Esos vídeos “chorras” que me cambiaron la vida…

5

internet-315799_1280

 

Bueeeeno, vaaaale… quizás cambiar la vida es un poco exagerado -que ya sabéis que una es un poco melodramática de serie-, pero sí es cierto que de entre las decenas de páginas con artículos diversos y vídeos variados que cada día me llegan a través de todas las redes sociales y pienso que nunca me servirán de nada, hay algunos que ¡oh sorpresa! en algún momento, sí son útiles y hacen que recupere la fe en todo ese tiempo que acostumbro a perder procrastinando por internet.

Así que me he propuesto hacer acopio de algunos de los que a mí me han quitado de algún aprieto y este es mi TOP 4

TOP 4: Flower Power

Imagina que te regalan un ramo de flores bestial en tamaño y cantidad. Perfecto, lo pongas donde lo pongas va a ser la caña. Es más, el único problema será encontrar un jarrón lo suficientemente grande para él. Pero, ¿y si sucede lo contrario? ¿y si te regalan (con mucho cariño, eso sí) cuatro florecillas enclenques y sin ningún tipo de atrezzo? Pues yo lo convertí en un centro floral de impresión gracias a este truco absolutamente absurdo pero que os aseguro que haría palidecer hasta al mismísimo Eduardo Manostijeras.

 

TOP 3: Debajo del mar…

Esto no sirve para nada. Mejor dicho, todavía no le he encontrado utilidad, porque personalmente a mi los collares de conchas me repatean. Pero -¡yo confieso!- desde que lo vi el pasado verano ya le hes demostrado a cuantos me han querido ver que tengo una técnica fantástica para agujerear las conchas sin que se rompan. Incluso reté al manitas de mi suegro a que era capaz de conseguirlo sin utilizar una broca y, evidentemente, gané. Ahora mismo te parece absurdo pero sé que este verano, tan pronto pises la playa, vas a coger la primera concha que encuentre y le vas a empezar a arriar con la cuchara de la merienda.

 

TOP 2: Con un par… 

Situación: Marido -¡cómo no!- intentando hacer una crema de canela con nada más y nada menos que doce yemas de huevo -Robin Food, me vengaré-. Le aconsejo ir separando las claras de las yemas en un recipiente pequeño, para no arruinar toda la mezcla si se le escapa alguna. Pero, aun así, y a pesar de que va muy bien, el último huevo consigue estamparlo entero en el cuenco -sin separar ná de ná-. Pánico, horror, rechinar de dientes… y ahí aparece la menda, toda chula, con una botella de plástico y… ¡voila! En un certero apretón consigue capturar la yema díscola. La operación ha sido rápida y limpia. Mi marido me hace la ola, mis hijas me hacen la ola y allá donde esté Mcgiver también me hace la ola.

 

TOP 1: 25 formas de ponerse un sombrero pañuelo

Y este es mi preferidísimo. Viviendo en Galicia se entiende que sea fan-muy-fan de todo tipo de pañuelos, pañoletas, fulares y bufandas. Consejos sobre cómo utilizarlos hay tropecientos en la red, pero, de todos, a mí las 25 propuestas de esta chica asiática son las que más me gustan. De hecho, podría verlo en bucle, porque me resulta hipnótico. ¡¡Está curradísimo!! Desde que lo vi soy una “fashionista” del pañuelo.

Comparte
Artículo anteriorMadres con capa de Superwoman – Día de las Enfermedades Raras
Artículo siguienteLa crianza y los packs

Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.

5 COMENTARIOS

  1. Los primeros tres no los conocía y la verdad es que probablemente los use pero el de cómo ponerse el pañuelo… me encanta verlo y uso muchas de las propuestas.

  2. ¿25 maneras para un pañuelo? Sí que me va a cambiar la vida, sí, porque en la actualidad manejo 3: enrollao en el cuello y listo, enrollao y anudado delante, y tirado en el sillón de la entrada. 🙂

    A mí, lo confieso, me ha cabiado la vida en general el universo “tutoriales” (de tó: desde cómo hacerte smokey eyes -sí, los he mirado- a cómo retocar plantillas para el blog). ¡Gracias, intennnne!

  3. Dios mío! ponerme un pañuelo era lo único que hasta ahora podía hacer con cierta celeridad… ya nunca podré volver a ponerme un pañuelo sin dudar!! Es un mundo de posibilidades!!! Con lo fácil que era escoger sólo entre 3!! Acabas de destrozarme la vida, Merak! Jaajajajajjaja! XD

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre