5 métodos para ahorrar ¿cuál es el tuyo?

0

Una de las preocupaciones que toda familia tiene en algún momento de su vida (o del mes) es como conseguir ahorrar algo de dinero. Con todos los gastos del día a día: colegios, comedores, extra escolares, ropa… o las dos partes de la pareja tiene un buen sueldo, o es muy complicado que los ahorros vayan creciendo sin poner algún tipo de remedio.

Podemos ir poniendo nuestro granito de arena cambiando algunos hábitos o intentado ahorrarnos algunos euros en la factura de la luz pero, para todas aquellas que no acabáis de encontrar la manera eficaz de hacerlo, os traigo una serie de métodos para ahorrar que me han parecido muy interesantes.

El Kakebo, técnica japonesa

Este método tradicional japonés se trata principalmente de apuntar todos los gastos que uno tiene para poder organizarse mejor. En nuestro país lleva años siento todo un best seller, el cuaderno cuesta entorno a unos 17 euros, y a través de él, las personas toman consciencia de lo que gastan al mes y en qué se les va el dinero.

Al tenerlo todo apuntado, es fácil tener una visión de los gastos que pueden ser más prescindibles y en los apartados en los que puedes empezar a conseguir un ahorro.

ahorrar dinero

El reto de las 52 semanas

Ya sabemos que todo lo que lleve la palabra reto nos motiva mucho más pero, a la vez, nos va a suponer un esfuerzo. El reto de las 52 semanas lo ha viralizado Maria Pilar Amela de Ahorradoras.com que ha escrito incluso un libro en el que cuenta sus trucos para conseguirlo.

El método consiste en ahorrar la primera semana 1 euros, la segunda 2, la tercera 3 y así sucesivamente. Lo más difícil del reto son las últimas semanas en las que hay que ahorrar 40 y 50 euros pero el resultado merece la pena. Al final de las 52 semanas en nuestra hucha habrá 1.378 euros, casi nada.

Si crees que te va a costar, Maria Pilar propone varias alternativas para que sea más sencillo. Puedes empezar ahorrando al revés, en orden descendente. De esta manera, cuando mayor esfuerzo económico hay que hacer, es cuando más motivada estarás y más preparada. Otra opción es preparar una lista con las 52 semanas e ir alternando el ahorro. Puedes ir tachando las cantidades que vas ahorrando y en un mes puedes ahorrar 1, 5, 20 y 52 euros, por ejemplo que harán menos roto que 49, 50, 51 y 52 ¿no crees?

Método 50/20/30

Un método creado por Elisabeth Warren y que lleva años siendo de los más populares a nivel mundial. Lo que ella propone es dividir tus ingresos en tres grandes bloques y, de esta manera, destinar una parte de ellos para cada finalidad.

Gastos básicos: el primer bloque sería el de los gastos básicos y para ellos debes guardar el 50% de tus ingresos. Estos serían vivienda, facturas, alimentación, transporte, etc. es decir, los gastos diarios que todos tenemos.

Ahorro: y éste es el punto importante, un 20%. Es decir, un 20% de tus ingresos debes enviarlos directamente a ahorro. Si sabes en que te los vas a gastar perfecto, si no, esta opción es muy buena porque una vez que empiezas a presupuestar una parte de tus ganancias para ahorro, tendrás un buen colchón económico.

Gastos personales: por último, el 30% restante será para tus gastos, para ocio, regalos, formación… una parte básica para tener dentro del presupuesto.

La hucha con destino

Quizá uno de los métodos más viejos y que más funciona. Elige en que vas a querer gastarte el dinero que ahorres, unas vacaciones en la playa, un coche nuevo, un smartphone de última generación… en casa por ejemplo, nuestra hucha tiene como destino Disneyland París así que los niños colaboran bastante en rellenarla porque están emocionados.

Una vez que tienes el destino escogido, decide como vas a llenarla. Con todas las monedas de 50 céntimos que pasen por tus manos, las de 2 euros, cada vez que cambies un billete guardando un euro para la hucha, con las monedas que tengas sueltas al final del día o de la semana… Es muy importante que escojas una opción y seas perseverante con ella. Cada vez que tengas una moneda de dos euros en tus manos, tendrás que guardarla para la hucha, por ejemplo.

Después sólo tendrás que esperar y cuando lo llenes, te sorprenderás de la cantidad de dinero que has ahorrado sin apenas darte cuenta.

El método de los sobres

Sin duda este es uno de los más antiguos y más complicados de poner en práctica hoy en día en el que e difícil ver el dinero de forma material pero, desde luego, es uno de los más efectivos.

Se trata de coger diferentes sobres y nombrarlos con los gastos que sueles tener. Uno por ejemplo con gastos fijos (hipoteca, facturas, …), otro con alimentación, otro con ocio, etc. Finalmente, uno de los sobres debe llamarse “Gasto mensual” y en él introducirás el dinero que te sobre.

La clave de este método es intentar no tocar el sobre de “Gasto mensual” y que todo lo que esté ahí se convierta en el dinero que ahorras ese mes.

Si decides poner en práctica este método mi consejo es que no hagas sobre de los gastos fijos y que directamente, pases el dinero a una cuenta para ellos. El resto, “ocio”, “alimentación”… si puedes ponerlos en sobres y será algo muy visual.

¿Has probado alguno de estos métodos?, ¿qué es lo que te funciona a ti? te animo a que nos lo cuentes en comentarios para que nos sirva de ayuda e inspiración a las demás.

Imágenes: Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.