Mis intros de series de televisión favoritas

0

Cada día siento que los productos audiovisuales de mayor calidad no están como hace años en el cine sino en las series de televisión; en casa cada día disfrutamos más con las series ¡y vemos un montón!

Una de las cosas de las que nos hemos dado cuenta es de que las intro de las series son en sí súper interesantes, pequeñas joyas en miniatura. Hace muchos años, en otra vida, coleccionaba sintonías de series de televisión #truestory. Ahora que salen series de televisión como setas sería muy complicado hacer lo mismo.

Todos tenemos en nuestra mente la sintonía y la cabecera de muchas series: si os digo Friends, rápidamente vuestra mente irá a la fuente y al sofá del Central Perk. Mis amigas tuvieron durante años la sintonía de Sexo en Nueva York en sus móviles. La música de Juego de tronos y sus espectaculares créditos son conocidos hasta por los que no soportan esa serie (como yo). O Mad Men, a la que nunca conseguí engancharme tiene unos títulos maravillosos y muy reconocibles.

Todos estos son fantásticos y son conocidísimos por todos. Hoy me apetecía dar un paseo por las intros de varias series de televisión que me encantan por distintos motivos.

Unbreakable Kimmy Schmidt (Netflix)

Mi hija y yo estamos viendo esta serie protagonizada por Ellie Kemper que es toda felicidad. Kimmy Schmidt se ha pasado 15 años en un búnker porque un reverendo la convenció a ella y a otras mujeres de que el fin del mundo había llegado. La serie nos gusta. No nos vuelve locas, pero nos gusta y a falta de otra cosa mejor la estamos viendo pero nos chifla la cancioncita de la intro que es la más pegadiza del mundo. Es un auténtico earworm que no os vais a poder sacar de la cabeza de ninguna manera.

Como curiosidad, en las imágenes de la cabecera podéis ver a Ellie Kemper y a Jane Krakovski de pequeñas.

The Politician

Esta serie de 2019 me la vi casi de una sentada. Me gustó mucho… y tal cual la vi la olvidé. Cuando estrenen la segunda temporada me va a tocar verla de nuevo porque no recuerdo nada. Eso sí, tiene una intro maravillosa, de esas que sí que dejan huella. Utilizan una canción de Sufjan Stevens publicada en 2005, Chicago, del álbum Illinois y visualmente es una maravilla. En esta intro podemos ver de qué está hecho el aspirante a político Payton: libros, notas, recuerdos, la familia, dinero e incluso un corazón bañado en alquitrán. Todo una metáfora.

Masters of Sex

Masters of Sex es una serie que no ha visto demasiada gente y no sé porqué ya que las primeras temporadas son maravillosas. Luego decae, pero las dos primeras temporadas son estupendísimas y merecen mucho la pena, especialmente por Lizzy Caplan que está estupenda. Pero sin duda no os podéis perder la intro porque es toda ella una gran broma. Son todo metáforas de las fases del acto sexual bastante descaradas… que acaban con el cigarrito de después.

The Good Fight

Cuando se acabó The Good Wife muchos nos quedamos huérfanos. La noticia de que iba a haber un spin off y que lo iba a protagonizar Diane (Christine Baranski) nos dejó un poco fríos, tal vez porque apostábamos por otros personajes ¡pero qué equivocados estábamos! The Good fight es incluso mejor que su predecesora y si no la habéis visto deberíais darle un voto de confianza. Eso sí, va a saco y no deja títere con cabeza, mostrándose abiertamente contraria a Trump.

Su cabecera sin duda es una de las más espectaculares de los últimos tiempos con un sinfín de cosas explotando sobre fondo negro, quizás un símbolo de que todo se va a la mierda.

Modern Love

Modern Love es una de las series que más he disfrutado este año pasado. Para algunos una moñada, para otros una maravilla, para mí básicamente ha sido una serie catártica con la que lloré lo que no está en los escritos. ¿Es puro algodón de azúcar? Mira, me da igual. A mí me encantó. Y punto.

La cabecera es pura bonitez. Imágenes antiguas de amor de todas las razas y edades que dan ganas de ir a darle un beso a alguien. Yo ya lloro antes de empezar.

Big Little Lies

Os voy a reconocer que me costó mucho animarme a ver esta serie precisamente por la sintonía. Me parece inquietante y me produce un poco de desazón. Pero cuando estaba viendo la serie no la pasaba nunca porque lo cierto es que es muy acertada ¡y he acabado cogiéndole cariño y todo!

La serie, maravillosa. Animaos a verla porque merece todo la pena.

Young Sheldon

El joven Sheldon es la precuela de The Big Bang Theory, una serie que ya tenía una intro muy reconocible. La de esta serie es cortita, pero tiene muchas cosas interesantes: por un lado recuerda a Walker Texas Ranger (algo hecho a propósito) y por otro en uno de los capítulos de cada temporada hacen un pequeño cambio. En la primera temporada sustituyen la vaca por lo que en Aragón se conoce como una capitana, o sea, las balas estas que corren por las calles por el lejano Oeste.

Succession

Succession tengo pendiente verla porque me quité HBO antes de poderme poner con ella (ups). Vi un capítulo y medio y la intro me pareció maravillosa, tanto como la serie, así que es uno de mis pendientes.

Orange is the new black

Me encanta esta intro que, como la de Kimmy Schmidt es de las más pegadizas que conozco. Fui gran fan de esta serie, especialmente en sus primeras temporadas y me encantaba la cabecera que está hecha con planos cortos de ojos y bocas de presas reales.

New Girl

La sintonía de New Girl cantada por la propia Zooey Deschanel (actual novia de uno de los hermanos Scott!!!) es tan naïf como ella misma y su personaje. New Girl es una serie bastante divertida y que merece la pena. Con el paso de las temporadas simplificaron la cabecera pero ésta es sin duda mi favorita.