializados. Lo más recomendable es empezar con plantas que no requieran un mantenimiento demasiado complicado. 

Ya hemos hablado en alguna ocasión de esas plantas que “no se nos mueren” fácilmente, que requieren unos cuidados muy sencillos y con las que es muy agradecido empezar a aficionarse, algunas son muy conocidas otras quizás no tanto pero seguro que no es complicado encontrarlas un hueco en alguna de las habitaciones de nuestra casa.

Además, siempre es muy agradable decorar la casa con plantas e incluso con flores, como hemos contado en alguna ocasión también en el blog y por supuesto, las plantas ayudan a socializar, a salir, a comentar y a compartir, a formar parte de acciones interesantes que se pueden estar realizando muy cerca de ti y que aún no conoces pero que pueden ser perfectas para tener un tipo de ocio más sano, más constructivo, más positivo y que además nos ayude a encontrarnos mejor.

Pilar Fonseca

Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior.
Me gusta escribir y comunicar.
Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos.
Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.