Se acabó lo bueno…

1

se-acabo-lo-bueno_1

Último día de agosto. Como viene siendo habitual desde hace unos años (más desde que soy madre) el tiempo vuela y el final del verano está a la vuelta de la esquina o… ¿ya ha llegado? Es hora de hacer balance, de recordar todo lo que este verano nos ha regalado y de comenzar con ganas la nueva “temporada”. ¿Preparada?

El verano ha dado para mucho. Aunque tengas las sensación como yo de que ha volado (que también) es momento de saborear con calma todo lo vivido, cada recuerdo, cada vivencia, cada instante… acordándonos de todo lo bueno (lo malo mejor lo apartamos). Para mi este verano ha sido especial y he aprendido muchas cosas. He aprendido que cargar las pilas es fundamental, quién diga lo contrario miente, y saber priorizar también. Tan imprescindible como aprender a escucharte, saber desconectar de las rutinas, los horarios y las prisas (para volver con energía renovadas), tener tiempo y coraje para pararte a pensar si estás haciendo lo que te hace feliz de verdad. Muchas cosas y todas ellas igual de importantes.

En mi caso, como os pasará a la mayoría de vosotras, hasta diciembre ya no habrá parón y el respiro de estas vacaciones era muy necesario para aguantar el tipo, física y mentalmente. Mañana estrenamos mes y ahora sí que sí toca volver a las rutinas de verdad. Toca volver a ponerse el reloj, toca cuadrar horarios (tareas más que difícil a veces) y, en mi caso, toca aún hacer todas las compras necesarias para afrontar bien equipados la vuelta al cole. En breve estaremos adaptados y tendremos la sensación de que el verano no ha pasado pero a mi que me quiten lo “bailao, que no es poco.

En definitiva chicas. Algunas ya hemos vuelto a nuestros trabajos, otras volveremos hoy y otras volverán en los próximos días (aprovechad que ya va quedando menos). Pero una cosa os voy a pedir a todas nada de lamentaciones (la depresión post-vacacional no la quiero ni mencionar) que ya sabemos que ser optimistas es un plus hoy en día. Volvemos sí, pero con la cabeza bien alta (que ya tendremos tiempo de agacharla), luciendo moreno sin miedo (a pesar del ligero aumento de talla), con labios rojos a tope (que como diría nuestra querida LuciaB así los días son más bonitos y nos ayudarán a vivir la vida como si fuera una verbena), presumiendo entre los compañeros de nuestras fotos idílicas del veraneo (seguro que alguna tenemos, si hemos seguido los consejos de nuestra compi Lydia) y sin que se note ni un poquito la verdad verdadera que no es otra que esta…

se-acabo-lo-bueno_2

¡Ánimo y feliz regreso a todas!

Imágenes: Nat y Muchochupchup

Comparte
Artículo anteriorLa música de la vida de… María
Artículo siguienteNo es lo que dices, es cómo lo dices…

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre