sábado, diciembre 4, 2021
InicioOcioSeries que merecen la pena: La maravillosa Sra. Maisel

Series que merecen la pena: La maravillosa Sra. Maisel

Cada uno tiene que saber cuáles son sus gustos personales en cine / televisión. A mí no me veréis viendo nada de terror, ni con exceso de sangre, ni paranormal, ni de ciencia ficción oscura. Las series me gustan urbanas y más o menos contemporáneas (aunque incluyo en este concepto todo el siglo XX). Yo no soy público para Juego de tronos, eso ya lo sé, así que directamente me evito el trago y la frustración de saber que eso no es para mí. Por contra, hay series que sé que me van a encantar antes de ver el primer fotograma: me pasó con Younger, con The Bold Type y también con La maravillosa Sra. Maisel o como se llama en inglés, The amazing Mrs. Maisel.

Yo sé que hay quien adora ver series en inglés y quien no lo termina de ver, pero con La maravillosa Sra. Maisel es especialmente recomendado, porque es una serie sobre stand up comedy… la mitad de los chistes no tienen gracia en español, o la tienen mucho más forzada. Además piénsalo, ver series en V.O. es una maravillosa manera de aprender idiomas. 

The marvelous Mrs Maisel

La maravillosa Sra. Maisel es una serie que podéis ver en Prime Video. Esta plataforma empezó muy flojita, con pocas cosas (nada que ver con Netflix o con HBO) pero la verdad es que, dejando a un lado su interfaz que es muy patatera, lo cierto es que su catálogo es cada vez mejor. Merecen mucho la pena algunas de las series de producción propia, como es el caso de esta serie. Os recuerdo que si pagáis la cuota de Amazon Prime lo tenéis incluido en el precio y que tienen app tanto para móviles como para smart tv.

¿Y de qué va La maravillosa Sra. Maisel?

Es una serie ambientada en el Nueva York de finales de los años 50. Miriam «Midge» Maisel (Rachel Brosnahan) es un ama de casa judía casada con Joel Maisel (Michael Zegen), al que conoció en sus años universitarios en Bryn Mawr. Midge es de clase alta, culta y la vida le va bastante bien. Está enamorada hasta las trancas de su marido y vive en un descomunal apartamento que para mí lo quisiera.

Su marido, vicepresidente de la empresa familiar, tiene el secreto anhelo de triunfar en el mundo de los monólogos. Para ello, todas las noches van al Gaslight, un local en el que aficionados pueden actuar con la esperanza de prosperar. Una noche, Midge descubre que su marido está plagiando los chistes de otros cómicos y él, después de una noche desastrosa en el escenario, decide irse de casa, no sin antes decirle que llevaba un tiempo saliendo con su secretaria.

El mundo perfecto de Miriam se desmorona y borracha como una cuba, con el corazón roto en pedazos, acaba ella subida al escenario del Gaslight improvisando un monólogo tan bueno que deja completamente claro que la que tiene talento de los dos es ella.

The marvelous Mrs Maisel

Detrás de Mrs. Maisel

La maravillosa Sra. Maisel es una serie creada por Amy Sherman-Palladino, lo que hace que la calidad se le presuponga. Para los que no tengáis ni idea de quién es esta mujer, la Palladino es la creadora de las Chicas Gilmore y tiene un estilo único. Todo lo que escribe es rápido, ingenioso y con un sentido del humor muy particular, con el que yo me siento muy identificada. Son series muy de mujeres, con chicas fuertes y con muchas cosas que contar y, como anécdota, a Amy Sherman-Palladino le suele gustar trabajar con los mismos actores. En esta serie encontraréis a conocidos como Alex Borstein en el papel de Susie Myerson, la mentora de Midge como comediante, a la que pudimos ver ya en Las chicas Gilmore y también a Bailey de Young, que interpreta a Imogene, la mejor amiga de Midge que también salía en Bunheads, otra de sus series.

La maravillosa Sra. Maisel

La maravillosa Sra. Maisel es una de las series revelación de 2017: ganó el Globo de oro a Mejor Comedia y también Rachel Brosnahan se hizo con el galardón a mejor actriz en la misma categoría. Yo me alegré mucho porque el papelón que hace esta actriz (sobrina, para los más cotillas, de la diseñadora de bolsos recientemente fallecida Kate Spade) es increíble. Está presente en prácticamente todos los fotogramas de la serie y consigue que no puedas quitarle el ojo. Es adorable, fuerte, frágil, divertida y cáustica todo al mismo tiempo. La serie no sería nada sin ella.

La serie de todas maneras destaca por tres cosas: por sus diálogos a toda pastilla, por los constantes chistes y juegos de ingenio y por los personajes. Normalmente en una serie que se apoya tanto en un personaje principal no se molesta en dibujar con tanta precisión a los secundarios. Pero en Mrs. Maisel, salgan más o menos en pantalla, todos los personajes tienen un recorrido, una historia y no son en absoluto planos. Desde la corrosiva Susie (que en algunos momentos consigue robarle el protagonismo a Midge), hasta los padres de la protagonista, con los que acaba viviendo y que son muy tremendos.

The marvelous Mrs Maisel

Mención aparte merece Joel, su marido y sus contradicciones internas y su sentimiento de fracaso constante. Él lo desencadena todo y es consciente de hasta qué punto la ha fastidiado muy deprisa. A pesar de ser el culpable, no puedes dejar de sentir un poco de conmiseración por él también. Midge es una fuerza de la naturaleza: guapa, con estilazo, dinero y un sentido del humor fuera de toda duda. Además, está loca por él, así que ¿qué más podía pedir? Nada. Pero al mismo tiempo era una responsabilidad enorme estar a su altura. Joel se va porque sabe que ha caído del pedestal en el que su mujer lo tenía y le puede el complejo de inferioridad.

Para mí, una de las mejores series que he visto últimamente y estamos de suerte porque hay previstas al menos dos temporadas más.

Artículo anteriorLIBROS: Haz click y vive sano
Artículo siguienteLa cocina sana de Paola
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende
Limonerías on Tipos de amistades 2.0
Ruth de R. on Se vende