Nesting, la nueva moda de quedarse en casa

0

Hoy en día todo tiene que tener nombre: hay una palabra para todo y un fin de semana de esos de los de no quitarse el pijama, no podía ser menos. Ahora resulta que si te dedicas a estar todo el fin de semana encerrado en casa sin hacer nada lo que estás haciendo es practicar Nesting.

Desde luego, cuando llegas el lunes a la oficina y alguien te pregunta que has hecho desde el viernes, queda mucho mejor decir «Nesting» en lugar de «me he pasado todo el fin de semana en el sofá»… ¡dónde va a parar! Pero pongamos serios y veamos qué significa este palabro exactamente.

Nesting
Nesting (Shutterstock)

Nesting, no hacer nada

Esta nueva moda que se va extendiendo poco a poco es el mejor remedio para luchar contra el estrés y la ansiedad que nos produce el ritmo de nuestro día a día. Viene del inglés Nest que significa «nido» y se basa en no hacer absolutamente nada para dejar que tu cuerpo y tu mente puedan descansar por completo.

Lee un buen libro, ve una película, haz recetas de cocina… práctica un hobbie con el que disfrutes y que no suponga demasiado esfuerzo, o incluso, ¡abúrrete! Esta es la mejor manera de desconectar del estrés que nos rodea y dedicarnos tiempo a mimarnos.

Una actitud que contraste con la que ha afectado a muchas personas en los últimos años y que se conoce como FOMO, es decir, miedo a perderse cualquier acto social o a ver a través de las redes sociales que tus amigos están haciendo algo interesante y tu estás en casa sentirse inferior. ¡Eso se ha acabado! Llega el momento de disfrutar del hogar, de relajarse, solo o en pareja, de desconectar y, sobre todo, de dejar descansar nuestra mente.

Divertirse está bien, pasar un rato con amigos es muy, pero que muy sano, pero si esta actitud se convierte en una forma de vida y no dejamos tiempo para el descanso y para disfrutar de uno mismo, puede dejar de serlo. Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan un tiempo para «recargarse», unos más y otros menos, pero todos necesitamos algo, por esto, el nesting está calando poco a poco y se está convirtiendo en una nueva moda. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre ambas cosas.

Beneficios del nesting

Pero romper con el estrés diario no es la única ventaja de esta moda, nuestro bolsillo también lo agradecerá considerablemente. Dejar de lado un día las comidas fuera de casa, ir a tomar unas cañas, salir al cine, a jugar a los bolos… será un descanso también para nuestra economía que muchas veces se ve resentida por nuestro alto ritmo de reuniones sociales.

Nesting sofa
Nesting en pareja (Shutterstock)

Y, por otro lado, también nos da la oportunidad de disfrutar al máximo de nuestra familia, nuestra pareja o de nosotros mismos, cosa que siempre viene bien para conocernos mejor y pensar con más claridad.

El entorno ayuda

Quedarse en casa relaja pero, desde luego, el efecto será mayor si estamos en una casa ordenada, bien decorada, que nos haga sentir a gusto y no si estamos entre montones de ropa tirada, platos sin fregar…

Esta sensación está alimentada también por las redes sociales, por la moda del minimalismo que cada vez está más extendida, pero también porque realmente estar rodeados de orden ayuda a nuestra mente, la despeja, la deja descansar y por lo tanto nos ayuda a desconectar del estrés y la ansiedad del día a día.

Incluso, los expertos recomiendan dejar de lado las nuevas tecnologías, desenchufar el wifi y dejar que nuestra cabeza pueda descansar totalmente.

Nesting desayuno
Desayuno en la cama (Shutterstock)

Además de este consejo, también recomiendan tener cuidado con lo que se come ese fin de semana, ya que la falta de actividad puede repercutir en nuestros kilos, por eso, decantarnos por un menú saludable nos ayudará.

Se acabó el que nos llamen «antisocial» por quedarnos en casa, ahora resulta que estamos siguiendo la última moda. Y a ti, ¿te gusta practicar nesting?