Ya no hay excusa para moverse más

Sobran razones y motivos para aumentar la actividad física en nuestra rutina diaria, cada vez hay menos excusas para movernos más y cuidar nuestra salud. ¡Venga! Vamos con uno de los “eternos buenos propósitos” que ocupan hueco en nuestras listas de buenas intenciones de cara al nuevo curso pero que pocas veces se llega a conseguir al cien por cien.

Bueno, pues los datos se empeñan en mostrarnos los beneficios del movimiento, del ejercicio, de la actividad física en nuestra salud y en nuestro cuerpo. Se puede empezar por pequeños gestos que vayan aumentando el tiempo que cada día movemos nuestro cuerpo. Desde desplazarse a pie o en bicicleta hasta el trabajo o al menos un tramo del trayecto, hasta hacerlo para hacer recados, gestiones o la compra habitual.

Subir y bajar las escaleras que aparezcan en el día a día y hacer el firme propósito de no tomar el ascensor o aparcar el coche un poco más lejos de lo habitual para tener que caminar un poco más cada día, son pequeños gestos que van sumando minutos de actividad física a la rutina diaria y al mismo tiempo, reducen el tiempo de sedentarismo que tanto perjudica la salud.

Beneficios físicos y psíquicos del deporte

Los médicos muchas veces señalan que el deporte debería aplicarse y recetarse casi como si fuera una prescripción facultativa, como una medicina y los pacientes deberían tomarse en serio esta recomendación porque los beneficios que aporta la práctica deportiva a la salud, tanto física como psíquica, están más que demostrados.

Noelia Suárez es directora de comunicación de Nutritienda y además de promulgar la necesidad de llevar una alimentación sana y equilibrada, también pone el enfoque en el deporte y la actividad física, entre otros aspectos porque “una vida sedentaria puede afectar tanto a nuestra salud física como psicológica”. 

La práctica de ejercicio, de deporte, el aumento de la actividad física diaria es una necesidad para mantener y mejorar la salud en todos estos aspectos:

Aumenta la flexibilidad y la coordinación, dos elementos que son claves especialmente cuando las personas van cumpliendo años. Muchas lesiones se producen por la falta de flexibilidad o la incapacidad de los músculos a adaptarse a un movimiento concreto.

Fortalece tanto los músculos como los huesos, la inactividad o el sedentarismo hace que se pierda masa muscular y al mismo tiempo, deteriora los huesos, los hace más frágiles haciendo que pierdan masa ósea. 

El ejercicio consigue que la densidad ósea no se pierda, hace que la circulación sanguínea mejore, favorece el depósito de calcio en los huesos y desarrolla la musculatura que soporta el esqueleto.

Disminuye los niveles de estrés y es uno de los mayores beneficios que aporta el deporte a la rutina diaria, la posibilidad de reducir las tensiones acumuladas durante la jornada a través de la práctica deportiva la actividad física.

Se consigue reducir las presiones emotivas y ambientales de la jornada, baja la producción de radicales libres por el organismo por lo que se disminuye la posibilidad de padecer enfermedades graves por este motivo.

Se producen endorfinas con la actividad física, las llamadas “hormonas de la felicidad” que ayudan a afrontar las dificultades diarias de un modo más positivo.

Ayuda a conciliar el sueño, ya que al liberar gran parte del estrés diario, se consigue aumentar la relajación a la hora de dormir, al mismo tiempo la sensación de cansancio físico ayuda a conciliar mejor el sueño.

Mediante la actividad física se puede conseguir que se duerma mejor, que las fases del sueño se lleguen a regular de forma que se consiga tener más energía durante el día.

¿Y apostar por el deporte al aire libre?

La práctica de deporte al aire libre ha aumentado en torno al 80% desde que llegó la pandemia. El running, el ciclismo y el senderismo han sido las prácticas deportivas que más han aumentado entre la población en los últimos años.

El día que más se practica deporte al aire libre es sobre todo el domingo, sobre todo los amantes del ciclismo o de los paseos por la naturaleza. Dos actividades físicas que se pueden hacer en grupo y quizás por eso sea el domingo el día en el que es más fácil para la mayoría encontrar el momento.

Ahora que aún no ha entrado el frío a nuestros días quizás sea el mejor momento para apostar por el deporte al aire libre, ya que aporta todos los beneficios antes mencionados a los que hay que añadir todos estos.

Potencia la creatividad porque despierta la mente, porque al aire libre el cerebro se oxigena mejor y hace que aumenten las respuestas creativas. Es un momento perfecto para reflexionar, para desconectar y para pensar con fluidez.

Mejora el rendimiento intelectual porque hace que aumenten el número de neuronas del hipocampo, lo que lleva a multiplicar las conexiones neuronales.

Ayuda a evitar el aumento de peso o a reducir el sobrepeso si es que ya se padece esta patología, consigue acelerar el metabolismo basal al quemar energía durante la actividad física. 

Evitar el sobrepeso es algo interesante para reducir las posibilidades de padecer lesiones relacionadas con la sobrecarga que suponen unos kilos de más en el organismo.

Mejora la calidad de vida en muchos aspectos pero también la esperanza de vida porque consigue reducir la probabilidad de sufrir enfermedades asociadas con el sedentarismo (infartos o anginas de pecho, por ejemplo).

Refuerza el sistema inmunitario sobre todo al practicarlo al aire libre, afecta a la regulación de leucocitos y citoquinas de forma positiva para el organismo.

Fortalece la resistencia y la determinación de la persona. La resistencia es una de las cualidades más importantes no solo para la práctica deportiva sino para la vida diaria, ayuda a reducir las pulsaciones por minuto fortaleciendo la musculatura del corazón y consiguiendo que se bombee más sangre con cada latido.

Pilar Fonseca

Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior.
Me gusta escribir y comunicar.
Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos.
Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.