Soy carne de Whatsapp. Lo fui de los sms y cuando llegó el messenger, le hice un monumento. He probado Telegram, Hangout, Line y otros tropecientos sistemas de mensajería instantánea. Pero Whatsapp es el rey. Lo utilizo para trabajar, para...
Por Lucía, de Planeando Ser Padres A raíz del post publicado en esta misma revista con motivo del Día de la Mujer, en el que las autoras hacían exaltación de las ventajas de ser una fémina en estos días revueltos,...

¡Vive!

31
Ultimamente vivo rodeada de mujeres exitosas en muchos ámbitos de su vida. Fantásticas madres, abnegadas profesionales, emprendedoras entusiastas, trabajadoras incombustibles y unas luchadoras natas. La mayoría son interesantísimas, muchas resultan inspiradoras y, además, algunas son realmente excelentes -¡Qué digo...
El Día Internacional de la Mujer se viene conmemorando desde el año 1975 como un día para reivindicar y celebrar el hecho mismo de ser mujer, cada año bajo un lema diferente pero con igual ilusión. En la página web...
No, aquí el tema no es a qué huelen las flores ni las nubes. No se trata tampoco de sentirnos orgullosas por el hecho de haber nacido mujeres, ya que eso no tiene mucho mérito por nuestra parte :P De...
"¡Vaya novedad!", pensaréis. Ya sabemos que la publicidad nos engaña, que nos manipula, que nos crea necesidades nuevas... Pero hoy os quiero hablar de la publicidad que además de engañarnos, ¡se nos está riendo en la cara! Pensad en algún producto que...
Hace un par de semanas publiqué un post (a modo de desahogo) sobre los mitos que en muchas ocasiones tenemos que “soportar” los que trabajamos desde casa. Muchas os sentisteis identificadas y me comentabais que os faltaba una continuación, un post...
Escribo ya desde el cabreo preventivo. Normalmente, cuando tenemos una idea para un post, solemos "googlearla" por si ya se han hecho cosas parecidas.  Las blogueras somos así de precavidas. El caso es que al hacerlo hoy, he podido...
Cuando digo que trabajo desde casa mis interlocutores suelen reaccionar de tres formas: diciendo lo afortunada que soy y la suerte que tengo por poder hacerlo, porque se vive genial, haces lo que quieres y cuando quieres; otros, me miran...
Desde que me convertí en madre, a finales de 2009, el tiempo no pasa, ¡corre! O incluso me atrevería a decir que vuela. Y yo, ilusa de mi, me sigo viendo igual, pero igual que... ¿Cuándo? Pues me sigo...