Soy una madre Alfa

48

Hace unas semanas el Club de Malas Madres se hacía eco de un estudio de Mikroskopia my word, en el que se definía un modelo de madre que ha pasado a denominarse “Madre Alfa”.

En el post, Amelia dirigía unas palabras a “Querida Alfa” y aquí vengo yo a contestarle, siempre desde el cariño.. ¡Que nadie se vaya a pensar lo contrario! Y pensaréis, ¿pero qué se ha creído ésta para considerarse Madre Alfa? Lo siento amigas, pero lo soy. Y no, no soy una Superwoman. ¿Sabéis quién me gustaría ser? Samantha de Embrujada, y tener el poder de mover la nariz y que las cosas se arreglaran solas.

bewitched

Conforme iba leyendo los párrafos me sentía totalmente identificada, así que Sra. Malamadre, aquí vengo a contestarle.

Querida Malamadre:

    1. Me gusta tener mi casa limpia, me imagino que como a todas. Odio ir tropezándome con juguetes varios. Y claro que reparto tareas con mi pareja. Cuando nos casamos hicimos el reparto de tareas buscando las sinergias que en ese momento nos parecieron más apropiadas. Ahora, de las que no me corresponden que no me busquen. Porque no me salgo del guión, ahí me maten.
    2. Me encanta hacer la compra, no lo puedo evitar. Te diré que además siempre hago el mismo recorrido en el súper para que así no se me olvide ningún pasillo. Voy recreándome en los productos, comparo precios, charlo con la chica de la charcutería mientras me elige el jamón más bueno del mostrador del lado de los baratos. Eso sí, si puedo procuro ir a hacer la compra sola, por “salud mental” ¡Y no me digáis que eso no es de Malamadretotal!
    3. El tiempo suficiente, no tiene porque ser el deseado, seguro que a todas nos gustaría pasar más tiempo con nuestros peques, aunque algunas veces acabemos hasta el gorro de ellos, porque sí, en algunos momentos viene genial desconectar de los más pequeños ( y si no que nos lo digan a todas en nuestras escapadas al supermercado).
    4. Respecto al punto de la organización no te puedo decir nada.. Mis amigas me llaman “multitarea”… Ya me dibujó mi amiga Susana para el post de los súperpoderes del #MMMTeam con tres brazos. Soy efectiva, odio procrastinar, y cuando me pongo a hacer algo lo empiezo, lo acabo y lo cierro, y a otra cosa mariposa. Al final, cada uno decide cómo quiere vivir su vida, y yo en la mía me quedo con el orden. Todo organizadito, y si en el planning de la semana entra el plato de la #buenaabuela, pues mejor que mejor. No seré yo quién le haga ascos a un tupper. Es más… ¡¡Tuppers a mí!!! Reconozco que soy un poco Bree Van de Kamp, pero no nos olvidemos que Bree era una MUJER DESESPERADA y no una mujer perfecta.I cannot kill you today
    5. Lo de cuidarnos es más de lo mismo, forma parte de las rutinas diarias. Me parece tan transgresor acostarme sin quitarme el maquillaje que tengo que levantarme para retírarmelo o el sentimiento de culpa me come al imaginar el grano que tendré al día siguiente. Ya me gustaría a mí poder acostarme con el ojo pintado y aparecer por la mañana como un mapache sin remordimientos. Pero me acuesto y ¡¡¡ay!!! Empiezo a mirar el techo y me entran los sudores fríos: ¿Cómo será mi grano mañanero? ¿me reconocerán mis hijas con estos borrones “renegríos”? Estas cosas o se hacen sin sentirte culpable o directamente es mejor desmaquillarte y que el “agua micelar”, la exfoliante, el desmaquillante de ojos, y los productos específicos se lleven la pintura y el sentimiento de culpa.

¿Qué le voy a hacer? No te voy a negar querida Malamadre que me encanta irme con mis amigas a desconectar de los peques, o a cenar con mi pareja para recuperar los momentos mágicos que a veces con las rutinas pasan a un segundo plano. Y no, no soy superwoman, a lo mejor, un poco Alfa, Beta, Gamma, Delta, y todas las letras del abecedario griego, o lo que viene siendo “puta por rastrojo”.

Dejémoslo en que por circunstancias de organización, de intendencia, he tenido que asumir ese rol, a veces por obligación y otras porque me gusta. No pasa nada, seguimos conviviendo todas bajo el mismo techo, ese techo de cristal que nos impide progresar. Cada una asumimos nuestra maternidad como podemos, y partiendo de la base de que todas lo hacemos lo mejor que sabemos. Podemos identificarnos con una letra o con otra, con una corriente o con otra, pero en el fondo todas somos madres que queremos lo mejor para nuestros hijos.

Majo Van de Camp

Y sí, tienes razón, mi vida es un estrés, ¿para qué vamos a engañarnos? Pero también es cierto que me siento satisfecha, quizá no todos los días, pero sí en términos generales, y que no hay nada como poner una nota de humor a nuestra vida. Así que por la capa de superheroína no te preocupes, que aquí las tengo limpitas y planchaditas por si a alguna os hace falta.

Comparte
Artículo anteriorEsta semana en MMM…
Artículo siguiente15 cosas que no sabías sobre Padres Forzosos

María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.

48 COMENTARIOS

  1. Muy bueno! pues si mantener una casa ordenada con una nena de 20m, tener perro, cocinar, ser ingeniero y llevar una marca de bolsos, sin ayuda, y tener momentos idílicos con mi pareja quiere decir que soy Alfa o superwoman, entonces lo soy, y lo que no enumero para no parecer modesta jijiji vaaaamos lo soy de aquí a China 😉

  2. jaja me ha encantado compañera!
    yo creo que todas somos un poco alfas y desde luego hacemos lo que podemos con lo que tenemos.
    De todas formas, pienso que es cuestión de prioridades (además de tiempo) para mi por ejemplo es más importante estar con mis hijas y pasar tiempo con ellas que mantener la casa impoluta, así que en mi casa muchas veces hay juguetes por el suelo (y a veces me pongo de los nervios no creas), pero bueno…de momento no lo llevamos mal 😉

  3. Jajajjajaj yo creo que estoy en el punto medio entre los 2 artículos! Desde luego, lo mejor de todo esto es intentar tomarse las cosas con el mejor humor posible (dentro de la locura particular de cada una, claro!)

  4. Yo como la Musa, de alfa no tengo mas que las “aes” de mi nombre, y gracias. Pero sí que tengo mucho de lo de puta por rastrojo. Y sobre todo, que aquí cada una lleva su vida como quiere / puede y no hay nada de malo en que no seamos unas iguales a las otras. De hecho eso es lo mejor, que cada una sea de su padre y de su madre.
    Muackas!

  5. jajaja la foto y lo de “como puta por rastrojo” es lo más! jajajaja

    Yo no sé si soy alfa, beta o sigma (no tengo máquina de coser, así que sigma seguro que no soy), pero me siento emperatriz de mi universo… aunque ese universo esté en fase de caos (total). Como dice Pilar es cuestión de prioridades. Ahora bien, lo más cerca que he estado de Brie fue un día hice cupcakes y conseguí llegar a casa de unos amigos sin manchas en la ropa -la mía, la de Mimaromo y la del peque- en un tiempo razonable -menos de dos horas- dárselos y merendar. XD

  6. Yo a malamadre llego pero a madre alfa ¡ni por asomo! O soy primeriza y aún no me he organizado correctamente o me falta el don para poder hacer tatas cosas a la vez. Y eso que algo de multitarea sí que soy, pero todo tiene un límite y el mío son los minutos del día. Literalmente no llego a más.

  7. Con todo el cariño, creo que no lo has pillado… estáis, por ejemplo la malamadre jefa y tú, en el mismo barco. No se trata de lo que eres, si no del enfoque que le das, y de lo que quieres y crees necesario transmitir. Un proyecto como el de Laura, con planificación, con organización perfecta de eventos, con una sonrisa y una frase que te la haga sacar a tí cada día, con una constancia sobrehumana, con una capacidad de convocatoria que ya quisieran muchos, con un trabajo autónomo (más autodisciplina, todavía), con dos hijas, un marido, una casa… Sinceramente, yo no me puedo creer que una persona como ella, por poner un ejemplo entre miles, se pueda denominar realmente malamadre. Cada post, cada descripción de su vida, rezuma amor por los suyos, pero del bueno. Yo creo que es un proyecto y una estrategia reivindicativa. Simplemente agarró el toro por el lugar adecuado, y en el momento adecuado, porque ya es hora de que se deje de dar por hecho que las madres estamos ahí para todo, y para todos. Que se deje de ningunear la capacidad profesional de una mujer por el posible “peligro” a quedarse embarazada. El tema no es si llegas a todo, eso lo hacéis todas, no dejáis de demostrarlo a diario, si no preguntarse por qué habría que hacerlo. A todo tenemos que llegar entre todos, madre, padre, empleadores, gobernantes. Y nada mejor que hacerlo con humor, caricaturizándose a una misma.
    Y por cierto, algo he leído acerca de que su estrategia reivindicativa sea en realidad comercial. Pero vamos a ver, nos hemos caido de un guindo? Es publicista, tiene una idea, una gran idea, dedica sus recursos humanos a llevarla a cabo, incluida su experiencia profesional, y lo hace tan bien, que arrasa. Pues que haga caja, que narices, se lo ha ganado!!!! NI

    • Con todo el cariño, creo que no lo has pillado… estáis, por ejemplo la malamadre jefa y tú, en el mismo barco. No se trata de lo que eres, si no del enfoque que le das, y de lo que quieres y crees necesario transmitir. Un proyecto como el de Laura, con planificación, con organización perfecta de eventos, con una sonrisa y una frase que te la haga sacar a tí cada día, con una constancia sobrehumana, con una capacidad de convocatoria que ya quisieran muchos, con un trabajo autónomo (más autodisciplina, todavía), con dos hijas, un marido, una casa… Sinceramente, yo no me puedo creer que una persona como ella, por poner un ejemplo entre miles, se pueda denominar realmente malamadre. Cada post, cada descripción de su vida, rezuma amor por los suyos, pero del bueno. Yo creo que es un proyecto y una estrategia reivindicativa. Simplemente agarró el toro por el lugar adecuado, y en el momento adecuado, porque ya es hora de que se deje de dar por hecho que las madres estamos ahí para todo, y para todos. Que se deje de ningunear la capacidad profesional de una mujer por el posible “peligro” a quedarse embarazada. El tema no es si llegas a todo, eso lo hacéis todas, no dejáis de demostrarlo a diario, si no preguntarse por qué habría que hacerlo. A todo tenemos que llegar entre todos, madre, padre, empleadores, gobernantes. Y nada mejor que hacerlo con humor, caricaturizándose a una misma.
      Y por cierto, algo he leído acerca de que su estrategia reivindicativa sea en realidad comercial. Pero vamos a ver, nos hemos caido de un guindo? Es publicista, tiene una idea, una gran idea, dedica sus recursos humanos a llevarla a cabo, incluida su experiencia profesional, y lo hace tan bien, que arrasa. Pues que haga caja, que narices, se lo ha ganado!!!! Ni que abdujera a los compradores anulando su voluntad!

      • Cata, ¿Cómo que no lo he pillado? Yo soy la primera que está de acuerdo con Laura, entiendo y respeto perfectamente la idea del club, es más soy miembro del mismo desde sus inicios.
        Este post no es un ataque al club, ni a Laura, es más, el post y la imagen se la pasé a ella antes de publicarlo.
        Es una carta de respuesta a un post, ni más ni menos, sin más pretensión. En el que yo también me caricaturizo, ¿o te crees que voy por la vida con cara de loca, delantal y tuppers?
        Es un grito de desesperación, no quiero ser juzgada por intentar llegar a todo, sólo quiero vivir mi maternidad y mi “feminidad” tranquila y de la mejor manera que sé. Como Laura, como tú, y como todas las mujeres.
        Cada una lo vivimos bajo un prisma diferente, y ninguno es mejor que el otro, sólo hay una máxima,, Respetarnos las unas a las otras.

        • Catalina, lo que se creen Laura y Mª José es que no nos hemos dado cuenta de que esto es una estratagema para dirigir tráfico de un blog al otro bajo la falsa apariencia de una pelea de gatas. Están compinchadas [guiño, guiño]

  8. Me ha encantado el post…Cuando salgo con amigas de cena y llego a las tantas soy incapaz de desmaquillarme y como al día siguiente me levanto y no me ve nadie no me importa parecer un “mapache”.
    Besos

  9. Olé, olé, olé (aplausos). Claro que sí, cada una vivimos la maternidad como mejor sabemos, nos viene o queremos y no hay una única forma de ser mamá. Yo he pasado por un proceso personal bastante grande desde hace un año acà y he aprendido a cuidarme, a ser más organizada, a disfrutar de los diferentes momentos, ya sea con niños o sin niños, todos son mis momentos, unos mejores y otros no tan buenos, pero míos. También soy multitarea, y me encanta, me da vida…estuve unos años que no hacía nada y mi vida era muy rutinaria, pero ahora me siento viva, estoy en varios proyectos, llevo mi casa, estoy con mis hijos siempre que puedo y aunque algunos días me gustaría estar más, el rato que paso con ellos es exclusivo para ellos, voy al gimnasio, hago yoga, y me he apuntado a costura (ni mi madre se lo cree). He aprendido a estar presente, y me encantaría tener los poderes de Samantha en Embrujada!!!! ¿Soy una superheroína o una superwoman? No lo creo, simplemente he aprendido a llevar mi vida de la mejor manera para que todos estemos bien y yo también me sienta lo mejor posible. Muy bueno el post!!! Muacks! Me encantas!

    • Vanessa.. Me encanta tener tantas cosas en común contigo. Y así es, somos lo que nuestras circunstancias nos dejan y nos permiten.
      Y no sé si somos superheroínas o superwoman, pero lo que está claro es que somo mujeres y madres, que no nos dejamos vencer.

      Un abrazo enorme.

  10. ¡Vivan las malasmadres, las desesperadas, las multitarea, las organizadas, las caóticas! No somos contrarias, somos facetas de un poliedro de millones de caras. Cada una de nosotras enriquece el mundo.
    Soy muy fan de la reflexión humorística y de la disertación constructiva por eso me encanta leer las aportaciones del Club de Malas Madres, de Mujeres y Madres Magazine y de quien se tercie. No siempre opino lo mismo pero siempre aprendo algo.

  11. Yo de momento soy más tirando a malamadre. Aunq cada vez progreso más en la multitarea y en intentar tener todo “bajo control” pero es imposible imposible!!!!

  12. Me encanta el post, pero es que… ¡¡¡Esa foto es lo mas!!!! ¿Sabes qué es lo mejor de todo? Que me has hecho reflexionar y reír mientras lo leía. Y reír siempre hace falta.

    Yo nunca consigo tener la casa arreglada como querría, nunca me veo todo lo bien que me gustaría por mucho que me arregle, nunca consigo tener mi “trabajo” online todo lo organizado que considero que debería, nunca consigo pensar que he disfrutado bastante tiempo con los peques… pero después de leerte tengo claro que el problema es que abuso de la palabra nunca. Tengo que cambiarla por la palabra siempre.

    Siempre intento tener la casa lo mejor posible, siempre me arreglo y cuido todo lo que puedo, siempre organizo el trabajo tanto como me es posible, siempre disfruto al máximo del tiempo que paso con mis niños sea el que sea…

    Estoy totalmente de acuerdo en que todas hacemos todo lo que podemos. Y a todas nos debería bastar con saber que es así. Lo que para unas es prioritario para otras no. Y es precisamente en esa diversidad en la que encontramos la riqueza de la maternidad.

    Un besote!!!

  13. Yo te aplaudo porque ni alfa ni beta ni gamma, eso si recojo los juguetes del suelo por mi propia salud y barro y friego quinientas mil veces :).
    Genial poist, un besazo

  14. Pues yo soy multitarea a saco, aunque las acabe cuando y como puedo, pero solo me desmaquillo porque me ducho por la noche. Ja,ja,ja. Disfruto con la compra porque ahora es mi ocio y a veces el tiempo con el enano me parece escaso y otras veces too much. Ahora valoro el orden más que nunca y lo mantenemos mucho más. Pero es cuestión de supervivencia más que nada.
    En fin, que aquí todas hacemos lo que podemos y destacamos en unas u otras cosas, ¿no?

  15. En casa me llaman la jefa número uno, a pesar de saber los tres (o los cuatro, si incluimos al gato) que soy una malamadre total. Creo que esa dualidad, o bipolaridad, la compartimos todas las madres del mundo 😉
    La foto es total!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre