Pequeñas reformas para hacer en casa

0

¿No hay días en los que te apetecería sacar al decorador de interiores que llevas dentro? A veces nos creemos que no podemos sacarle mucho partido más a nuestra casa, pero aunque parezca lo contrario siempre hay algunas pequeñas reformas que sin demasiado dinero pueden hacer que nuestra casa parezca casi nueva. Estas son las que te proponemos.

Cuarto de estar vía Shutterstock

Renovar una habitación con papel pintado

Lo mismo no nos apetece una reforma integral de nuestra casa o no tenemos presupuesto para ello, pero siempre tenemos la opción de decorar una pared con papel pintado. ¡Alucinaríais la diferencia que puede suponer esto! Ya os hablamos de las posibilidades del papel pintado aquí y volvemos a decirlo: es fácil de hacer, barato y súper resultón.

El papel pintado es como todo: tenéis más caro y más barato. Es verdad que vais a encontrar papeles de 150 euros el rollo pero también de 30 y de menos, y no tiene por qué quedar mal. Si andáis justos de presupuesto os recomiendo que echéis un ojo a tiendas online de papel pintado barato porque os sorprendería las cosas tan chulas que podéis encontrar ahí ¡y algunas no están además muy vistas! Hacedme caso: una sola pared puede marcar totalmente la diferencia.

Bonus track: Yo hasta hace bien poco solo pensaba que decorar con vinilos podía ser una buena idea para las habitaciones infantiles pero, de un tiempo a esta parte, me he dado cuenta de que hay infinidad de opciones muy chulas y a muy buen precio para decorar cualquier rincón de la casa.

Pared de fotos vía shutterstock

Decorar una pared con fotos

Cuando me pierdo durante horas navegando por Pinterest no hay nada que me guste más que ver ideas para decorar paredes enormes solo con fotos. Siempre me ha encantado tener fotos colgadas en casa. Fotos que me recuerdan momentos bonitos del pasado y que siempre voy renovando poco a poco.

Las fotos son muy decorativas. Lo importante es jugar con los tamaños y las proporciones. No hay nada más triste que una fotografía solitaria. Si ponemos fotos tienen que ser varias y tratar de buscar la coherencia estilística tanto en el tono de las fotos (podemos escoger que sean todas en blanco y negro, sólo en color o mezclar) como en los marcos.  

En cuanto a la colocación no es necesario que estén todas perfectamente ordenadas; podemos buscar un «ordenado desorden». 

Salón en verde y rosa vía Shutterstock

Cambia los tonos de los complementos

Cambiar toda la decoración de una estancia puede resultar muy caro… pero como hemos dicho no es necesario cambiarlo todo. A veces cosas pequeñas hacen que una estancia parezca otra. Tal vez tengamos todos los complementos en una gama de colores determinada y eligiendo otros de colores diferentes el efecto puede ser otro. 

Ahora están muy de moda los tonos empolvados y colores como el mint, el rosa, el turquesa, el gris y por supuesto el mostaza son tendencia. Cojines, mantas o incluso cuadros en ese color pueden obrar tranquilamente el milagro.

Sillas de colores vía Shutterstock

Renueva cosas baratas

Quizás no podamos cambiar el aparador o el sofá tan a gusto como nos gustaría. ¡Quién fuera rica para poder decorar cada año nuestra casa de arriba a abajo! Son piezas caras, pesadas y que tienen una vida útil muy larga. A veces podemos cansarnos de ver siempre lo mismo… pero podemos hacer pequeños cambios que alegren a nuestro ojo y no nos cuesten mucho dinero. Un sofá no, pero igual un butacón lo podemos cambiar más a menudo ¿Y qué me decís de las sillas?

Me encantan estas de la foto que son cada una de su padre y de su madre. Me recuerdan al apartamento de Mónica y Rachel en Friends que también eran así, sillas desparejadas. A pesar de que la serie tiene unos cuantos años sigue quedando cool y teniendo un aire moderno. ¿No os encanta? Es cierto que no es para todos los públicos pero a veces hay que lanzarse a hacer cosas que nos apetecen.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.