miércoles, octubre 27, 2021
InicioLifeStyleHidrata tu piel no sólo en verano por todos estos motivos y...

Hidrata tu piel no sólo en verano por todos estos motivos y alguno más

Ha terminado el verano pero no por ello hay que dejar de hidratar la piel, no nos confundamos. La mayoría vuelve de las vacaciones con un tono de piel estupendo. Lejos de los flexos de la oficina la piel respira y un poco de sol con una buena protección siempre es positivo ahora hay que plantearse hidratar la piel para que no perdamos los beneficios obtenidos y tranquilas, se puede lograr.

Aunque no lo parezca la deshidratación no es lo mismo que tener la piel seca, no nos líemos. La deshidratación la puede padecer cualquier tipo de piel y es uno de los problemas más frecuentes con los que nos encontramos.

Cualquier tipo de piel puede presentar una falta de agua que se traduce en tirantez e incomodidad, falta de confort. Seguro que a todas nos ha pasado esto alguna vez y no todas tenemos la piel seca.

Hidratar la piel

hidratar la piel

Una piel deshidratada se muestra como una piel apagada, a veces pueden aparecer incluso escamas y la sensación de tirantez es intensa y persistente.

Suele ser un estado transitorio y podemos ponerle remedio de manera rápida y sencilla aunque lo ideal sería no llegar a este estado porque tengamos siempre en mente la necesidad de hidratar la piel en cualquier época del año.

Si os lo estáis preguntando sí, la deshidratación es el primer paso para que los signos del envejecimiento de nuestra piel se muestren mucho más evidente.

Cuanto mejor esta hidratada nuestra piel más tardan en aparecer las primeras arrugas.

Obviamente dentro de nuestro rostro hay una zona que requiere cuidados aún mayores, es la piel del contorno de los ojos que necesita más y mejor hidratación ya que dispone de menos glándulas sebáceas que el resto de la piel del rostro.

La piel del contorno de los ojos es más frágil y sensible, es especialmente delicada y eso sí, responde muy bien a los cuidados preventivos y a los tratamientos específicos, que no todo iba a ser tan complicado con esta zona.

Limpiar antes de hidratar

hidratar la piel

Esto es fundamental, limpiar bien nuestra piel antes de hidratar la piel.

Y aunque no lo creamos, después del verano lo es aún más porque el sol suele provocar en nuestra piel una sobreproducción de sebo lo que obstruye los poros y hace que aparezca o empeore nuestro acné.

Además la piel con el sol puede hiperpigmentarse, de hecho cuatro de cada diez mujeres mayores de 25 años han sufrido esta hiperpigmentación por exponer su piel al sol sin la protección idónea.

La limpieza facial es imprescindible como paso previo para hidratar la piel correctamente.

No sirve que te laves la cara con lo primero que pilles, el jabón de las manos está completamente desaconsejado. La piel del rostro es una de las más sensibles de todo el cuerpo y requiere de una higiene específica.

Las pieles grasas nunca deben lavarse con limpiadores que contengan alcohol, no se trata de secar la piel sino de limpiarla. Los lavados agresivos modifican la barrera cutánea y la microbiota y eso no es sano para la piel de cara a medio y largo plazo.

No hace falta utilizar cepillos de limpieza para mejorar el estado y la limpieza de nuestra piel. Si los utilizamos pues bien pero sino no pasa nada. La limpieza tradicional puede ser adecuada y válida en muchas ocasiones de hecho, para algunas pieles los cepillos de limpieza están directamente contraindicados.

Es innegable que cada tipo de piel necesita un producto específico, no necesita lo mismo una piel seca que una piel con acné, por ejemplo.

Los productos de limpieza deben ser afines a nuestra piel, tener el mismo PH, no producir efectos irritantes ni sensibilizantes y respetar al máximo lo lípidos cutáneos manteniendo una capacidad de higiene óptima.

No pensemos que evitar el maquillaje hace que no necesitemos limpiar nuestro rostro a diario. La piel de la cara acumula suciedad a lo largo del día, suciedad que tapa los poros y puede provocar un mal funcionamiento de la fisiología cutánea.

Limpiar e hidratar la piel por la noche es uno de los mejores tratamientos de belleza porque así garantizamos liberar nuestra piel de los agentes externos que la agreden a diario incluso si no nos hemos maquillado durante el día.

Ante una emergencia sí, claro que es mejor que uses una toallita desmaquillante a que no uses nada pero no es lo más recomendable. No limpia igual, de una forma tan completa y equilibrada como los limpiadores convencionales pero sí, ante una emergencia no lo dudes y limpia tu piel con una.

Lo que no debes hacer es frotar enérgicamente ni con una toallita desmaquillante ni con la toalla después de haber limpiado la piel. Frotar la cara puede irritar más tu piel si tienes acné y puedes dañar la piel de los párpados y el contorno de ojos que como vimos antes es más frágil, fina y sensible.

Para secar la piel, los expertos aconsejan más la caricia con una toalla limpia que frotarla sobre la piel húmeda.

cuidar la piel

Las lociones micelares son unos productos que pueden ayudarte en la higiene diaria de la piel pero no puedes olvidar hidratar la piel después de utilizarlos.

Suelen ser productos que limpian, desmaquillan y tonifican la piel del rostro, de los ojos, del cuello y del escote. Son cómodos de utilizar por lo que pueden usarse tanto por la mañana como por la noche y no necesitan aclarado.

Si necesitas una limpieza más profunda o más específica, las lociones micelares pueden servir de complemento pero quizás no cubran todas tus necesidades como lo hace un producto de limpieza más convencional.

Limpiar e hidratar la piel cada día no es ni tan complicado ni tan costoso y son dos acciones que a lo largo de nuestra vida van a conseguir mantener la salud de nuestra piel, su flexibilidad, su buen tono y ahora a la vuelta de las vacaciones ese buen color que traemos durante más tiempo. La inversión merece la pena ¿no os parece?

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease