Juegos de cartas para jugar con amigos

0

Cuando te reúnes (¡cuando puedes!) con tus amigos lo cierto es que a veces no hace falta más que compartir una mesa y ya está. Pero a veces apetece dinamizar la reunión jugando a algo juntos. A mí personalmente me gustan mucho los juegos de mesa, en general, pero dentro de esta categoría me parecen especialmente divertidos los de cartas. Muchos de ellos pueden jugarse con una baraja de las de toda la vida pero otros permiten jugar a juegos mucho más sofisticados.

Hay juegos de cartas para muy jugones con unos niveles de complejidad muy elevados, pero no voy a hablar de ellos hoy. Los juegos que os voy a enseñar hoy básicamente son juegos que se pillan en un momento, que se guardan en una caja pequeña o en un mazo y que te los puedes llevar a cualquier sitio de manera cómoda. No son juegos complicados, con unas reglas dificilísimas y con una curva de aprendizaje larga. ¡Vamos allá!

Los clásicos

Algunos de estos juegos de cartas se han convertido en grandes clásicos ya y además tienen la ventaja de que pueden jugarse también con niños si queremos. Ojo, seguro que tienes tus favoritos en función de lo cuáles sean tus gustos. Jungle Speed (que tiene además distintas versiones, la tradicional y la versión playa entre ellas) es maravilloso si lo que te gusta es la velocidad. Si eres amante de los juegos rápidos siempre tienes el clásico Dobble que también tiene chorrocientas versiones (¡hasta una de Harry Potter!) o también el Uno que no se pasa de moda.

Virus es otro juego muy conocido que cuenta con alguna expansión ya que tiene la gran ventaja de que lo mismo sirve para niños que para gente más adulta. Es divertido, rápido y tiene la parte justa de hacerle la puñeta al rival que le gusta a todo el mundo.

Si por el contrario eres más relajado y te gustan más otro tipo de juegos un poco más reposados está el Sushi Go! en su versión sencilla y versión Party con más opciones. Merece más la pena el segundo en mi modesta opinión porque te da más opciones para jugar y es más divertido ¡y es tan cuqui…!

Juegos un poco locos

Y lo son en sus planteamientos, ya que son cuando menos… peculiares. Por ejemplo está Bears Vs Babies que es peculiar hasta en su caja. ¡Está completamente llena de pelos! En este juego tienes que crear los monstruos más locos para básicamente enfrentarte a un ejército de bebés. Sí, como suena. Parece muy tremendo pero es bastante divertido. Podéis jugar con niños perfectamente, pero si queréis jugaron adultos hay un pack con contenido explícito.

Dentro de los juegos locos el más conocido es quizás Exploding Kittens que tiene un montón de versiones (incluyendo una que se llama IMPLODING kittens). Podéis ver cómo se juega aquí. Yo personalmente no he tenido ocasión de jugar, pero sí mis hijas ¡y les encantó!

Y si lo que os gustan son los unicornios tenéis un juego bonísimo que se llama Unstable Unicorns un poco en esta línea. Su premisa es traicionar a tus amigos para hacerte amigo de los unicornios. Ea.

Juegos para animar una fiesta

¿A qué os gusta jugar? ¿Sois un grupo al que le gustan las adivinanzas? Just one es un juego en el que hay que averiguar palabras secretas y en el que la deducción, el vocabulario, la expresión oral y la síntesis importan. Si sois más de dilemas morales, entonces Tranvía mortal os gustará mucho. En este juego te conviertes en un conductor de un tranvía que va sin frenos y debe elegir la vía a la que dirigirse aplastando a todo lo que se ponga por delante. Tus amigos, divididos en dos equipos quieren convencerte para que no vayas a su vía.

Parecido al juego del asesino está el juego Hombres lobo de Castronegro. Hay que descubrir identidades secretas y eliminar una plaga. También de este estilo está Secret Hitler, otro juego de deducción social.

Para animar una fiesta está estupendo Guatafac, en su versión normal o en su versión más picante para adultos. Son preguntas de todo tipo y sólo tienes 8 segundos para contestar. De sus mismos creadores está Omaigod que es también muy sencillo de jugar. En cada ronda un jugador hace una pregunta de una tarjeta blanca y los demás tienen que responder con una de las tarjetas rojas en su poder.

Por último, Tribu de sinvergüenzas es un juego de cartas muy gamberro perfecto para empezar la noche. ¡Los creadores prometen agujetas de tanto reír!

Artículo anteriorSe acabó el estado de alarma y el sentido común
Artículo siguiente¿Qué ambientador usar en tu hogar?
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.