Hacer una mudanza nos estresa y mucho

0

Esto es así, es innegable, es una verdad verdadera. Hacer una mudanza nos estresa y mucho, de hecho lo reconocen abiertamente ocho de cada diez españoles. Nos estresamos sólo de pensar en hacer una mudanza así que meternos en harina nos ataca los nervios, directamente.

Hay muchas opciones que podemos tomar para que el estrés no nos supere pero partimos de la base que las mudanzas como las reformas son momentos vitales estresantes que tenemos que vivir de vez en cuando, tampoco mucho que no hay que tentar a nuestra suerte ni a nuestros nervios.

¿Cuántas mudanzas podemos llevar a cabo a lo largo de nuestra vida? Unos más y otros menos, eso es cierto pero teniendo en cuenta el estilo de vida actual en el que movernos geográficamente de casa es casi una necesidad lo más probable es que vivamos más de una y más de tres mudanzas a lo largo de nuestra vida. Eso como mínimo.

Lo más habitual es que sea un momento que lo vivamos con ilusión, se trata de comenzar en un nuevo lugar, nuevas perspectivas, nuevas posibilidades pero sólo pensar en todo lo que conlleva hacer una mudanza nos estresa. Desde organizar a embalar todo y después volver a ubicarlo todo de nuevo, buscar espacios en el nuevo destino para poder organizar de nuevo nuestro entorno y volver a sentirnos en nuestro hogar.

una mudanza nos estresa

¿Cómo conseguir reducir el estrés que nos provoca una mudanza? Sencillo: reducir el número de cosas que tengamos que embalar y trasladar, el número de objetos que tengamos que mover.

Lo más recomendable es elegir de manera muy consciente aquello que realmente queremos que nos acompañe a nuestro nuevo destino antes de hacer la mudanza y con todo lo que descartemos, con todo lo que decidamos que no necesitamos en nuestro nuevo hogar podemos plantearnos distintas opciones:

  1. Tirar: aquello que ya no pueda aprovecharse
  2. Regalar: aquello que sabemos que puede hacer feliz a alguien que conocemos
  3. Donar: aquello que intuimos que puede ser útil para alguien a quien no conocemos
  4. Vender: aquello que puede tener un interés para alguien y que a nosotros nos puede dejar algún beneficio

Para poder poner en práctica estas opciones es vital que nos planteemos la mudanza con tiempo suficiente porque si hacer una mudanza nos estresa poder organizarla y planificarla con tiempo suficiente nos va a liberar de mucho estrés.

Al reducir el número de objetos que tenemos que trasladar también estamos reduciendo el esfuerzo, el tiempo y el dinero que nos cuesta llevar a cabo la mudanza y eso también es bueno tenerlo en cuenta para disminuir nuestro nivel de estrés.

¿Y cómo seleccionar lo que se mueve con nosotros y de lo que nos desprendemos?

Muchos expertos en orden y organización en el hogar se plantean una regla basada en tres respuestas:

  1. ¿Realmente te gusta y significa algo como para quedártelo?
  2. ¿Realmente es algo que usas con regularidad y tendrá espacio y cabida en el nuevo destino?
  3. ¿Realmente es algo apropiada para esta nueva etapa?

Respondiendo a esas tres preguntas vas organizando lo que se queda contigo y lo que sale de tu vida y así se reduce considerablemente lo que forma parte de la mudanza porque tendrá sentido que movamos, que traslademos con nosotros todo aquello que verdad nos importa y que será necesario para continuar con nuestra vida en el nuevo destino.

Hablamos de que una mudanza nos estresa pero no hacemos sólo una mudanza cuando cambiamos de casa, a veces una reforma en nuestro hogar nos obliga a empaquetar prácticamente toda la casa y eso también nos produce estrés, al mismo nivel que si nos mudáramos de casa.

Para preparar los embalajes y las cajas de los productos que tengamos que guardar es muy útil unificar los objetos, preparar las cajas por habitaciones y sobre todo nombrarlas con indicaciones concretas sobre su contenido.

una mudanza nos estresa

Lo más frágil siempre debe ir bien protegido y avisado en el exterior de la caja.

Así lo que conseguimos es que al llegar al destino o al terminar la reforma, se coloquen en cada nueva estancia las cajas correspondientes para que podamos ir sacando y colocándolo todo con la misma agilidad con la que se guardaron en origen.

Mudanzas en la tele

Quizás no sean específicamente programas dirigidos a hacer mudanzas pero encontré dos programas sobre reformas, orden y organización en el hogar que son muy inspiradores a la hora de decorar y organizar una casa.

El primero se llama Dream Home Makeover y muestra cómo hacer distintas reformas en distintos hogares y cómo organizarse para que sean todo un éxito, es entretenido por si no lo habéis visto y os interesa el tema.

Y el segundo es más específico sobre orden y organización, se llama The Home Edit y se centra en la organización y orden de armarios en casa. La verdad es que tiene ideas interesantes y sobre todo muy prácticas para poder dar un uso inteligente a los espacios y para poder utilizar todo lo que tenemos en casa.

No nos podemos olvidar de ella cuando hablamos de organización en casa, Marie Kondo quizás fue de las primeras en poner en primera línea la necesidad de encontrar cierto orden en nuestros hogares y no sólo porque una mudanza nos estresa sino porque el día a día nos puede resultar también muy estresante si nos dejamos llevar por el caos y la improvisación.

Artículo anterior6 Cuentas de Instagram para ayudarte a ordenar tu casa
Artículo siguienteCómo hablar de dinero a los niños con Amalia Guerrero de Finanzas de casa
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.