jueves, diciembre 9, 2021
InicioFrikismo¿Cuánto ha revolucionado Internet las relaciones personales?

¿Cuánto ha revolucionado Internet las relaciones personales?

Que internet es parte esencial de la vida de los Milenials las generaciones que vienen por detrás es evidente. De lo que no nos damos tanta cuenta es de que la revolución que ha supuesto Internet nos afecta absolutamente a todos, tengamos la edad que tengamos porque ha cambiado el modo en el que hasta hace cuatro días hacíamos las cosas… ¡Incluido en lo personal! ¿Somos conscientes de todos los cambios en las relaciones interpersonales que ha traído Internet?

Cuánto ha revolucionado Internet las relaciones personales. Cita de adultos

En las relaciones amorosas

Recuerdo haber salido de marcha cuando tenía veinte años y ver a la gente de cuarenta saliendo por ahí y pensar que eran poco menos que unos ancianos (angelico… buena colleja le daría a mi yo veinteañero). Realmente es que las posibilidades de ligar en aquellos años pasaban casi necesariamente por salir a bares ya que no había muchas maneras de conocer a gente nueva. Hoy en cambio existen páginas de citas y aplicaciones en las que poder relacionarnos con gente que está buscando lo mismo que nosotros, sea un amor para siempre o un encuentro sexual, sean ¡yo qué sé! veinteañeros en Barcelona o mujeres maduras en Sevilla, por decir.

Para todos los que se escandalizan por el amor online, la verdad es que cuando conocías a alguien en un bar tampoco solías saber mucho de ellos. Ligar online hace que aunque tengas que besar también a unas cuantas ranas al menos, hayas podido hablar con esa persona antes y comprobar si hay algo de feeling más allá de la atracción física.

En todo caso, para mí la principal pega de Internet es que tu pasado amoroso está ahí, a la vista de todo el mundo. Antes cuando querías olvidarte totalmente de alguien que había estado en tu vida con romper o esconder las fotos que tuvieras juntos (que no solían ser tantas) ya estaba ¡pero la sombra de Internet es muy alargada y puedes tener ahí toda tu colección de novios expuesta, ya no en tu galería sino en la de los demás!. Porque sí, tú puedes darle a delete como si no hubiera un mañana pero nada te garantiza que lo haga el resto. En esto no les tengo ninguna envidia a los que están en el mercado del amor.

Consultando facebook en internet

En las relaciones a distancia

Personalmente una de las cosas en las que más noto un cambio es en las relaciones a distancia. Las redes sociales nos han permitido abrirnos a un montón de gente con la que de otro modo no nos relacionaríamos. Yo recuerdo cuando alguna compañera de clase se mudaba de ciudad. Aquello acababa suponiendo en la mayoría de las ocasiones el fin de la amistad porque la distancia física acababa siendo una distancia personal. En estos momentos la cosa no tiene nada que ver. La gente se marcha pero puedes mantener el contacto en redes sociales, puedes enviarles WhatsApp o incluso hacer videoconferencias casi sin coste económico. Cuando yo viajaba a Inglaterra de intercambio prácticamente no tenía contacto con España porque ¡era carísimo!

Internet ha supuesto un gran enriquecimiento personal para muchos. En mi caso tengo amigas en muchos lugares de España y el extranjero con las que tengo relación a diario. Estar lejos físicamente no quiere decir nada excepto que los cafés nos los tenemos que tomar virtualmente. Por lo demás, la amistad, la relación, el cariño, son los mismos que si nos viéramos todos los días.

familia madre hija abuela

Con la gente cercana

Internet ha revolucionado también las relaciones con la gente que tenemos más cerca. Más allá de los chats de madres del colegio (que, quedémonos con ello, al menos tienen una función informativa) Internet nos ha permitido tener relaciones más habituales con nuestra propia familia. Cuando no te ves mucho tener grupos con ellos te permite socializar y crear más lazos. Las chicas de la casa tenemos un chat juntas en el que lo mismo hablamos de cuestiones prácticas de logística que nos contamos las ocurrencias de nuestros hijos. Es muy chulo ver a mis sobrinos crecer y conocer en tiempo real las cosas que van haciendo. Pero iría más allá: mi madre ha recuperado gracias a Internet la relación con sus primos ¡y a mí me parece realmente chulo!

Es posible que tu familia te ponga, como se dice vulgarmente, la cabeza como un bombo pero es TU familia y tenerla cerca, aunque sea a través del teléfono siempre mola.

Internet

Con Internet podemos ponernos apocalípticos o asumir que, ya que está para quedarse, podemos sacarle partido. Podemos ver Internet como algo que destruye las relaciones personales o darle una visión positiva al conjunto. Al fin y al cabo Internet en mi caso me ha puesto en contacto con gente maravillosa y tremendamente interesante, me ha dado trabajo y me ha unido más a mi familia.

Fotos: Shutterstock

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto