jueves, mayo 19, 2022
InicioOcioEsos vídeos "chorras" que me cambiaron la vida...

Esos vídeos “chorras” que me cambiaron la vida…

internet-315799_1280

 

Bueeeeno, vaaaale… quizás cambiar la vida es un poco exagerado -que ya sabéis que una es un poco melodramática de serie-, pero sí es cierto que de entre las decenas de páginas con artículos diversos y vídeos variados que cada día me llegan a través de todas las redes sociales y pienso que nunca me servirán de nada, hay algunos que ¡oh sorpresa! en algún momento, sí son útiles y hacen que recupere la fe en todo ese tiempo que acostumbro a perder procrastinando por internet.

Así que me he propuesto hacer acopio de algunos de los que a mí me han quitado de algún aprieto y este es mi TOP 4

TOP 4: Flower Power

Imagina que te regalan un ramo de flores bestial en tamaño y cantidad. Perfecto, lo pongas donde lo pongas va a ser la caña. Es más, el único problema será encontrar un jarrón lo suficientemente grande para él. Pero, ¿y si sucede lo contrario? ¿y si te regalan (con mucho cariño, eso sí) cuatro florecillas enclenques y sin ningún tipo de atrezzo? Pues yo lo convertí en un centro floral de impresión gracias a este truco absolutamente absurdo pero que os aseguro que haría palidecer hasta al mismísimo Eduardo Manostijeras.

 

TOP 3: Debajo del mar…

Esto no sirve para nada. Mejor dicho, todavía no le he encontrado utilidad, porque personalmente a mi los collares de conchas me repatean. Pero -¡yo confieso!- desde que lo vi el pasado verano ya le hes demostrado a cuantos me han querido ver que tengo una técnica fantástica para agujerear las conchas sin que se rompan. Incluso reté al manitas de mi suegro a que era capaz de conseguirlo sin utilizar una broca y, evidentemente, gané. Ahora mismo te parece absurdo pero sé que este verano, tan pronto pises la playa, vas a coger la primera concha que encuentre y le vas a empezar a arriar con la cuchara de la merienda.

 

TOP 2: Con un par… 

Situación: Marido -¡cómo no!- intentando hacer una crema de canela con nada más y nada menos que doce yemas de huevo -Robin Food, me vengaré-. Le aconsejo ir separando las claras de las yemas en un recipiente pequeño, para no arruinar toda la mezcla si se le escapa alguna. Pero, aun así, y a pesar de que va muy bien, el último huevo consigue estamparlo entero en el cuenco -sin separar ná de ná-. Pánico, horror, rechinar de dientes… y ahí aparece la menda, toda chula, con una botella de plástico y… ¡voila! En un certero apretón consigue capturar la yema díscola. La operación ha sido rápida y limpia. Mi marido me hace la ola, mis hijas me hacen la ola y allá donde esté Mcgiver también me hace la ola.

 

TOP 1: 25 formas de ponerse un sombrero pañuelo

Y este es mi preferidísimo. Viviendo en Galicia se entiende que sea fan-muy-fan de todo tipo de pañuelos, pañoletas, fulares y bufandas. Consejos sobre cómo utilizarlos hay tropecientos en la red, pero, de todos, a mí las 25 propuestas de esta chica asiática son las que más me gustan. De hecho, podría verlo en bucle, porque me resulta hipnótico. ¡¡Está curradísimo!! Desde que lo vi soy una “fashionista” del pañuelo.

María L. Fernández
María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. Los primeros tres no los conocía y la verdad es que probablemente los use pero el de cómo ponerse el pañuelo… me encanta verlo y uso muchas de las propuestas.

  2. ¿25 maneras para un pañuelo? Sí que me va a cambiar la vida, sí, porque en la actualidad manejo 3: enrollao en el cuello y listo, enrollao y anudado delante, y tirado en el sillón de la entrada. 🙂

    A mí, lo confieso, me ha cabiado la vida en general el universo “tutoriales” (de tó: desde cómo hacerte smokey eyes -sí, los he mirado- a cómo retocar plantillas para el blog). ¡Gracias, intennnne!

  3. Dios mío! ponerme un pañuelo era lo único que hasta ahora podía hacer con cierta celeridad… ya nunca podré volver a ponerme un pañuelo sin dudar!! Es un mundo de posibilidades!!! Con lo fácil que era escoger sólo entre 3!! Acabas de destrozarme la vida, Merak! Jaajajajajjaja! XD

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.