domingo, mayo 15, 2022
InicioMaternidadDe niños, redes y padres

De niños, redes y padres

Una de las cosas que más preocupa en la actualidad a los padres es el acercamiento de nuestros hijos a las redes sociales y las nuevas tecnologías. Es habitual escuchar preguntas tales como hasta qué edad hay que esperar para que tengan su primer smartphone, qué tipo de controles de su actividad en internet es conveniente hacer o cuál debe ser el tiempo de exposición. Para responder a estas cuestiones, y algunas otras más, Familia Digital organizó el I Encuentro de Familias Digitales: “Niños conectados, ¿padres desconectados?”, que contó con la presencia de expertos del sector, asi como de padres (blogueros, para más señas, gente con especial sensibilidad hacia el tema) e hijos.

ninos-redes_encuentro-familias

Decir que vivimos en la época de la tecnología es una obviedad enorme. También lo es recalcar cómo de rápido avanza esa tecnología, en la que aparecen nuevas redes sociales cada poco tiempo y evolucionan las existentes con nuevas facilidades que pueden implicar mayores riesgos en cuanto a privacidad o exposición de nuestros datos personales. Ante esta perspectiva, los padres tenemos una responsabilidad brutal en formarnos antes que nuestros hijos para poder atender a sus dudas y acompañarles. ¿Exagerado?

Salud digital

Se define como salud digital el uso saludable, seguro y responsable de la tecnología. Hablamos no sólo de prácticas erróneas o acertadas en nuestra navegación, sino también de la forma en que cogemos el smartphone o la tablet mientras la usamos y no deberíamos dejar de darle importancia, ya que incluso hay estudios que demuestran que se están modificando áreas del cerebro por esa utilización de la tecnología. De salud digital y muchas más cosas nos habló Guillermo Cánovas, experto en la relación de niños y adolescentes con internet entre otras muchas cosas, en una charla que duró más de una hora y que a todos se nos hizo corta.

ninos-redes_Guillermo-Canovas
Guillermo Cánovas

El discurso de Cánovas, lejos de ser alarmista, supuso una visión realista del panorama actual en el que dio algunas claves a la hora de hacer frente al acercamiento de los más pequeños a la tecnología. En este sentido, señaló que no deberíamos esperar a la adolescencia para que los niños se inicien en su uso, recalcando que no permitirles acceder a ellas sólo los estigmatizará. Hay que dar el paso antes acompañándolos en el proceso. Ahondando en esta reflexión, recordó que lo que es bueno o malo es el uso que se hace de la tecnología, no la tecnología en sí, y recomendó enseñar a nuestros hijos las consecuencias, incluso las penales, que puede reportar ese mal uso.

Además, es fundamental que sepan discernir la información correcta de los bulo, lo que se puede conseguir utilizando unos sencillos comandos en el buscador. Pero, ¿tenemos que esperar los padres a que sean nuestros hijos quienes nos pregunten? La respuesta de Cánovas fue rotunda: no, los padres tenemos que mantenernos actualizados para poder anticiparnos a cualquier problema que pueda surgir.

En cuanto a la privacidad, la máxima es muy clara: no publiques nada que no gritarías en la calle. Muchas veces olvidamos que las redes sociales e internet son un altavoz muy potente en el que nuestras acciones y opiniones quedan reflejadas, no solo cuando escribimos, sino también cuando simplemente damos un “me gusta” en una publicación de Facebook, algo que es más evidente con los nuevos emoticionos de esta red social. La prudencia debe ser nuestra mejor consejera y esta máxima también debe ser trasladada a nuestros hijos, quienes muchas veces se olvidan de ella en el afán por conseguir seguidores o notoriedad. Nos habló también del acoso a menores a través del teléfono móvil y de cómo puede dejar en la más absoluta soledad a nuestros pequeños.

Cánovas en el turno de preguntas
Cánovas en el turno de preguntas

Recalcó otras dos cosas a mi juicio importantes. La primera, que la tecnología no supone un problema de “adicción” mientras que su uso no suponga dejar de hacer otras cosas, no sólo leer libros o pasar tiempo en familia, sino también preferir estar con la tablet o el smartphone a quedar con los amigos. La segunda, que hay que evitar la hiperconexión, esos niños que duermen con el teléfono encendido en la mesillas. Lo ideal es que los dispositivos tecnológicos no entren en la habitación, porque, además, los padres perdemos esa capacidad de control.

Por último, como con todo en esto de educar, es fundamental predicar con el ejemplo. Analicemos nuestros comportamientos. ¿Qué mensaje les estamos lanzando a nuestros hijos cuando dejamos de comer para contestar un whatsapp o no les escuchamos por estar mirando algo en el móvil?

José Luis Encinar
José Luis Encinar

Control parental

José Luis Encinar, Jefe de Producto y Comercialización de Servicios de Telefónica, explicó cómo se configura el control parental de Movistar protege, que permite bloquear la navegación por las páginas web que el adulto considere no adecuadas así como supervisar los sitios por los que el niño ha navegado. Para ello se crean diferentes perfiles de usuario en cada uno de los cuales va quedando registrada la actividad en internet, tanto el tiempo empleado como los sitios que se han visitado. Algunos de los padres presentes cuestionaron el respeto por la libertad personal que la herramienta supone, pero Encinar recalcó que el matiz está en el diálogo con los hijos antes de la configuración, en la explicación y el acompañamiento. A pesar de ello, yo sigo teniendo mis dudas.

Pilar y su celular

María José Cantarino, Jefe de Innovación Sostenible de Telefónica, nos presentó Pilar y su celular un programa educativo que promueve el uso responsable del móvil a través de vídeos cortos para acompañar a los niños a partir de 8 años en el uso autónomo, reponsable y saludable del teléfono móvil. Es un recurso muy interesante y recomendable y os animo a echarle un vistazo porque creo que puede ser de mucha ayuda.

Mesa redonda
Mesa redonda

La jornada terminó con una mesa redonda moderada por el propio Cánovas en la que Fernando, de Historias de Papá Lobo, y Susana García, de Mi mamá tiene un blog, charlaron con un chico y una chica de 12 años acerca del uso de la tecnología en familia. Para terminar, me quedo con una frase de Susana “no puede haber más pantallas encendidas que personas en la habitación”. No me parece un mal punto de partida.

Imágenes: Mujeres y Madres Magazine

Let B. Díaz
Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.