sábado, diciembre 4, 2021
InicioLifeStyle¿Llegó ya la depresión postvacacional? Pequeños hábitos para superarla con creces

¿Llegó ya la depresión postvacacional? Pequeños hábitos para superarla con creces

Sí, nos hemos dado unos días de margen para aterrizar en la oficina, que los niños empezaran el colegio, que se terminaran las citas con los amigos para contarnos las vacaciones los unos a los otros. Ahora sí que sí ha llegado la rutina a nuestras vidas y con ella, de la mano como buenas amigas, llega la depresión postvacacional o por lo menos el bajón emocional que nos dura unos días.

Menos nos va a durar con los consejos que os traemos y por los que no vamos a cobraros nada, gratis, fruto de nuestra generosidad y bondad, somos así en esta redacción.

Consejos para que la depresión postvacacional sea una tontería, un no sé qué, un nada serio y eso que seis de cada diez españoles sufrirán estrés al volver al trabajo y de esos casi un 40% tendrán depresión postvacacional. Eso les pasa por no leernos.

depresión postvacacional

¿Pero qué es la depresión postvacacional?

No es más que una reacción natural que si dura sólo unos días está dentro de los parámetros normales de adaptación. Venimos de disfrutar de las vacaciones y hay que asumir que lo de madrugar no nos gusta pero es lo que toca y que no hay mal que cien años dure que pensar eso también ayuda.

Cuando la tristeza, el mal rollo y la sensación de apatía duran más que unos días la cosa se pone seria y es más que recomendable hablar con un profesional sobre lo que nos está pasando y cómo podemos superarlo.

Tristeza, cansancio, apatía, irritabilidad (más de lo habitual que algunas venimos irritadas con el mundo ya de serie), malestar general, inapetencia, alteraciones del sueño e incluso ansiedad pueden ser algunos de los síntomas que nos advierten de que la depresión postvacacional está en nuestras vidas.

¡Vamos a tomar medidas!

Vamos a prestar atención al momento presente, a lo que estamos viviendo. Vamos a identificar lo que estamos sintiendo y vamos a trabajar para eliminar la frustración, el estrés y la ansiedad que todo esto nos está generando en la medida de nuestras posibilidades.

Vamos a cuidarnos un poco con algunos mimos que necesitamos en este momento y que nos van a ayudar a ponernos en marcha con otra actitud, mejores y sobre todo más sanos:

depresión postvacacional
  • Busca el momento de regalarte un masaje terapéutico, los beneficios son innegables y te va a ayudar a conectar mejor, a tener mejor humor liberando endorfinas que te van a mostrar que la vida no es tan destructiva aunque las vacaciones se hayan terminado.
  • Saca un rato para meditar cada día, empieza a buscar un hueco en la agenda para tomar consciencia del aquí y el ahora. Esto te va a enseñar a manejar mejor el estrés y la ansiedad. Hay libros que pueden ayudarte y miles de videos en Youtube que pueden guiarte si lo necesitas.
  • Haz una lista de objetivos y otra de prioridades para este nuevo curso pero no te hagas trampas, sé realista con esos objetivos, no te olvides de que los milagros no existen así que planifica con los pies en la tierra y empieza poco a poco, con pequeños pasos.
  • Si somos lo que comemos y sí, lo somos, vamos a volver a una dieta más o menos ordenada pero sobre todo equilibrada en la que abunden alimentos variados y de temporada. Evita el azúcar y la sal, los productos procesados, los embutidos, los fritos y el alcohol. Pásate al agua en abundancia y dale espacio al té verde y las infusiones para entrar en calor cuando apriete el otoño
  • Dormir es una necesidad, acortarse a la hora que realmente necesita nuestro cuerpo y no cuando acabe el programa que estamos viendo. Disfrutar de un sueño reparador es fundamental para mejorar nuestro estado de salud físico y mental y para mejorar nuestro ánimo y nuestro humor.
  • Empezar con alguna actividad física o algún deporte o ejercicio nos va a ayudar también a sentirnos mejor en nuestro cuerpo. El movimiento es vida y el cuerpo lo sabe, no hace falta que te apuntes al gimnasio. Necesitas proponerte un plan adaptado a tu estilo de vida, que puedas cumplirlo sin presiones, que sea factible y sensato y si puedes realizarlo al aire libre aún mejor.
  • Siempre que puedas: apaga el móvil, la tablet y/o el ordenador lo que más ocupe tu tiempo en casa. La adicción a estar siempre conectado se ha convertido ya en uno de los graves problemas de salud cada vez de más personas. Hay muchas opciones además de las infinitas que te ofrece el móvil, búscalas porque te están esperando.
  • No te niegues los pequeños placeres, un pequeño capricho, una pequeña recompensa siempre es una ayuda para afrontar los momentos más complicados del día a día cuando la rutina se hace hueco a codazos en nuestras vidas después del merecido descanso vacacional.
  • Cualquier excusa es buena para ver más a los amigos y a la familia y sí, aunque no lo creas eso va a ser bueno para tu salud. Haz huecos en la agenda para tomar un café con esa amiga a la que hace tanto que no ves, queda para comer con tu madre en ese restaurante del que te han hablado. Cualquier excusa va a ser perfecta, ya lo sabes.
depresión postvacacional

  • Si puedes tener más contacto con la naturaleza y con los animales no lo dudes y hazlo. Valora si puedes tener una mascota en casa o si puedes dedicar algo de tiempo a colaborar en alguna protectora de animales. Organiza excursiones o escapadas en familia o con amigos al monte, descubre la magia de los bosques en otoño. El senderismo es una de esas actividades a las que apenas si hacemos caso y sin embargo es de las más recomendables para mejorar nuestra salud por numerosos motivos.
  • Nunca olvides que tienes mucho bueno a tu alrededor: sé agradecida, siéntete afortunada por lo que puedes disfrutar cada día, sé consciente del momento y de lo que te aporta de bueno.

Con todas estas ideas, estos tips, estas sencillas recomendaciones ¿quién tiene espacio ni tiempo para la depresión postvacacional? Nosotras no, desde luego.

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo