Gel de higiene íntima, hidratante y lubricante vaginal, parecen lo mismo, pero no lo son  

Para salir de dudas y dejar atrás las confusiones que pueda haber sobre qué es un gel de higiene íntima, una hidratante o un lubricante vaginal, seguimos las recomendaciones y consejos de la ginecóloga Belén Gómez que nos va a enseñar a reconocer las diferencias entre unas y otras y sobre todo, y quizás lo más importante, a saber cuál debemos elegir en cada ocasión.

No es lo mismo sorber que soplar, como no es lo mismo una hidratante vaginal, un gel de higiene femenina o un lubricante y conviene saber las diferencias y cuando podemos o debemos usar uno u otro.

Si quieres o crees que necesitas saber un poco mejor de qué estamos hablando y cuándo es conveniente que las tengas a mano, no te despistes que empezamos con el repaso que estabas esperando aunque ni siquiera lo supieras.

Hidratantes vaginales

Empezamos por lo más obvio ¿qué objetivo tiene un producto hidratante? pues mantener la humedad más o menos constante, en este caso de la vagina para ayudar a su estabilización natural.

Las hidratantes vaginales se formulan para que el agua se retenga de manera natural en la mucosa de la vagina, es el producto que necesitan las mujeres que padecen de sequedad vaginal o picor vaginal siempre que no haya infección, cuando existe una carencia de estrógenos por culpa de la dichosa menopausia, por ejemplo.

Suelen utilizarse en torno a las tres veces por semana durante un periodo de tiempo determinado y siempre es recomendable comentarlo con tu ginecóloga.

Lubricantes vaginales

Se usan única y exclusivamente durante el coito, cuando se mantienen relaciones sexuales. Están pensados para un uso esporádico, tienen una base de silicona, agua o aceite y están formulados para mejorar la fricción y la sequedad evitando las posibles molestias que pudieran producirse.

Es muy probable que necesites de un lubricante vaginal ya que la sequedad o precisamente la falta de lubricación es una de las molestias más frecuentes y aunque no es una alteración grave sí puede ser muy incómoda por lo que es mejor tratarla como se merece.

Para evitarla o por lo menos suavizar sus incómodos efectos, es muy recomendable estar bien hidratada o lo que es lo mismo, no te olvides de beber agua cada día; toma alimentos ricos en vitaminas A, B y E y utiliza ropa interior adecuada, que permita la transpiración. Los salvaslips cuanto menos mejor y los tangas también.

Según señala la Dra. Belén Gómez hay que tener muy en cuenta que “la vagina es una mucosa que no está protegida por piel salvo en su parte externa, las mucosas están mucho más expuestas y son más vulnerables a las infecciones.”

Por cierto y por si no lo sabías, los lubricantes vaginales están muy recomendados para los entrenamientos de suelo pélvico y no solo cuando utilizas juguetes sexuales o prácticas sexo.

Geles de higiene íntima

Como se deduce de su propio nombre son productos para la limpieza específica de la zona que respetan el microbioma de la vagina, algo que no consiguen los geles de ducha corporales.

“Las duchas vaginales, si no las ha recomendado un ginecólogo, están completamente desaconsejadas” según señala la Dra. Belén Gómez.

En condiciones normales, el lavado de la zona es recomendable que sea diario aunque hay situaciones puntuales que pueden precisar de una mayor frecuencia como pueden ser: tras hacer deporte, después de mantener relaciones sexuales y si tenemos la menstruación, según señala la Dra. Belén Gómez.

En el mercado hay distintas marcas de geles de higiene íntima, la gama de productos de Chilly es una de las más conocidas por las usuarias y en palabras de la Dra. Gómez, este tipo de geles formulados específicamente “te ayudarán a mantener la salud vaginal y los niveles ideales del PH” en la zona.

Pilar Fonseca

Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior.
Me gusta escribir y comunicar.
Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos.
Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. […] Gel de higiene íntima, hidratante y lubricante vaginal, parecen lo mismo, pero no lo son. […]

  2. […] la importancia de la higiene para que no se desarrollen las ITS señala la importancia de “el lavado de la zona íntima una vez al día, aunque si hay relaciones sexuales hay que hacerlo antes y después” y sobre la […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.