¿Preparadas para la vuelta al cole?

1

¡Pues sí! Un año más el verano ha volado y en un pis pas tendremos aquí la vuelta al cole. Nuestros pipiolos volverán a sus rutinas (¡Al fin!) Seguro que para muchas de nosotras volveremos también a las nuestras. Esas rutinas de las que unos meses estaremos más que aburridas pero que, en el fondo, necesitamos, y mucho más, en una casa con niños. ¿Es o no es así?

Vuelta al cole

Madrugar

Vale que así como concepto vital a nadie le gusta tener que levantarse a una hora concreta… es mucho mejor despertarse cuando te venga en gana, sea pronto o tarde. Pero también es verdad que esto de los horarios ordenados en el fondo (muy en el fondo) nos viene bien a todos. ¡Nadie dijo que fuera fácil, amiguitos!

A los padres nos cuesta horrores volver a la tiranía de los horarios y los niños no van a ser menos. Existen dos teorías al respecto: hay quien es partidario de una adaptación progresiva o quien, por el contrario, prefiere arrancarse la tirita de golpe y ya saldrá el sol por donde quiera. Los partidarios de ambas, huelga decir, defienden su opción a muerte. 

¡Vuelta a la actividad!

El verano es (y debe ser) un momento slow; bastante acelerados vamos durante el resto del año como para tener que vivir a salto de mata también en vacaciones… al menos si no es lo que nos pide el cuerpo. Es verdad que hay quienes aprovechan para hacer viajes de cine y darse auténticos palizones, pero por lo general todos tenemos la cabeza un poco en pausa en verano. ¡Será el calor!

Pero no podemos vivir en unas eternas vacaciones mentales… entre otras cosas porque acabaríamos por no disfrutarlas si siempre es lo mismo. La vuelta al cole es la vuelta a la actividad, a los proyectos, a hacer cosas motivantes

A los niños también volver a las aulas les viene bien. En verano no es que no aprendan sino que lo hacen de otra manera. No son conocimientos reglados, pero son igual (o más) importantes que los anteriores. Pero el colegio, sobre todo si tienen la suerte de tener buenos maestros, es un lugar maravilloso en el que crecer en conocimientos y como personas. Da pereza, es verdad, pero mola en el fondo.

Vuelta al cole

El orden en las comidas

En verano el despiporre con las comidas suele ser generalizado. Yo no sé a vosotros, pero a mí meterme en la cocina con todo el calor, me apetece entre cero y nada. La tentación está a la vuelta de la esquina: platos procesados que requieren poco tiempo de preparación y cero imaginación, que las ensaladas, gazpachos y estas cosas también, pero a veces tienes que poner aunque sea UNA neurona a trabajar. También tenemos la carnaza de las barbacoas y todas esas cosas azucaradas que están ahí tentándonos. Heladoooooo. Horchataaaaaaa. Chucheeeeees.

No vamos a hacer leña del árbol caído: lo pasado, pasado está, pero cuando llega el otoño toca ordenar y volver a la vereda del bien comer. Si comen en el cole, facilísimo, y si comen en casa, mentalicémonos, los adultos también ¡que es a veces lo más complicado!

Los amigos de siempre

Es lo mejor, sin duda, de la vuelta al cole. Es posible que no tengan ganas de madrugar, tal vez no les apetezca nada meterse en las aulas, pero volver a ver a los amigos siempre es un planazo. Y es que es genial reencontrarnos con nuestros amigos del alma

Y vosotras, ¿de verdad estáis preparadas para la vuelta al cole?

Imágenes: Vuelta al cole vía Shutterstock (1 y 2)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.