martes, octubre 19, 2021
InicioReivindicamos10 tips para reducir el uso del móvil

10 tips para reducir el uso del móvil

Que utilizamos mucho el móvil no es ningún secreto. En los últimos 10 años el uso de los Smartphone se ha disparado un 102% y la media de utilización al día es de 3 horas y 27 minutos según un estudio realizado por Fly Research.

No sé cómo lo ves tu pero a mi me parece mucho tiempo e incluso a veces, creo que lo utilizo más todavía. El teléfono ha pasado a ser prácticamente una extensión de nuestra mano y hace que situaciones como quedarnos sin cobertura genere nerviosismo en el 81% de usuarios móviles. ¿Te ha pasado? o ¿cuántas veces te has dado cuanta que sales de casa sin el teléfono y sientes que te falta algo importantísimo?

una aplicación para hacer la compra

La adicción al móvil cada vez está ganando más terreno y situándose como un problema importante de este tiempo, tanto en adultos como en niños y jóvenes. Pero es que ¿qué ejemplo les estamos dando a nuestros hijos? ¿cuántas veces nos ven con un teléfono en la mano? ¿cuántas veces nos tienen que repetir algo porque no les hemos escuchado porque estamos contestando un WhatsApp? Parémonos a pensar en esto y pongámonos las pilas para reducir el uso del teléfono móvil, uno de los mayores ladrones de tiempo a los que nos enfrentamos.

Tips para reducir el uso del teléfono móvil

Vamos a ver algunos consejos que nos puedan ayudar a dejar nuestro smartphone un poco de lado y aprovechar mejor el tiempo o disfrutar más intensamente de nuestro día.

1. Analiza el uso que le das

Esto es básico. Es importante que sepas cuánto tiempo al día pasas enganchada al teléfono y para que lo utilizas. Que aplicaciones son en las que inviertes más tiempo y, hasta que punto es necesario que lo hagas.

Para hacer esto hay varias Apps que puedes descargarte y te muestran rápidamente los gráficos para que lo estudies de una forma muy visual. En mi caso la App que tengo es Quamtum y funciona bastante bien, pero hay otras que también son muy recomendables.

2. Utiliza el modo avión

Tener unas horas de desconexión del teléfono puede venirte muy bien, principalmente para ayudarte a descansar mejor. Lo ideal es no llevártelo a la habitación, de hecho recomiendan que no se utilice como despertador, pero si lo haces ponlo en modo avión. Prueba a ponerlo cuando acabas de cenar y no lo conectes de nuevo hasta un rato después del desayuno, lo notarás en el descanso pero también en tus relaciones familiares.

3. Cierra chats y sal de algunos grupos

¿De verdad es necesario que estés en todos los grupos de WhatsApp en los que estás? Limita un poco los grupos en los que participas, principalmente si son muy activos. Igual puedes repartirte los grupos del cole o de los equipos de tus hijos con tu pareja y no estar en todos… También es importante que cierres todos los chats que están inactivos, perderás menos tiempo buscando los que quieras utilizar, por ejemplo.

4. Desactiva las notificaciones

No es necesario que respondamos todo al segundo. Vivimos un momento en el que parece que todo tiene que ser inmediato, pero la realidad es que no tienes porque responder un mail al segundo de recibirlo y contestar un mensaje inmediatamente. Puedes tardar un rato en hacerlo y NO PASA NADA. Repitetelo, igual que no pasa nada si tardan un poco en contestarte a ti.

5. Establece un límite de tiempo para cada App

Márcate un límite de tiempo para utilizar cada App, principalmente las que más tiempo te consumen. 20 Minutos en Instagram, 15 minutos el correo, 10 minutos Facebook… Y respétalo. Este quizá sea uno de los puntos que más te ayude.

6. Define tus momentos prohibidos

Siéntate y escribe los momentos en los que tendrás totalmente prohibido utilizar el teléfono. En la mesa, cuando estás con algún amigo, cuando sales a caminar… Con esto no sólo conseguirás reducir el tiempo sino también disfrutar más de cada una de esas situaciones.

7. Haz limpieza de Apps

Hay aplicaciones que te pueden facilitar mucho la vida, pero la realidad es que solemos tener muchas en el teléfono que no utilizamos y, en ocasiones, ni recordamos para que sirven. ¡Bórralas! Dejarás el teléfono mucho más despejado y ganarás espacio. Son todo ventajas.

8. Búscale un sitio fijo en casa

Que sea móvil y puedas llevarlo a cualquier parte no tiene porque significar que en casa lo lleves siempre encima. Búscale un sitio fijo, mismamente déjalo cargando siempre en cuanto entres por la puerta. De esta manera te centrarás en leer un libro sin distracciones, disfrutarás de una serie sin hacer dos cosas a la vez y, sobre todo, podrás jugar con tus hijos prestándoles toda la atención que se merecen.

9. Sustitúyelo por un libro para las esperas

Hoy en día sacamos un teléfono a la mínima. Si estás esperando el autobús, en una consulta médica, incluso en el baño y ¿porqué no aprovechar esos momentos para leer? Empieza haciendo el cambio en un espacio, en el baño por ejemplo, y poco a poco verás que te vas enganchando a la lectura y desenganchando del teléfono.

10. Llama por teléfono

Una llamada puede evitarte una conversación de 10 minutos por WhatsApp. Si quieres preguntarle a alguien cómo está, llámale. Si quieres contarle cómo te lo pasaste la otra noche, llámale. Si quieres explicarle lo que le dijo el médico a tu hijo, llámale. Te estarás evitando infinitos mensajes de ida y vuelta y disfrutarás de un rato de conversación que siempre hará que te sientas más cerca de esa persona.

Cómo ves, si quieres reducir el uso del móvil solo tienes que proponértelo porque son muchas las herramientas que tenemos a nuestra disposición para conseguirlo.

Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease